La fuerza central de la naturaleza

Pregunta: ¿Cuán diferente es el ego de una elevada confianza en sí mismo?

Respuesta: En realidad el ego no es malo. Es la fuerza central de la naturaleza que desarrolla toda la materia y lo mueve todo hacia adelante. El punto está que en hoy en día, cuando somos opuestos a la naturaleza, esta comienza a ser negativa.

Hasta nuestro tiempo esta no era negativa. Nosotros avanzamos, desarrollamos ciencia, tecnología, vida y estructuras políticas y sociales. Todo esto fue muy positivo para nosotros. Cuanto más deseo tenía la persona, mayor ella era: un científico, un inventor, un poeta, sin importar qué era, impulsaba el desarrollo hacia adelante.

Ahora sin embargo, es todo lo contrario. El ego se ha convertido en Faraón y todo se ha detenido, y ya nada está desarrollándose, más bien está sólo disminuyendo. Porque la naturaleza ha comenzado a ser integral, el ego está convirtiéndose en un obstáculo. Este también debería volverse integral.

Si algún órgano en el cuerpo comienza a pensar sólo en sí mismo, se vuelve un tumor maligno que traga y destruye todo lo que hay alrededor de él. Esto es exactamente lo que está pasando en nuestra sociedad hoy en día, con nuestro planeta, con nuestro medio ambiente.

Nosotros, por el contrario, tenemos que estar en una conexión integral mutua, así como lo está nuestro cuerpo. Cuando todas las partes de la sociedad, al igual que las partes del cuerpo se unan en un todo integral, deben aprender a cooperar. De lo contrario se destruirán a sí mismas como un tumor maligno.

(74858 – De la Convención en Vilna del 22 de marzo del 2012, Lección Preliminar)

Material Relacionado:

La insoportable igualdad
El aterrizaje final del ego
Quien nos obstaculiza, nos ayudará

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: