Un texto está limpio de la corteza corporal

 El libro del Zóhar,Bo (ven al Faraón)”, El sacrificio de la pascua, Ítem 189: cuando el Creador vino a Egipto, Él vio la sangre de la Pascua escrita en la puerta, y la sangre de la alianza-cómo estaban de pie en la puerta.

Pregunta: ¿Cómo puedo mantener la intención correcta mientras leo El Libro del Zóhar?

Respuesta: No hay duda de que no puedo mantener la intención correcta, pero necesito imaginar el estado en el que quiero estar ahora.

Primero necesito separarme completamente de la voz del lector, como si no oyera nada. Sé que estoy conectado a un conducto  a través del cual la Luz fluye hacia mí y puede ayudarme o dañarme: puede volverse el elíxir de vida o la “poción de la muerte” ¡Todo depende de cómo escucho!

Es como si me colocara unos audífonos, pero yo disminuyo el volumen y no quiero escuchar. Primero quiero saber qué energía, qué fuerza, llega a mí a través de esos canales, cómo la Luz que Reforma debe influir en mí ¿La recibo como un murciélago y me hundo incluso más profundo en la espiritualidad, o como un gallo que espera el amanecer? Todo depende de mi intención y entonces primero tengo que clarificar esto.

Entonces primero bloqueo mis oídos y no quiero escuchar nada ¿qué debo hacer ahora para que la Luz que llega a mí me sane? No quiero que la serpiente que es el símbolo de la medicina, se convierta en una serpiente real y me envenene con su letal ponzoña. El miso veneno puede ser usado como medicina incluso si viene de la misma fuente, de la misma serpiente. Con el fin de hacerlo tengo que prepararme, para estar en un grupo junto con los amigos, para querer conectarme con ellos en mi corazón y alma para ser un hombre en un corazón, para alcanzar tal amor en el cual todos nos podemos disolver y sentirnos como un todo.

Al grado en que podemos alcanzar eso mediante la Luz que nos Reforma hasta ser un solo cuerpo, sentiremos la fuerza que nos une, el Creador, internamente. Sentiremos la fuente de la Luz Circundante. La Luz determina la conexión entre nosotros. La fuente de la Luz es el Creador quien es revelado en la vasija que está organizada correctamente.

Primero tengo que imaginarme correctamente todo este estado. Cuando lo veo ante mí mediante imaginarlo emocionalmente e incluso visualmente, gradualmente comienzo a despejar mis oídos. Después aumento el volumen para oír la voz del lector, mientras pueda mantener la imagen que he creado en mi mente. Pero si lo que sucede me distrae de mantener la imagen, disminuyo el volumen otra vez. Si no me distrae, sigo esa voz.

Trato de escuchar al que lee y no importa lo que se está diciendo: si es acerca de la Pascua, la sangre de la circuncisión en la puerta, los detalles acerca del éxodo de Egipto, trato de encontrar todos esos discernimientos en esa imagen en la cual todos estamos conectados.

No describo la imagen de acuerdo al significado corporal de las palabras el cual usa el “lenguaje de las ramas”, sino que lo traduzco al “lenguaje de las raíces espirituales”: Sefirot, Partzufim, recepción y otorgamiento, la conexión entre nosotros y el Creador, y la unidad de los conceptos “Israel, la Torá y el Creador”. Inmediatamente me deshago de las palabras en sí, como de una corteza no deseada. Es como si retirara la corteza de las nueces antes de comenzar a comerlas, y así me deshago de los conceptos e inmediatamente me muevo de las ramas a las raíces.

Trato de imaginar cómo luce en las raíces espirituales: cuál es el significado de “dintel”, Mezuzá”, o “sangre”. Incluso si no entiendo, no hay diferencia. Lo principal son mis esfuerzos, queriendo saber qué está siendo estudiado, conectarme con lo que está siendo estudiado. La Luz que Reforma me influye de acuerdo a mis esfuerzos.

Debemos repetir constantemente esos ejercicios una y otra vez, en cada libro que estudiamos: los artículos de Rabash y Baal HaSulam, El Estudio de las Diez Sefirot, El Zóhar, la Mishná, el Shuljan Aruj, todos los libros son acerca de cómo conectar la vasija rota.

 [76148] 

De la segunda parte de la Lección Diaria de Cabalá 22/4/12, El Zóhar

Material Relacionado:
Como leer el libro del zohar
La poción de la muerte o el elíxir de la vida

Como imaginar la espiritualidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: