Una adición de realidad

Nuestra realidad es una, y todo depende de la persona que la percibe o la revela. En primer lugar, nosotros revelamos sólo una pequeña parte de la realidad, este mundo. Entonces, mientras se amplían nuestras vasijas y se aumenta nuestra sensibilidad, sentimos una realidad cada vez más compleja y rica, llamado el Mundo Superior.

¿Cómo podemos elevar la percepción de una realidad superior? Después de todo, siempre estamos hablando no sólo de esto, sino de la persona que la recibe, la siente, la revela, y la alcanza. Entonces, ¿cómo podemos pasar del nivel de la persona común al nivel de una persona que alcanza?

La diferencia entre ambas, radica en la sensibilidad de ellas a su realidad. Si la percibimos solo por medio de las vasijas, cualidades y sentidos con los que nacimos, entonces estamos viviendo en nuestro mundo, y percibimos nuestra existencia dentro de él. Sin embargo, si dentro de nosotros desarrollamos una receptividad adicional, sentiremos “una adición de realidad”.

Los cabalistas dicen que podemos sentir esta adición si comenzamos a tratar nuestra realidad de una manera más sensible, de una manera especial. Esta es una actitud especial, esencialmente, la realización de la importancia y el respeto por el atributo de otorgamiento que existe en la realidad superior.

Y eso significa que debemos preocuparnos por una sola cosa: cómo podemos empezar a respetar el atributo de otorgamiento, ¿cómo podemos aumentar su importancia ante nuestros ojos? Esta es la razón por la cual los cabalistas escriben artículos, libros y cartas para nosotros, dándonos diferentes ejercicios y explicándonos la forma en la que debemos unirnos para que en virtud de los diversos esfuerzos, la realidad superior, es decir, el atributo de otorgamiento, sea muy importante para nosotros.

Sin embargo, el objetivo principal no es ni siquiera este, sino que nosotros veamos la importancia de la Fuente de esta cualidad, la Fuerza Superior, el Creador, la Raíz. Cuando la persona concede gran importancia a la Raíz, comienza a sentir los nuevos fenómenos. Y entonces entiende lo le pasaba antes, su historia.

Resulta que a lo largo de toda su vida, en cada momento el Creador construyó este proceso para ella y la persona siempre progresaba adecuadamente hacia el alcance espiritual, hacia el desarrollo de nuevas sensaciones. Esta es la única cosa que estaba haciendo, aunque ella no lo sabía.

Y ahora, en el punto presente, tengo que entender que hasta este momento, todo fue llevado a cabo por el Creador, y tengo que estar agradecido con Él por el buen desarrollo y los impulsos para seguir adelante. Pero de ahora en adelante, todo depende de mí.

Sabemos que aspiramos a avanzar correctamente cuando en realidad vemos que en el pasado, el Creador constantemente nos empujó hacia adelante en la dirección correcta. Y ahora, en cada momento, estamos en el estado de la elección.

(71884 – De la Convención Arvut en la Aravá del 24 de Febrero del 2012, Lección # 5)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta