Hacia una convivencia pacífica

Vivimos en un mundo que se ha vuelto integral. La interconexión de todos los países y los estados lo demuestra.

Hoy en día, no tenemos que ir a la guerra unos con otros. Es suficiente romper la conexión de un país con otro y este cae. Si prohíbes la importación y exportación de bienes, no será capaz existir. Esta es la medida en la que estamos interconectados.

Resulta que tenemos que aprender a convivir unos con otros. Dado que estamos interconectados, no podemos existir en continua oposición unos con otros como los miembros de una familia que luchan constantemente, pero viven bajo el mismo techo. Tenemos que hacer algo al respecto.

Es por ello que debemos tener formación para los adultos. No es simplemente formación, sino que debemos crear sistemas de interconexión y comunicación, completamente diferentes entre las naciones y entre las organizaciones, fundamentalmente entre todos. La naturaleza nos exige que seamos integrales y que estemos incluidos. Este es precisamente el estado que nuestra sociedad tiene que alcanzar.

Hoy en día, más de diez mil científicos están estudiando las interacciones integrales. Hemos acumulado una gran base de datos que está disponible para cualquier persona. Hemos establecido una relación con muchas organizaciones que estudian este fenómeno. Esto no se debe a que queramos hacerlo simplemente, sino porque el proceso natural del desarrollo humano nos ha traído hasta este punto.

(74236 – De una lectura en la Universidad de Šiauliai, Lituania del 22 de Marzo del 2012)

Material Relacionado:

El deseo del sistema integral
Esa estrepitosa palabra naturaleza
La conexión global un problema o un nuevo  estado de existencia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: