Un punto de inflexión

Pregunta: ¿Por qué necesitamos transferir el tesoro del Rey de un lugar a otro?

Respuesta: Debido al hecho de que tú tienes que llevar la copa llena de monedas de oro de un lugar a otro, cada vez alcanzas Su grandeza, y por eso le traes placer a Él.

Él no necesita que Su tesoro se traslade por todas partes y no necesita de tu trabajo. Su placer está en que tú lo entiendas a Él, que lo sientas a Él y que así comiences a ser similar a Él y crezcas por eso. Así das alegría a Él.

Y tu placer está en llenar Su deseo: Tú asciendes, creces y haces todo lo que Él quiere. Y tú  haces esto no con el fin de recibir una recompensa agradable y atractiva que te has ganado a lo largo de todo este camino sino para darle placer al Creador.

Nosotros necesitamos sentir este punto en el cual reemplazamos Su actitud hacia nosotros con nuestra actitud hacia Él. Este es el punto donde nos encontramos con  Él. Existe el uno y el otro y entre nosotros, está el lugar de nuestro encuentro donde nos transformamos uno en el otro. Él nos otorga a nosotros y nosotros a Él. Y es aquí  donde está el punto del Masaj (pantalla), el punto de nuestra conexión.

(74688 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 27 de Marzo del 2012, Shamati # 52)

Material Relacionado:

La fuerza del derecho de nacimiento
Una petición que no necesita respuesta
Aprendiendo a amar el otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta