Debemos preferir la interioridad

Baal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar“, ítem 71: Cada uno de nosotros, de aquellos que permanecemos, debe asumir, con su corazón y alma, a partir de ahora intensificar la interioridad de la Torá, y darle el lugar que le corresponde, de acuerdo a su mérito por encima de la exterioridad de la Torá.

Y entonces, todos y cada uno de nosotros seremos recompensados con la intensificación de su propia internalidad, es decir Israel en nosotros, que son las necesidades del alma por encima de nuestra propia externalidad, que son las naciones del mundo en nosotros, es decir, las necesidades del cuerpo. Esa fuerza vendrá a todo Israel, hasta que las naciones del mundo dentro de nosotros reconozcan y admita el mérito de los grandes sabios de Israel sobre ellas, y los escuchen y los obedezcan.

Además, la internalidad de las naciones del mundo, los justos de las naciones del mundo, superará y someterá su externalidad, que son los destructores. Y la internalidad del mundo, también, que es Israel, se elevará en todo su mérito y virtud sobre la externalidad del mundo, que son las naciones. Entonces, todas las naciones del mundo reconocerán y admitirán el mérito de Israel sobre ellas. Y seguirán las palabras (Isaías 14, 2), “Y las personas los tomarán, y los llevarán a su lugar: y la casa de Israel los poseerá en la tierra del Señor”. Y además (Isaías 49, 22), “Y llevarán a tus hijos en sus brazos, y tus hijas serán llevadas sobre sus hombros”.

En cada nivel, todo depende de la correlación entre la internalidad y la externalidad y los niveles superiores determinan lo que sucederá en los niveles inferiores. Entonces cada uno de nosotros, es decir cualquiera que esté estudiando la sabiduría de la Cabalá y que pertenezca a “Israel”, es decir, a la categoría que aspira directo al Creador (Yashar El), determina cómo se desarrollarán las cosas al preferir la internalidad a la externalidad, al colocar el avance espiritual, el amor, la conexión, y el otorgamiento por encima de la parte externa en él, la cual está basada en el interés propio, en el éxito, el honor, un deseo de controlar a otros, etc. Este conflicto interno dentro de cada uno de nosotros y la manera en que se expresa en el grupo, determina hacia dónde va el mundo.

Pero si todo depende de nosotros, ¿para qué necesitamos la diseminación? El punto es que hoy todo el mundo necesita examinar la relación entre la internalidad y la externalidad. En cada grado, en cada nivel, cada uno debe tomar una decisión con respecto a esto y preferir la unificación, con el fin de unírsenos. Entonces “las naciones del mundo”, nuestros deseos egoístas soportarán la parte altruista que lleva al mundo hacia adelante.

Entonces, como ya hemos dicho, todo depende de la correlación entre la internalidad y la externalidad, entre el avance espiritual y los intereses corporales. Entonces una gran pregunta es: ¿Qué podemos hacer para que no haya más desastres? Tan difícil como puede parecer, debemos aceptar lo que dice Baal HaSulam: “No hay nadie más aparte de Él”, y “la ley está establecida y no puede ser transgredida”, y nadie puede influir en el avance del mundo, excepto aquellos que tienen acceso a la Luz que Reforma.

Entonces tenemos que admitir que somos responsables por las aflicciones del mundo y por los problemas que experimentamos. Esto es lo que dice Baal HaSulam: ya que Israel prefirió la externalidad por encima de la internalidad y no abrió la sabiduría de la Cabalá en el momento correcto, hasta este grado convocaron el holocausto sobre ellos…

(75749 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 19 de Abril del 2012, Día conmemorativo del Holocausto)

Material Relacionado:

Israel interno y externo
Un ángel escarbando la basura
Plántate en tierra fértil y crecerás

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: