Búsqueda Espiritual

Pregunta: Hay personas en el mundo que siguen el llamando de sus corazones. Ellos están inmersos completamente en su objetivo y viven sólo para ellos. ¿Poseen estas personas un órgano sensorial y espiritual y necesitan la Cabalá?

Respuesta: La Cabalá se originó en la antigua Babilonia, cuando ésta estaba inmersa en la misma crisis que tenemos hoy y su gente perdido el sentido de dirección en sus vidas. De repente ellos sintieron que el egoísmo los confinaba dentro de la existencia animal. Entonces ellos revelaron este método de alcance de la fuerza  superior.

La Cabalá es necesaria sólo para aquellos que se encuentran en una crisis interna profunda y que cuestionan el sentido de la vida.

En general, la pregunta sobre el significado de la vida surge en muchas personas por diferentes razones. Si yo por ejemplo, perdí dinero en el juego, o en el mercado de acciones, o algo así me ocurrió, también pienso en el significado de la vida. Pero esta pregunta surge en mí como resultado de un “menos” (-), es decir, como resultado del sufrimiento y de una pérdida en nuestro mundo. En este caso, la gente no aspira a elevarse, esto no les interesa.

Tenemos que entender claramente porque llega la gente a nosotros. Tú puedes aclarar eso con cualquier psicólogo o incluso de forma independiente.

Supongamos que la persona lo tiene todo: un coche, una casa, una familia y un trabajo. Si esta persona ha perdido algo en esta vida (uno menos -), él o ella también se cuestionan el sentido de la vida: “¿Para qué vivir si lo he perdido?” Pero ésta no es una aspiración elevada, hacia adelante. Si le das a esa persona un “más” (+) en lugar de un “menos” (-), éste será suficiente para satisfacerlo a él o a ella.

 

Las personas como esta no necesitan algo espiritual, algo más elevado. Lo que habla en ellas no es un humano más elevado que un animal, sino un nivel animado ordinario: El sol brilla, la hierba está creciendo, y todo está bien en la tierra.

Para la persona que cuestiona el sentido de la vida todo esto es como si dejara de existir. Todo esto no tiene ningún valor, no significa nada, porque todo comienza y termina. La vida misma no da específicamente nada, no hay nada especialmente valioso en ella, excepto por el hecho de que yo recibo, nada más sucede, y al final, simplemente vivo como una bestia.

La persona que piensa de esta manera y comienza a cuestionar el significado de la vida está cuestionando algo diferente, algo que se dirige hacia arriba, por encima de mi existencia bestial, la razón por la cual es tan limitada en los años de su vida, en las habilidades, y en los menos que le permiten tener la paz de su mente. “¿Qué hay por encima de ese menos (-), para que sirve todo esto?” Dependiendo del nivel del cual se origine esta pregunta, esta persona llega al misticismo o a cualquier otro lugar.

El deseo está en constante desarrollo dentro de nosotros. Este es el desarrollo de la pregunta acerca del sentido de la vida, de acuerdo a los cinco niveles graduales del deseo: 0, 1, 2, 3 y 4.

Si la persona está en el nivel preliminar de desarrollo, ella se satisfará con diferentes filosofías. Si se trata del siguiente nivel, entonces es la psicología. Estas personas a menudo se vuelven poetas, escritores, filósofos, y psicólogos. Hay un nivel de desarrollo en el que la persona se atrae a algunas acciones, a las diferentes prácticas psicológicas: “bailaremos o estaremos sentado en posición de loto, estaremos respirando o sin respirar, es decir, comenzaremos a alcanzar las sustancias superiores a través del cuerpo”.

Esto también está relacionado con la búsqueda. Si la persona está en un nivel como éste, hará yoga, otras prácticas diversas, y éstas lo satisfarán. Tú no puedes probarle nada a ella. Este es el nivel de sus conocimientos, logros, y sensaciones, este es el nivel de cuestionamiento que surge en ellos ahora. En parte, las diversas religiones también están aquí. Estas tienen la intención de tranquilizar, de mantener el equilibrio, y de dar esperanza.

En el siguiente nivel, la persona ya no puede satisfacerse con diversos ejercicios físicos, gimnasia respiratoria, etc. Ella siente que esto no le da nada. Después de todo, esto tiene que ver con el cuerpo que se esfuerza para sentirse cómodo. “¿Que sucede si comienzo a meditar?” Y ella empieza a meditar con algunas letras o símbolos. Esto ya es algo más abstracto, aunque tampoco va más allá de su marco psicológico.

Finalmente, en el último nivel de desarrollo, surge la pregunta dentro del hombre: “¿Hay algo que exista por fuera de mí mismo si yo me anulo totalmente? ¿Existe algún método que me ayude a librarme de mi “yo” actual? Quiero percibir el mundo por fuera de mí mismo”. Estas personas vienen a nosotros.

¿Qué significa “por fuera de mí mismo”? Esto significa la percepción del mundo, no dentro de mí, no a través de mis cinco sentidos de vista, oído, olfato, gusto y tacto. Estas sensaciones nos penetran, se suman, y de esta manera sentimos el mundo dentro de nosotros mismos, de acuerdo a un programa determinado dentro de nosotros.

En la pantalla situada en la parte posterior del cerebro, la suma de todas estas sensaciones pintan ante nosotros una imagen del mundo en una determinada proporción: Nosotros recibimos más del 90% de esta imagen a través de nuestra vista, entre 7 y 8% a través de nuestra oído, y el resto a través de nuestro olfato, tacto y gusto. ¡Así es!

Esto significa que el programa está cambiando dentro de mí, los deseos cambian, y, en consecuencia, yo recibo una sensación de un mundo diferente. Como si se moviera, como si hiciera algo dentro de mí. Pero, ¿cómo puedo salir de mí mismo y comenzar a sentir el universo en su totalidad?

Los últimos estudios científicos dicen que sólo un campo, una fuerza, y nada más existe a nuestro alrededor, sólo una fuerza y ​​nada además de ella. Por lo tanto, lo que aparece dentro de mí, en mí, y lo que investigamos ahora, todo esto tengo que verlo como mi relación con esta fuerza. Yo no tengo otra oportunidad para revelarla, sólo a través de las impresiones que recibo.

Es decir, tengo que analizar constantemente que todo lo que sucede dentro de mí, tanto un más (+) como un menos (-), todo proviene de una sola fuerza. Si me dirijo constantemente a ella de esta manera, entonces, incluso a través de mi percepción presente, comienzo a sintonizarme con esta fuerza y ​​a sentirla cada vez más. En consecuencia, después de alcanzar tal estado en el que dentro de mí reciba un sensor adicional, yo comienzo a sentir esa misma fuerza.

Empiezo a revelarla, y precisamente a través de su influencia opuesta, yo siento el infinito, la perfección. Esta me confunde a propósito y me da varios obstáculos para que a través de ellos pueda aferrarme a ella. De esta manera me elevo por encima de mi animal.

En el nivel animado, se me dan sensaciones a propósito de las diversas influencias negativas, para que pueda elevarme por encima de ellas y sienta esa fuerza. De esto se compone todo el método. Y el grupo, los estudios, la difusión, y todo lo demás, son sólo para ayudarme a alcanzar la meta.

(73904 – De la Convención en Vilna del 24 de Marzo del 2012, Lección 3)

Material Relacionado:

La nueva vida del internet
Evolución de los deseos
Navegando hacia el futuro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: