La música de la Luz

Pregunta: ¿Cómo podemos imaginar un estado ideal para nosotros mismos: una vasija general (deseo), conexión?

Respuesta: Todos estamos interconectados. Cuando se revela la primera conexión entre nosotros, significa que todos nosotros, sin importar cuantos seamos, si somos billones o millones, revelamos 10 Sefirot entre nosotros mismos. Tal es la estructura del sistema.

Y entonces, estas diez Sefirot comienzan a vibrar y a generar sonidos, como si fueran las cuerdas de una guitarra. Ellas están en constante movimiento, en relaciones armoniosas con las demás. Ni un solo sonido está desafinado con respecto a la armonía general.

Todo este sistema nos revela 10 Sefirot cada vez más perfectas. Además, éstas se vuelven cada vez más claras para nosotros en sus diversos tipos. Estas diversas formas que se nos revelaron aparecen, debido a que cada Sefira individual consta de sus 10 Sefirot propias.

Y cuando todas estas 10 Sefirot interiores que se componen de 10 Sefirot principales, comienzan también a interactuar entre sí generando las armonías superiores de las ondas principales, como en la música o la voz, crean la impresión interior, transmitiendo dentro toda la información acerca de las vasijas y de la Luz que las llena.

Las diferentes Luces son esencialmente impresiones dentro de todos estos deseos, experimentadas de la conexión de las cuerdas que están sonando, de los acordes emergentes. Toda esta música es la revelación.

Todo está dentro de la vasija. El sonido se siente dentro de nuestros deseos, de los órganos de percepción, este no existe por sí mismo en el aire. La música de la Luz siempre se revela como el llenado interior de las letras (las matrices de los deseos), que existen dentro de otras letras. La Luz se manifiesta sólo en el interior de la vasija, o deseo, como resultado de sus cambios.

(76322 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de Abril del 2012, El Zóhar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: