Una persona poco atractiva pero encantadora

Pregunta: La persona tiende a compensar sus deficiencias. Por ejemplo, cada locutor de radio tiene algún defecto en el habla, gente con un aspecto ordinario emprende una carrera en la televisión, y así sucesivamente. ¿Esto también se aplican a las personas que trabajan dentro del sistema de educación integral? ¿Tratarán de hacer ellos las compensaciones, o tal vez, traerán todo de manera integral hacia el equilibrio?

Respuesta: No, en primer lugar, vemos que la apariencia no hace ninguna diferencia. Entre nuestros instructores, muy a menudo vemos personas que no son atractivas, ni agradables ni bien parecidas. Incluso me atrevería a decir que sus costumbres son demasiado simples.

Sin embargo, cuando un hombre se dedica al trabajo interno, esto no lo repele. Él comienza, si no les gusta, entonces por lo menos lo aceptan de una manera suave, como si se trata de alguien cercano a él. Incluso ve en esto algún encanto. Esto es lo que sucede.

Lo mismo se aplica a las mujeres. Si surge de manera sincera, todo lo demás lo arregla por el camino.

(72551 – De la “Charla sobre educación integral” # 12 del 16 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

Un hombre y una mujer: dos factores para el éxito
El retorno a la naturaleza
Un juego es una oportunidad para la autoexpresión

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: