Incrementa el volumen del punto en el corazón

Pregunta: Usted ha dicho que debemos observar al mundo a través del prisma del grupo. En otras palabras, cualquier cosa que nos suceda en la vida corporal tiene que recordarnos que debemos regresar al pensamiento acerca de los amigos y del grado de unidad entre nosotros ¿Hemos entendido correctamente que todo lo que sucede es sólo un recordatorio? ¿Es este el prisma del grupo?

Respuesta: No hay ningún recordatorio aquí. Tú existes en un enorme mundo infinito integral. El Creador no creó nada excepto el mundo del Infinito. Todo lo que existe en nuestro entendimiento y sensaciones, aparte del mundo del Infinito, es una percepción parcial del mismo mundo del Infinito.

Recibimos la gran Luz Circundante (Ohr Makif), la Luz de corrección, según nuestro grado de habilidad para tirar de nosotros mismos hacia la percepción del mundo integral. En otras palabras, debemos tratar de estar más cercanos a este, tratar de sentirlo como una Luz general, eterna, perfecta, de la manera en que es en realidad, y no de la manera en que lo imaginamos. Nosotros evocamos la iluminación del grado superior sobre nosotros según el grado de nuestros esfuerzos, y así crecemos.

Hemos llegado ahora a un estado en el que somos capaces de observar al mundo y de comenzar a percibirlo como un todo único, y de percibirnos a nosotros como aquellos que lo revelan. Esto es necesario.

¿Por qué necesitamos un grupo? Nuestro Kli (deseo) común se fragmentó sólo con el fin de que comenzáramos a unirlo con nuestros propios esfuerzos. Esos esfuerzos evocan la Luz Circundante. Por una parte, la Luz Circundante incrementa la sensación de nuestra individualidad, es decir que crece nuestro egoísmo (la línea izquierda). Pero por otra parte la Luz nos da la sensación de unidad, la revelación de la cualidad de otorgamiento (el lado derecho, la línea derecha).

Cuando no estamos en el mundo del Infinito, sino en los 125 grados por debajo de este, al tirar de nosotros mismos hacia este, por la fuerza, como en una barra para ejercitarte, según el grado de nuestra aspiración, atraemos hacia nosotros la Luz superior del mismo mundo del Infinito. Esta Luz incrementa tanto el egoísmo, como la cualidad de otorgamiento, dos cualidades opuestas.

De esta manera revelas que el mundo del Infinito es 620 veces más grande en su poder que el anterior. Si antes estabas en el nivel más bajo, en el nivel cero, después al alcanzar el grado 125 te incrementas 620 veces. Alcanzas todas las Luces de Nefesh, Ruaj, Neshamá, Jaya, y Yejidá, te elevas de Maljut a Zeir Anpin, Bina y Jojma hacia Keter, y así llegas al estado del Infinito desde nuestro mundo.

Todas esas sensaciones no son físicas; están dentro de ti. Es como si estuvieras expandiendo un órgano sensorial dentro de ti, el cual inicialmente es sólo un punto, y es por esto que es llamado el punto en el corazón, en el cual no eres capaz de sentir nada. Gradualmente lo expandes usando dos líneas opuestas: una línea de recepción y una línea de otorgamiento, los deseos de disfrutar y las intenciones de otorgar.

Tú creces al ascender esos grados, según la medida de tu intención de otorgar y de tu deseo. Entonces, todo depende de nuestra presión, de tu aspiración hacia el próximo y siempre más grande grado.

 (75484)

Del Kab.tv de “Fundamentos de la Sociedad Integral” del 2/26/12

Material Relacionado:
Cómo saber si uno tiene el punto en el corazón
Las señales del progreso espiritual
Revela, corrige, llena

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta