Los sanadores del mundo

Pregunta: Hay mucha ira y furia amenazando bajo la superficie del mundo de hoy en día. Parece que una explosión está a punto de suceder.

Respuesta: Es verdad. Por el momento todo el mundo está hablando acerca del crecimiento cuando pase la crisis, mientras que hay algo explosivo en la mezcla. Después de todo, la crisis no ha desaparecido y la presión va en aumento.

Dado este estado de cosas, nosotros debemos trabajar sin descanso explicando lo que está sucediendo. Debemos presentar a la gente las causas y la solución, que no son en absoluto lo que ellos imaginan.

En realidad no tenemos muchas opciones. No se progresa con el hecho de hacer a todo el mundo rico porque simplemente no hay suficientes recursos naturales. Por el contrario, las masas sólo van camino a ser más pobres, aunque sería deseable evitarlo. Nos queda una tercera opción: nivelar el estándar general de vida hasta un nivel aceptable. Nosotros tenemos que llegar a esto. Entonces vamos a estar más o menos en igualdad entre nosotros y estar en equilibrio con la naturaleza.

Hoy simplemente no pensamos lo que va a suceder dentro de diez o veinte años. Es como si la humanidad se hubiera quedado ciega: nosotros hemos agotado todos nuestros recursos y estamos fingiendo como si nada fuera a suceder. Este es en realidad un tiempo especial. Al igual que un niño discapacitado nosotros estamos imprudentemente talando la rama sobre la cual estamos sentados, así de este modo nos estamos privando nosotros mismos de un futuro. A la larga nos quedaremos sin nada.

Sin embargo, nadie puede detener el curso de los acontecimientos. Por el contrario, las pocas cabezas que toman las decisiones son los que promueven el consumismo. En realidad, el ángel de la muerte nos está dando una gota de veneno con el filo de una espada y nosotros estamos cerrando nuestros ojos y abriendo nuestras bocas.

La única solución es la explicación, la propaganda. Naturalmente, esto parece bastante impotente al lado del festín global que está arruinando y contaminando el planeta. Sin embargo, este es el modo. Nosotros tenemos que hacer todo lo que sea posible. La presión está creciendo. Estamos atravesando un “período de incubación” de una enfermedad y más tarde una epidemia estallará. En este peligroso período debemos trabajar tanto como sea posible con el mundo, usando todos los canales accesibles. Siempre hay algo que añadir y nuestro trabajo seguramente dará sus frutos.

En lo que se refiere a la explosión latente, es difícil decir cómo será. Una posibilidad es la guerra, que se usa para desviar la atención del público de los problemas originales. Yo espero que esto no suceda, sin embargo tales planes obviamente están siendo alimentados. Después de todo, la situación está comenzando a ser muy mala y se está llevando al límite, hasta el punto de una deuda increíble y un terrible desequilibrio.

Tenemos que usar toda nuestra fuerza para diseminar nuestro material a las masas y fortalecer nuestra conexión interna de uno con otro. Sólo entonces el sistema general comienza a revelar la Luz, la cual es la fuente de todo.

(75409 De la quinta parte de la Lección diaria de Cabalá 16 de abril del 2012, Escritos de Rabash)

Material relacionado:

La conexión global: ¿Un problema o un nuevo estado de existencia?
La cura para el mundo es la educación integral
Momentos de Cabalá – “Sembremos en educación”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: