La cura para el mundo es la educación integral

El número de personas en el mundo que sufren de depresión se incrementa. El rechazo, el no entender el significado de nuestra existencia, el uso de drogas, y el terrorismo, son todos indicadores de nuestra decepción en la vida.

Debemos llegar al punto en el que nosotros llevemos al mundo a un estado racional, de equilibrio. Ahora, puesto que en este momento muchas personas se encuentran desempleadas y no tienen nada qué hacer, es un factor social muy peligroso y los gobiernos están temerosos de ello ¿Entonces qué puede hacerse?

Es imposible destruir millones o incluso billones de los supuestos sobrantes en el mundo simplemente mediante guerras. Sería una guerra de la que no quedaría nada. No hay una solución razonable, incluso si abordamos el problema de acuerdo a Malthus: “Purifiquemos simplemente a la humanidad de todos los elementos redundantes y cortémosla a la mitad”, ¡esto no funcionará!

Vemos cómo el colapso de una décima parte de una planta nuclear en Japón tuvo terribles efectos en todo el mundo, la mayoría de los cuales aún no conocemos, como en Chernobyl, porque la información permanece clasificada.

Pero incluso esos “pequeños problemas” son suficientes para detener la construcción de plantas nucleares en el mundo. Los que toman decisiones entienden la amenaza y entonces dejan de construirlas. Pero mediante ésta sola acción, podemos ver que no hay ningún problema ni ninguna solución. El problema está en otro lugar todo al mismo tiempo: ¿Cómo podemos llevar a las personas a un estado de equilibrio?

Entonces debemos ver la liberación de tantas personas de su trabajo como la transición del hombre a otro tipo de trabajo, hacia un trabajo social productivo, para que realmente podamos hacer que la sociedad humana sea más benéfica para todos.

Esto puede implementarse solo a través de la educación integral para todos. Así elevamos a la persona al nivel del entendimiento integral, del manejo global de la naturaleza, y entonces se trata a sí misma, al mundo, y a todo lo demás, de forma diferente.

Primero entiende que el problema no es acerca de los ricos y los pobres, acerca de buenos o malos, de líderes, o billonarios que toman todo para sí mismos, sino que entiende que hay una clara tendencia aquí, y así es como nos desarrolla la naturaleza. Esto significa que debemos adoptar una forma que esté adaptada a la naturaleza porque no podemos hacer nada en contra de ella. Lo único que podemos hacer es entender las leyes de la naturaleza. Si estamos adaptados a las leyes de la naturaleza, nos llevaremos a nosotros mismos hacia el estado más confortable.

(74343 – Del Kab.tv de “Fundamentos de la Sociedad Integral” del 26 de febrero del 2012)

Material relacionado:

La cadena de las generaciones
¿Cómo podemos identificar a los “escaladores”?
La diferencia fundamental de una nueva vida

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: