La Luz de la libertad en el horizonte

En la palabra exilio (Galut), sólo falta la letra Alef para alcanzar la redención (Gueulá). Esta letra simboliza el aspecto del Creador, la sensación real de la manifestación del atributo de otorgamiento y amor, que sentimos en el mismo lugar donde, estando en el exilio, anhelábamos verlo y sentir cómo éste toma el control y nos llena.

Por lo tanto, todo nuestro trabajo es anhelar la redención en el verdadero sentido de la palabra. En el momento en que nos imaginemos a nosotros mismos del modo más realista posible, tanto como podamos en nuestro egoísmo que muy opuesto al otorgamiento, y según la medida en que nos acerquemos a lo que llamamos amor, otorgamiento, conexión, reciprocidad y a un corazón colectivo en lugar de muchas personas, en esa medida nos acercaremos a la redención.

Nosotros debemos imaginarnos esta estructura, forma, deseo, deficiencia, y todos sus detalles y componentes de la manera más clara posible. Todos debemos pensar en esta dirección. Este es todo el trabajo por medio del cual aceleraremos el tiempo y alcanzaremos pronto la redención, la revelación del Creador.

Tenemos que preparar una vasija espiritual que nos permita alcanzar un gran deseo en ella y casi imaginarnos una forma deseable, una imagen futura, al anhelarla.

(75323 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 15 de abril del 2012)

Material Relacionado:

Aprendiendo a amar el otorgamiento
Nuestro deseo de disfrutar fue creado para que pudiéramos conocer al Creador
El pensamiento superior es otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta