Nuestra nueva casa

 ¡Queridos amigos!

Me dirijo a ustedes, mis estudiantes, mis amigos, y aquellos que puedan ayudarnos, personalmente y en nombre de la gerencia de Bnei Baruj.

Hemos existido por 20 años. Durante este tiempo, hemos hecho mucho: hemos desarrollado una página web, la cual es reconocida como una de las más extensas del mundo; llevamos a cabo lecciones diarias, que son traducidas a docenas de idiomas; abrimos un canal de televisión que transmite 24 horas al día; miles de personas han finalizado nuestros cursos en los centros de aprendizaje; creamos, publicamos y distribuimos libros, folletos, y periódicos; producimos películas, y organizamos convenciones en todo el mundo. Nos esforzamos sin ningún interés en diseminar el conocimiento superior acerca de la unidad del mundo.

A lo largo de esos 20 años, crecimos de ser un grupo de 10 personas a muchos grupos y centros alrededor del mundo. Nos reubicamos de una pequeña casa a un edificio de dos plantas en las afueras de Tel Aviv, el cual hemos estado rentando por 10 años. Este aloja nuestra oficina de creación y diseminación de información cabalística, nuestro estudio y centro de televisión donde creamos, producimos, transmitimos, y traducimos a muchos lenguajes un número creciente de programas y la lección matinal que dura tres horas.

Hemos llegado al punto en el que hemos rebasado las instalaciones actuales; de hecho, estamos siendo forzados a dejar este edificio. Bajo presión de las agencias del gobierno responsables por la prevención de incendios, la agencia de electricidad, y la agencia de salud, ya no podemos estar aquí.

Al calcular el costo de la reubicación, la instalación de las comunicaciones, y el establecernos en un lugar nuevo, encontramos que la cantidad gastada sólo en esto es alrededor de $1 millón de dólares, y el arrendamiento de un nuevo edificio por los próximos diez años costará $3.5 millones adicionales.

Por lo tanto, surgió la idea económicamente razonable de adquirir un lugar permanente. Con esto todos nosotros tendremos un centro mundial: aquellos que trabajan aquí, aquellos que vienen aquí a estudiar, y aquellos que vengan a una estancia temporal. Un nuevo edificio incluirá alojamientos para cualquiera que quiera visitarnos. Todos podrán decir: “Tengo una casa”.

No nos avergüenza esta petición porque realmente estamos hablando de una nueva casa para todos. Estamos comenzando a reunir fondos para la compra de nuestra nueva casa. Cada uno puede donar tanto como puedan él o ella.

Pero bajo la amenaza de desalojo, necesitamos reunir al menos la mitad de la cantidad en un corto tiempo. Bajo la presión de las autoridades locales, debemos mudarnos a un nuevo lugar a más tardar a finales del 2012.

Celebremos la inauguración de nuestro nuevo centro que en realidad será el centro de diseminación del conocimiento acerca de la unicidad del mundo.

Hago un llamamiento a todo aquel que entienda la necesidad de la diseminación de la Cabalá y la garantía mutua, Arvut, en el mundo, para que nos ayuden a encontrar una nueva casa.

Les agradezco a todos por participar: ¡Esto nos unirá!

Michael Laitman.

Si desea contribuir al fondo haga click aquí
 [75197]

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: