La vara nos ayudará a no caer a lo largo del camino

Existen los términos “la vara y la serpiente”. Si yo trato de mantener constantemente al Creador por encima y a mí mismo por debajo, entonces existe una vara que está por debajo en importancia (la misma raíz en hebreo) así ésta me sostiene en el camino. Pero si yo no trabajo de esta manera y mi deseo egoísta toma todas las decisiones, esto significa que tira la vara al suelo y se convierte en una serpiente. Entonces estoy bajo el control de mi ego.

La persona debe revisar constantemente para asegurarse de que ella no es una división en el mar de Luz, entonces se anula, se rinde, y es incluida en la Luz. Ella debe comprobarse constantemente a sí misma de esta manera y verse en relación a los amigos y al grupo. Ellos te garantizan que no comiences a imaginar que está completamente corregido, que eres completamente justo. Por esta razón se nos da un método tan específico de medición, para que podamos siempre evaluar y comprobar correctamente dónde estamos en relación al grupo.

Yo debo comprobar constantemente si soy “transparente” en relación al grupo, para no perturbarlo, sino participar en él. Así, construyo relaciones equilibradas e igualitarias. En este caso, encontraré constantemente algo en el trabajo que me mantenga en equilibrio con la Luz superior. Esto continuará hasta que todo este trabajo se convierta en un hábito para mí, y yo empiece a sentir la Luz superior de forma permanente.

Este trabajo se realiza en el “exilio” donde no sentimos la grandeza del Creador, sino que sólo queremos imaginar Su grandeza, la grandeza del atributo de otorgamiento por encima de todos los obstáculos que nos perturban por la sensación de su importancia. Yo me compruebo constantemente en relación al grupo, porque mientras tanto no siento la espiritualidad, y me veo como una persona justa, que es totalmente transparente y no interponerse en el camino de la Luz.

Puede parecerme que ya estoy en el nivel de armonía con la Luz Retornante, repitiendo sus movimientos al otorgar sobre todos como ella lo hace. ¿Cómo más puedo yo saber si esto es cierto o no? No hay otra manera de comprobarme yo mismo, excepto en mi actitud hacia los amigos.

Si tengo éxito en ser la parte que conecta, la parte que equilibra, que iguala a todos y los atrae a un centro colectivo en el que existe nuestra conexión, entonces no hay duda de que de esta manera yo me vuelvo igual, y no soy un obstáculo en el camino de la Luz, del Creador que llena toda la realidad.

Esto es posible solamente en el grupo, y no hay otra manera de comprobarlo. Esta es la razón para la ruptura y para todo el trabajo de preparación, para crear un sistema de medición para nosotros.

(74218 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 4 de febrero 2012, Shamati # 59)

Material relacionado:

La insoportable igualdad
El precepto es la vela y la Torá es la Luz
Diagnóstico espiritual una ruptura total

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta