Una plegaria para un nacimiento exitoso

Necesitamos ciertos medios para ir de un estado a otro. La Transición de recepción a otorgamiento ocurre como resultado de un proceso de conversión, en el que Maljut del superior se convierte en Keter del inferior. Por esta razón uno debe siempre ver cómo utilizar esta transición de la mejor manera.

Es más importante la transición. Los estados ya están predeterminados, pero nuestro trabajo consiste en acelerar la transición de un estado a otro tanto como sea posible.

Todos los estados están determinados por un enlace en los genes de información llamados Reshimot, y todos los grados están ya establecidos en el proceso de descenso de los mundo de Arriba hacia abajo. La clave es apresurar la transición de un estado a otro. La aceleración ocurre cuando nos conectamos a los medios que asisten esta transición. Todo nuestro trabajo está enfocado en este intervalo.

Una persona siente una pausa: Él aún pertenece al nivel inferior pero por momentos es capaz de ascender al nivel superior, y después una vez más desciende al nivel inferior. Él fluctúa entre uno y otro, como si se apoyara en un bastón que se convierte en una serpiente y después se convirtiera otra vez en un bastón. Una persona tiene que saber cómo atrapar a la serpiente por la cabeza o por la cola, y qué acción realizar con sus “manos” (en el deseo de recibir) con el fin de revelar mi intención egoísta y corregirla, es decir aclarar si tu intención es en aras de ti mismo o en aras del otorgamiento.

Debemos entender que también estamos enlazados por las condiciones externas. Si estamos en un estado de transición, estamos sujetos a cierto peligro, como en el parto. Mientras el feto está en el vientre, está a salvo porque su madre lo protege. Después que nace el niño, también está a salvo porque la madre cuidará de él. Sin embargo, en la transición de un estado a otro, como en el parto en sí, es bastante peligrosa. Esto es debido al hecho de que muchas fuerzas opuestas están involucradas, y la combinación correcta de esas fuerzas nos permite nacer, o hacer la transición de un estado a otro.

La dificultad consiste en el hecho de que mientras una persona está en el estado de transición, es controlado por las perturbaciones externas y pude caer bajo su influencia. Por lo tanto, él debe siempre protegerse de estas. Si uno está rodeado por personas que no están involucradas en el trabajo interno y no están interesadas en otra cosa que el futbol, ellos no representan ningún peligro. Sin embargo, si están involucrados en algo que se parece a tu trabajo espiritual y desean llevarte hacia su lado, ellos pueden influirte, especialmente si son mayoría.

Esto es particularmente peligroso durante la transición de un estado estable y completamente realizado hacia el siguiente estado, el cual pertenece a un otorgamiento más grande, entregarte a la sociedad, y conectarte con los amigos. Entre esos dos estados una persona está en peligro, y necesita tomar consciencia de la grandeza del Creador, de la importancia del estudio, del maestro, los amigos, y el grupo. Entonces todos esos factores que contribuyen a su nacimiento lo guiarán correctamente para que penetre el estrecho camino entre los niveles y nazca.
(75507 De la primera parte de la Lección diaria de Cabalá 17 de abril del 2012, Escritos de Baal HaSulam)

Material relacionado:

El punto de elevación espiritual por encima de mí mismo

Esforzándonos por alcanzar lo imposible

¿Una píldora dulce o amarga? Tú eliges

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta