Cada uno tiene su lugar en la convención

Pregunta: En las convenciones, especialmente en América, hay personas que permanecen a un lado y no se conectan fácilmente. Es más, ya que saben de antemano que pasarán días recostados sobre la pared, algunas veces esto los disuade de venir a la convención ¿Qué sugiere usted que hagan? ¿Cómo podemos ayudarlos?

Respuesta: Definitivamente sugiero que vengan y se incluyan en la multitud tanto como puedan. Como está escrito: “Educa a un niño de acuerdo a su forma de ser”. Las personas que encuentran difícil conectarse en un círculo se descubrirán entre ellos. Ellos pueden formar su propio círculo, y dentro de este, puede haber alguien que los sacuda un poco.

No se opongan a la convención y no se fuercen a sí mismos. Cada uno tiene un lugar ahí. Después de todo, somos todos diferentes, y hay personas que no pueden conectarse con otros. Se sientan a un lado y escuchan, absortos en sus propios pensamientos. O al contrario, existen aquellos que hacen demasiado ruido. Esas personas aún no sienten dónde están y en qué están incluidos. Su ritmo interno no está sincronizado aún con todos los demás, y su euforia o su introversión los está controlando.

La mayoría de nuestros amigos ya conocen y entienden el método. Están trabajando en el avance de una manera más o menos metódica y están experimentando ascensos y descensos. Si la persona ya entiende que está separada del flujo general dirigido hacia la meta de la creación, es especialmente importante que ella venga porque es una señal de que por el momento, está pasando por etapas especiales de preparación. La influencia del entorno la ayudará a pasar por ello. Les recomiendo ampliamente que se registren.

En general, existen personas especiales con chispas especiales. Así es como fueron creadas, y no es un asunto de heroísmo o debilidad. Lo principal es que te des cuenta de lo que hay tu interior. Sólo realiza el papel que la naturaleza te ha entregado, y eventualmente, si cada uno realiza sus esfuerzos especiales y únicos, todos llegaremos a ser iguales, sin rastro alguno de las diferencias previas.

En última instancia, cada uno hace un trabajo equivalente. Simplemente aún no entendemos cuán perfecto es el sistema general.

Pero en el camino, existen diferencias entre nosotros. Algunas personas tienen trabajos especiales; es como si tuvieran su propia historia, su propio desarrollo. En correspondencia, deben ser tratadas de forma diferente. Ellas lucen diferentes de los otros, y sus subidas y bajadas son diferentes. Actúan diferente en el exterior y pasan por estados internos diferentes, en contraste con cualquier lógica de nuestro mundo.

Similarmente, en la comunidad científica y filosófica, existen genios excepcionales. Un número bastante reducido de personas ha demostrado atributos excepcionales. En nuestro caso, es incluso más notorio. Sin embargo, es aun más importante que esas personas estén en la sociedad porque en relación a ellos, somos como la humanidad en relación a nosotros.

Las chispas en el corazón están divididas en dos partes: GE (Galgalta ve Eynaim) y AHP (Awzen, Jotem, Pé). Aquellos de nosotros que pertenecen a GE son especiales. Algunas veces, ellos sienten una fuerte aversión hacia la sociedad, pero es muy importante que ellos vengan a las convenciones, incluso si no sienten la necesidad de mezclarse con los amigos, considerándolos como la humanidad. Aun así esto es esencial.

(75970 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de Abril del 2012, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Absorbiendo los materiales de la convención
Un hombre y una mujer como rasgos de la naturaleza
El significado de la lección matinal

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta