¿Por qué el desierto?

Pregunta: ¿Por qué la última convención en Israel fue organizada en el desierto? ¿El simbolismo es realmente tan importante para los cabalistas?

Respuesta: Vimos que sí importa y hace una diferencia. La primera vez  fuimos ahí porque tenemos un grupo grande, serio de 40 o 50 personas ahí, que se dispersan en un cierto número de pequeños sitios en el desierto. Viven en sus pequeñas casas a mitad del desierto y cultivan para vivir, cultivan tomates, pepinos, pimientos, higos, bananas, etc.

Prácticamente no llueve nunca en el desierto, tienes unas cuantas gotas al año como máximo. Por lo tanto, lo que presenciamos fue un fenómeno sobrenatural. Incluso las personas que nacieron en esa área y han vivido ahí durante más de 40 años, nunca han visto nada como eso. Ni hablar del hecho de que la lluvia estaba acompañada de truenos y relámpagos, lo cual es totalmente antinatural para el desierto. Consideramos esto un buen augurio.

¿Por qué el desierto? No es el desierto en su sentido tradicional. Había montañas ahí. En esencia, es una tierra vacía, pero no hay arena.

Es muy interesante, hay reservas subterráneas de agua; de agua salada, como en el Mar Muerto, de agua con concentraciones de sal, como en un mar o en un océano común, y de agua normal, la así llamada agua dulce. Dependiendo de dónde perfores la corteza terrestre, puedes producir un tipo diferente de agua. Y mientras que por debajo existe un océano de agua, en la superficie está el desierto.

Es por eso que los habitantes cultivan frutas y vegetales especiales ahí. Dependiendo de la concentración de sal en el agua que usan para regar sus cultivos, obtienen un sabor particular. Por ejemplo, los higos son naturalmente muy dulces, pero si los riegas con agua salada, crecen varias veces más y son varias veces más dulces, porque lo necesitan para contrarrestar el agua salada.

Existe también una reserva natural donde s crían animales de cornamenta. Muchas organizaciones internacionales financian la reserva porque ahí se llevan a cabo experimentos genéticos especiales.

En pocas palabras, es un lugar muy interesante. En el desierto puedes aislarte realmente de las distracciones exteriores. Ya hemos ido ahí varias veces, y nos gustó. Pero esta vez, obviamente, la convención superó todas nuestras expectativas.

Pienso que el sitio y el momento de la convención fueron bien elegidos. Todos debemos estar felices con lo que alcanzamos. Nos sentimos como un todo único, y a través de eso podemos continuar desarrollándonos dentro de los rudimentos, para ver el mundo de una manera integrada. Y a partir de ahí podemos revelar al Creador, según la ley de equivalencia de forma.

Material Relacionado:
El deseo que hará reverdecer al desierto
En el desierto no hay nadie a quien rogarle solamente al cielo
Siguiendo la ley de la equivalencia de forma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: