La construcción mágica de las piezas del alma

Nosotros existimos como partes de un sistema, de manera similar a los elementos de un sistema electrónico. Por lo tanto, todo lo que nos ocurre se ajusta sólo a la forma que alcanza todo el sistema al final de la corrección.

Se nos dice: “El marginado no será apartado de Mí” y “Todo vuelve a su raíz”. Todo vuelve a su raíz, y todos juntos regresaremos a nuestra raíz general. Pero nosotros queremos acortar el camino, alcanzar la meta acelerando el tiempo (Ajishena), aquí y ahora rápidamente, entender y sentir lo que estamos haciendo tanto como sea posible, con el fin de realizar aquellas acciones de otorgamiento de forma consciente, con entendimiento, y no avanzar por el camino del sufrimiento (Beitó, o en su tiempo)

Existen dos problemas. Por una parte, yo tengo que estar de acuerdo en realizar las acciones de otorgamiento. Por otro lado, tengo que entender que debería calcular y preparar estas acciones altruistas. Estos dos tipos de trabajo son llamados “el trabajo en la mente” y “el trabajo en el corazón”, y ambos son opuestos a la naturaleza.

Por consiguiente, damos lo mejor de nosotros para organizar el sistema correcto a nuestro alrededor, como si estuviéramos conectados, como si nos amáramos los unos a los otros, como si nos complementáramos los unos a los otros, como si fuéramos ruedas dentadas en un sistema general, y como si nos conectáramos con el Creador, con el fin de traerle contento, y con toda la humanidad, con el fin de corregirlos y traerlos a la misma acción.

Todo esto es “como si”. Hacemos todo como si estuviéramos bromeando, como un pequeño niño que, habiendo puesto juntas las piezas de constructor, de pronto descubre que es un juguete. Él pensó que construiría un tractor, hizo su mejor esfuerzo, lo asemejó, y entonces descubrió que no es real, sino que es hecho de plástico y que no se mueve en absoluto.

Pero en nuestro trabajo, en el momento que construimos este “modelo”, esta “mentira”, sabiendo que es un juego pero construyéndolo de forma correcta de acuerdo a los pedidos de los cabalistas, la Luz que Reforma  nos influye de forma inmediata y hace que esto se vuelva real.

Este es todo el truco. Sólo necesitamos entender que así es como funciona. Tratamos de juntar las partes, en amor, otorgamiento, unidad, conexión, por medio de la fe por encima de la razón, no hay diferencia en cómo lo llamemos en nuestro nivel. Claramente, todo es falso. Pero tratamos de poner estas piezas de construcción juntas, y en relación a nuestros esfuerzos la Luz actúa y se transforma en un cuadro real.

Material Relacionado:
La incubadora para el desarrollo acelerado del alma
El camino de la luz contra el camino del sufrimiento
La mente actuante del creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: