Sin ti, yo no alcanzaré la meta

La necesidad por cada uno de los amigos es una necesidad muy desagradable. Nosotros siempre dividimos a las personas: Estas son más agradables, estas son menos, podemos entender mejor a estas, a aquellas menos, estas pueden ser ignoradas, nosotros podemos comenzar a ser más cercanos con estas, pero deberíamos estar alejados de aquellas, etc. Nosotros constantemente diferenciamos a la sociedad que nos rodea, y esto está muy mal.

El concepto “No hay nadie más aparte de Él” quiere decir que tú trates a todos por igual. ¡Esto es muy difícil! Aquí nosotros debemos constantemente monitorear nuestro egoísmo, el que siempre pone a todos en su lugar: Este es más cercano, a ese más alejado, yo paso delante de este sin verlo, tengo que sonreírle a ese, saludar a este, sostener la mano de aquel, etc. En consecuencia, nosotros siempre nos posicionamos en relación a los demás porque estos son sentimientos animales.

Pero todos los puntos en el corazón son exactamente los mismos. Esa es la razón para el trato igualitario y la nivelación absoluta de nuestros bienes naturales, terrenales, con el fin de eliminarlos no verlos en absoluto es lo principal.

En el trabajo espiritual, no existe lo agradable o desagradable, cerca o lejos, no hay nadie a quién tú entiendas o no entiendas. Lo que digo es con el trabajo espiritual, no con las acciones de diseminación o con el  trabajo diario en el nivel físico. En el grupo uno no puede ser menos ni  más: Todos son iguales, de lo contrario ellos no son amigos.

Por lo tanto, al eliminar todos las características animales terrenales y al colocar  todos los puntos en el corazón en el mismo nivel, al trabajar constantemente de modo que ellos sean iguales, equivalentes a mí, más altos o más bajos que yo pero igualmente importantes yo me edifico de un modo tal que yo no veo los cuerpos de los amigos.

Hay docenas de personas en quienes ni reparamos. Y hay personas que nos atraen. Esto debe ser limpiado, eliminado. Todos son iguales. El alma es una sola y no hay diferencias en el ámbito espiritual, la Luz superior lo iguala todo.

Es por eso que el grupo es un lugar de formación, como un laboratorio destinado a la meta, que es necesario para alinearse uno mismo de acuerdo a la meta en todos los aspectos. Una persona no puede lograr esto. Él necesita la visión a través de la cual  verá y alineará los ejes para dar en el objetivo con precisión.

Este es uno de los ejes más importantes. Una persona elimina todo lo terrenal y ve solamente el punto ardiente en su amigo dirigido a la meta. Él lo aprecia solamente por esto, solamente en esto es su amigo, él quiere ser su igual sólo en esto, quiere unirse solamente en esto. Todo el resto, lo terrenal, de alguna manera morirá, será corregido de algún modo, esto no importa, lo más importante es el punto.

Después de todo, la madre ama a su hijo independientemente de su carácter, de sus propiedades, etc., él es así por naturaleza ¿qué puedes tú hacer? Ella lo ama porque él tiene un punto de ella. Por supuesto, esto es amor animal egoísta. Y en un principio, esto debe ser como el animal egoísta en nosotros porque todos nosotros venimos de un alma.

Y entonces nosotros veremos cómo todos “dan a luz” uno al otro en el mundo espiritual. Si nosotros somos iguales, entonces cada uno de nosotros es más grande y más pequeño que el otro. Nuestros AHP están combinados con El Galgalta ve Eynaim de los amigos y sus AHP están incluidos en mí y dan a luz en mí. Trabajando de este modo todo el sistema comienza a ser integral. Yo comienzo a estar incluido en alguien, él comienza a estar incluido en mí y por lo tanto todos en todos los demás: todos los miles de millones de partículas.

En consecuencia, nosotros debemos entender que por lo tanto nosotros somos padres/madres y sus hijos en todo el mundo. La inclusión mutua de Galgalta ve Eynaim en AHP en una esfera crea este descenso integral.

Existen muchos ajustes. En general, existen unos cuantos de ellos pero nosotros los interpretamos de este modo porque es muy difícil soportar la verdad, nosotros tenemos que dividirla en componentes, la suma de las cuales nos dará a nosotros la visión exacta hacia el objetivo, hacia la unidad. En nuestras propiedades, esta unidad está compuesta de toda clase de caminos hacia ella. En total, estas nos ayudan a actuar: mediante el sufrimiento por detrás, mediante los esfuerzos para avanzar, con entusiasmo por la meta, mediante verse uno mismo más elevado o menos elevado que los demás, etc.

 [76022]

Material Relacionado:
Quien me ayudará a alcanzar la meta
Felicidad desde el punto en el corazón
El mundo espiritual no es misticismo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: