El mañana comienza hoy

El tiempo, el movimiento y el espacio, no existen. Somos nosotros quienes en nuestra conciencia, llamamos a nuestra percepción de algunos parámetros como años o tiempo, mientras que otros parámetros los llamamos movimiento y espacio. De acuerdo con esto vemos cierta imagen.

Sin embargo, no existen billones de años fuera de nosotros. Si tú preguntas si hubo un “ayer,” es necesario averiguar qué significa “ayer” o hace miles de años. ¿Qué significa “fue”? es ahora que sentimos estos estados y los llamamos “ayer,” “antier,” o “mañana.” Pero si separamos de esto el punto del “yo que percibe”, no quedará nada.

Nosotros nos preocupamos sólo de cómo salir esta ilusión. Estamos absolutamente confundidos y no hay necesidad de discutir lo que está pasando. Nosotros sólo necesitamos buscar como elevarnos por encima de esta sensación y entendimiento material, y entonces veremos y entenderemos la verdad y seremos capaces de juzgar nuestro estado. Pero mientras aún estemos dentro de esto, no seremos capaces de juzgar; es absolutamente inútil.

Comenzamos con esta realidad porque debemos corregirnos a nosotros mismos mientras estamos en ella. Dirigiéndome a ti, yo esencialmente me corrijo a mí mismo. Existe cierto tipo de imagen de ti que parece separada y hasta opuesta a mí. Pero en realidad, es mi parte inseparable y tengo que corregirla. Veo todas mis partes como aparentemente externas; esto es llamado la ruptura. Y tan pronto como yo me corrijo a mí mismo, todas ellas se conectan.

Y aun en el primer grado, obtendré una imagen corregida del tiempo, movimiento y espacio, porque una dimensión más alta aparecerá dentro de mí. Comenzaré a sentir lo que las cualidades espirituales significan; hasta cierta grado, comenzaré a sentir lo que son las cualidades espirituales, las tres coordenadas espaciales, y el tiempo. Aprenderé que el tiempo es una cadena de causas y efectos sin intervalos que surge de acciones mecánicas.

Hay en nosotros un concepto de espiritualidad que está creando el tiempo para nosotros y definiendo su velocidad mediante nuestras correcciones. Nosotros no medimos el tiempo por la rotación de algunos planetas materiales alrededor unos de otros por días, meses o años. ¿Define la rotación de un cuerpo cósmico alrededor de otro el concepto de tiempo de acuerdo al que vivo? ¿Tengo que vivir en concordancia con el espacio, rocas moviéndose unas en relación a otras?

No existe el tiempo en el mundo espiritual. Todas y cada una de las acciones suceden justo una después de otra: Llevas a cabo una acción, causa una vibración, la siguiente acción, una vibración más, sin retardos entre ellas. No tomamos en consideración cómo la Tierra, la Luna, o el Sol rotan en ese momento.

La raíz del problema es que aún no sentimos el tiempo espiritual. Pero en el momento que entremos a la espiritualidad aun en el primer grado, comenzaremos a percibir el mundo en categorías nuevas. Esto no será una ilusión, sino una sensación real.

De la misma manera en que sentimos este mundo alrededor de nosotros en nuestra percepción interna, obtendremos una imagen adicional que nos dará nuevas definiciones. Hasta el final de la corrección, estaremos viviendo en dos dimensiones: en la dimensión de este mundo y en una dimensión adicional del mundo espiritual. Después de todo, hasta que estemos totalmente corregidos, alguna parte del nivel más bajo de este mundo permanecerá en nosotros cada vez. Estaremos revelando y extrayendo de este “Egipto” algunas nuevas cualidades y corrigiéndolas.

(75190 De la 4ta parte de la Lección Diaria de Cabalá 11 de abril del 2012, La Puerta de las Intenciones)

Material relacionado:

Sólo la Luz Superior puede cambiar nuestro destino
Manteniendo la dirección hacia el Creador
¡Arregla mi alma!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta