¿Acerca de qué debemos hablar en la Convención?

Pregunta: Vemos una gran cantidad de caras en la convención, mucha gente nueva. ¿De qué debemos hablar y de qué no?

Respuesta: ¿Qué quieres decir con “una gran cantidad de caras, muchas personas nuevas”? ¿Estoy realmente interesado en la forma en la que se ve la persona, o si es joven o vieja?

El alma no tiene edad. El alma no tiene forma. El alma es el atributo de otorgamiento. ¡Si es así, yo no miro otra cosa! Es por eso que no observo ni recuerdo a la gente, no recuerdo sus nombres porque estoy interesado sólo en los campos internos de ellas, que resuenan por todos los rincones, que emanan, pero no en su aspecto o en sus nombres. ¿Cuál es la diferencia?

Pregunta: Con el fin de generar este campo, ¿De qué debemos hablar o no hablar?

Respuesta: Debes hablar sólo de la meta, sólo sobre el tema de la convención, sólo de mantener la grandeza de la meta, sólo de lo positivo, y de ninguna manera sobre lo negativo, eso es lo que Rabash escribe en sus artículos.

Una convención no es lugar para hacer cálculos. Nosotros hacemos todo esto antes de la convención, tomen de mí el ejemplo.

Es decir: La convención está empezando, y dejamos de lado todos los problemas, ese es el pasado, y nosotros ahora debemos elevarnos por encima de él. Todas nuestras cualidades negativas, propiedades, conexiones y contradicciones entre nosotros, todo eso se deja abajo. Ahora nos elevamos por encima de ellas y hablamos sólo de la unificación, de la necesidad, de lo que logramos en virtud de la unidad, de cuán  imposible es alcanzarla de otra manera, de cuan imposible es alcanzarla por nosotros  mismos, y por lo tanto, de la necesidad de la Luz superior.

Todo nuestro trabajo es, precisamente, para que nos demos cuenta de que no podemos lograr nada por nosotros mismos. Pero esto sucede después de realizar un cierto número de esfuerzos conjuntos y ver que no somos capaces de hacer esto. Y entonces la fuerza superior se revelará en esta enorme frustración y en este  gran deseo, y llevará a cabo la corrección sobre nosotros, revelando al Creador dentro de nosotros.

Pregunta: ¿Qué debo hacer si durante un taller un amigo habla demasiado o no habla en absoluto? ¿Cómo me relaciono correctamente con esto?

Respuesta: Si no habla, tratar de animarlo, de abrazarlo, o de involucrarlo en una conversación para que participe de alguna manera en una discusión, para que “rompa” la falta de contacto, y haga contacto de alguna manera.

Si un amigo habla mucho, es necesario limitarlo, porque todos deben hablar, es decir, el número máximo de personas debe hablar durante 2 o 3 minutos. Él puede decir un par de frases, pero debe pensarlas con anticipación. El las “lanza”, y se le da el micrófono a la persona siguiente.

(76360 – De una conferencia sobre el Día mundial de unidad, “Preparación para el Congreso”, del 4/22/2012)

Material relacionado:
Que es el alma
El alma no tiene edad

La meta de la unión entre nosotros

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta