El período del crecimiento juvenil

Solamente debido a la Luz que Reforma nosotros podemos alcanzar la corrección de “Shovavim” (el pecado de la juventud). Sin duda, al principio una persona es como un niño pequeño que no conoce lo que le está sucediendo. Es como si a un bebé se le dieran monedas de oro para jugar y no entiende su verdadero valor. Él está corriendo de esquina a esquina sin controlar sus acciones y sin entender su objetivo.

Sin embargo, este es un muy buen período que puede ser utilizado efectivamente para nuestro avance si nosotros lo recordamos y confiamos en el entorno y el consejo del maestro. Es en esta manera que nosotros podremos ahorrar mucho tiempo porque la velocidad del avance en este “estado de juventud” es enorme.

Este es similar al rápido desarrollo de un bebé, en el se producen cambios muy significativos durante los primeros meses de su vida. Y cuanto más crece él más lentamente él cambia hasta que alcanza la edad de 10 cuando para él un mes no es muy diferente a otro.

Es por eso que el período de juventud en el camino espiritual de un hombre es muy efectivo y un período intenso de desarrollo. Y la clave aquí es el entorno porque este tiene su mayor impacto sobre una persona precisamente en la “infancia”, cuando él está listo para absorber todo del entorno y los cambios internos ocurren en él con gran velocidad.

Cuanto más una persona exige a su entorno, y cuanto más poderosamente el entorno influye en él y puede responder a todas sus preguntas y a su necesidad de cambio, más rápido puede avanzar.

(75596 De la primera parte de la Lección diaria de Cabalá 18 de abril del 2012, Escritos de Baal HaSulam)

Material relacionado:

Las vestiduras luminosas del alma
¿Dónde encontrar la Luz Superior?
La labor del maestro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta