En el rol de conectores

Pregunta: Usted dice que los deseos de las masas deberían estar en primer lugar y no nuestras propias aspiraciones espirituales. Pero hoy en día estoy preocupado por mi avance y esta es la razón por la cual disemino. ¿Cómo puedo realizar esta transición interna?

Respuesta: Yo tengo que entender que todo lo que me ocurra dependerá de los otros, a la medida los llevo hacia la fuente. Para hacer esto, tengo que acercarlos a mí, y entonces ellos me proveerán con la carencia correcta con el fin de dirigirme al Creador. Es por esto que ellos de pronto son importantes para mí.

Después descubro que ellos son mis partes y entonces descubro que ellos, de hecho, son las partes de mi alma. La necesidad del “yo” desaparece totalmente: que se queme, yo sólo quiero proveer para ellos, esto es lo más importante. La auto conciencia previa desaparece: Mi parte superior pertenece al Creador, y parte inferior pertenece a los seres creador, y yo estoy en medio, en el neutral tercio medio de Tifferet que existe sólo con el fin de conectar las dos mitades. No tenemos que hacer nada con esto.

Pregunta: Entonces se deduce que cuando nos conectamos con las masas con el fin de absorber sus deseos y servirles, hacemos el trabajo entre nosotros y recibimos la respuesta de algún lugar Arriba. Este es un sistema bastante complicado…

Respuesta: El sistema es simple: Arriba es el mas (+) y abajo es el menos (-), y tú permites la entrada en el medio y abres el camino.

Esto puede dibujarse de otra manera, como un ventilador. A la izquierda hay una presión positiva (P+), a la derecha hay una presión negativa (P-) y tú determinas qué saldrá. Por una lado hay una nación, por otro lado está la Luz, y en el medio, Bnei Baruj (BB).

Es exactamente de esta forma cómo está construida la naturaleza. Este sistema es normal y natural. Describámoslo en términos cabalísticos. Arriba hay Keter y Jojma, y en medio está Bina divida en GE (Galgalta ve Eynaim) y AHP (Ozen, Jotem, Peh). En medio está ZON (Zeir Anpin y Nukva). En la parte de abajo hasta la mitad de Bina existe el sistema del Creador, y abajo están los inferiores, y entre ellos está Bnei Baruj. Todo es lo mismo: Por encima hay un mas (+), por debajo hay un menos (-), tú estás entre ellos, y el grifo está en tus manos.

Este es nuestro trabajo. Nos conectamos en el grupo con el fin de corresponder a la Luz, y debajo construimos el sistema de diseminación que transmite a los demás el mensaje de amor y unidad. Es así como nos conectamos con las personas con el fin de darle contento al Creador.

(74641 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 6 de abril del 2012, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

El alma es la unidad de la oscuridad y la luz
El mal vestido de bien
El director ejecutivo del creador que gobierna toda la creación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: