La obsesión por el dinero aplaca a la gente

Opinión (Bruce E. Levine, psicólogo clínico, autor de Get Up, Stand Up: Uniting Populists, Energizing the Defeated, and Battling the Corporate Elite): “La preocupación por el dinero no es nada nuevo en nuestra cultura, pero los estadounidenses se han vuelto aún más “dinerocéntricos”, y ¿esto nos alivia, haciéndonos incapaces de resistirnos a las injusticias?”

“Una sociedad centrada en el dinero es aquella en cual el dinero está prácticamente en el centro de todos los pensamientos, decisiones y actividades. … Tal sociedad coacciona incluso a los no expansivos para que se centren en el dinero a costa de todas las otras malditas persona con el fin de sobrevivir”.

“Tanto la codicia como el miedo hacen que uno  se centre más en el dinero, y en los últimos años, se ha vuelto más aceptable socialmente ser codiciosos y es cada vez más trivial ser financieramente inseguro”.

“Hoy en día, casi todos, incluso los profesores y los empleados de correos, no tienen seguridad laboral. Hoy en día, veo problemas de dinero, más que cualquier otra cosa, lo cual provoca ataques de pánico, depresión y abuso de alcohol. Las discusiones de dinero incluso han llegado a dominar las sesiones de asesoría familiar, donde los estudiantes de la escuela secundaria hablan cada vez de su miedo a volverse perdedores financieros, y los padres temen que sus hijos arruinen sus vidas al acumular deudas de préstamos estudiantiles mientras persiguen campos en los que hay pocos puestos de trabajo que ofrezcan un salario decente”.

“Ya en 1936, un presidente en funciones de los Estados Unidos candidato a la reelección supo que era muy popular arruinar a la élite codiciosa y egoísta: “Ahora sabemos que el gobierno del dinero organizado es tan peligroso como el gobierno del crimen organizado. Nunca antes en toda nuestra historia han estado tan unidas estas fuerzas contra un candidato como lo están hoy. Ellos son unánimes en su odio hacia mí, y le doy la bienvenida al odio de ellos”.

“Este presidente fue Franklin D. Roosevelt el 31 de octubre de 1936. El discurso de FDR contrasta con la respuesta del presidente Barack Obama en un extracto de la entrevista realizada por Bloomberg Businessweek y el Wall Street Journal en febrero del 2010: “En primer lugar, yo conozco a esos dos señores. Son hombres de negocios muy inteligentes. Y yo, como la mayoría de los estadounidenses, no envidio el éxito o la riqueza de la gente. Eso es parte del sistema de libre mercado…”

“Por lo tanto, no debería sorprender a nadie que los Rolling Stones den conciertos corporativos, incluyendo uno que dieron hace una década en el que recaudaron $ 2 millones para entretener a los embotelladores de Pepsi en Hawái”.

“Del mismo modo generalizado y, probablemente, aún más responsable de la disipación de la energía rebelde, es cuando las canciones de artistas rebeldes se utilizan como música de fondo en los anuncios publicitarios utilizadas para hacer propaganda entre los oyentes a asociar su rebeldía que incita a los productos de consumo”.

“La espiritualidad, la música, el teatro, el cine y otras artes pueden ser fuerzas revolucionarias, pero la comercialización bruta de estos, ha amortiguado su capacidad para dinamizar la rebelión. Así que ahora los malditos están cerca de todo, no sólo de la religión organizada, que se ha convertido en un “opio de las masas”.

Mi comentario: El egoísmo dirige toda nuestra vida, y detrás de nuestras acciones no hay nada además de la ganancia personal, incluso en los más “desinteresados”. Nosotros podemos elevarnos por encima de nuestra naturaleza hacia el atributo de otorgamiento sólo bajo la influencia de la fuerza de la “Luz“.

(74136)

Material relacionado:
Cuando el dinero dirige el espectáculo
Sociedad

Crisis y su solución

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta