entradas en '' categoría

Un detector para sentir al Creador

Una persona se juzga de acuerdo a cómo se siente.

Si yo acepto las condiciones: “No hay nadie más aparte de Él”, el Creador es absolutamente bueno, Él es el bueno y el benevolente, Él llena totalmente todo, y yo estoy en la Luz Superior, entonces yo lo siento a Él de acuerdo a mi equivalencia con Él, de acuerdo a la ley de equivalencia de forma. Y si soy opuesto a Él, siento que soy malo o siento que la Luz Superior es mala; no hay diferencia. Quien culpa a alguien más, en realidad se culpa a sí mismo y a sus propios atributos.

Pero si he aceptado el hecho de que “No hay nadie más aparte de Él”, el Creador es absolutamente bueno, Él lo llena todo, y me siento bien, entonces realmente estoy en bondad, realmente lo siento.

¿Cómo? En la conexión con mis amigos ¿Pero qué detector, qué sentido uso?

Debemos entender claramente dónde sentimos la aparición del Creador, la revelación de Su Providencia, ¡Su actitud hacia nosotros!

Si la siento en mí, es una sensación egoísta, simplemente me siento bien hoy, estoy de buen humor, dormí bien, me desperté y todo está bien.

Debemos entender cómo sentimos esto en el sentido llamado “alma”. Un “alma” en adhesión, la conexión de nuestros puntos en el corazón, nuestros anhelos mutuos en el grupo, en nuestra actitud hacia el mundo, hacia la humanidad, hacia todo.
(76214 De la Convención de Vilna 25 de marzo 2012, Lección 5)

Material relacionado:

El grupo espiritual y toda la humanidad
Un detector para revelar al Creador
Preparándose para la actitud correcta

El rol del moderador en el taller

Pregunta: ¿Cuál es el rol del moderador en el taller?

Respuesta: Yo soy moderador y también hay dos representantes en cada grupo que son responsables del orden en el grupo, para que todos tengan la oportunidad de expresar su opinión y completar las ideas de cada uno. Ellos deben completarse unos a otros, y deben poner atención a esto, para que todos sigan lo que cada uno está diciendo y vean como él puede expresar la misma idea. Los moderadores en el grupo deben cuidar de que una opinión común se forme, se complete y que todos se apoyen por completo unos a otros. Deben asegurarse de que el orador no dure mucho tiempo hablando, para que todos tengan la oportunidad de expresarse. Esto se refiere al moderador en los grupos.

Como moderador, yo simplemente leo cierto texto, lento, para que todos puedan discutirlo y expresar sus opiniones.

Debería haber alguien en el grupo que escriba las preguntas que el grupo hará al final del taller. Cada grupo, ambos, el de hombres y el de mujeres, tendrá la oportunidad de hacer tres preguntas. Aquellos que están a cargo deben escribir las preguntas y decidir cómo deben de presentarse.

Pregunta: ¿Qué es lo que el moderador no debe de hacer?

Respuesta: Él solo debe sostener la amistad y el amor; en este marco puedes hacer todo.

(76456 De la Lección Virtual 22 de abril 2012, Preparación para el Congreso)

Material relacionado:

Los talleres son la verdadera realización de la Cabalá
Tres niveles en un grupo
La única oportunidad para el mundo

Un puente sobre el conflicto eterno

De la lección dedicada al día de la independencia de Israel.

Un día como hoy, normalmente no hablamos de las deficiencias, es decir de los deseos incumplidos, sino que siempre medimos todo con respecto a las vasijas.

Primero tenemos que entender que el término “Israel” simboliza la intención de “Yashar –El,” (directo hacia el Creador). En realidad celebraremos el día de la independencia real de Israel cuando estemos liberados del dominio de nuestro ego, cuando nos unamos por encima del amor propio, cuando mantengamos esta conexión al menos en un nivel mínimo, y cuando prevalezca por sobre el deseo de separación que crece dentro de nosotros como la inclinación al mal. Entonces el poder de la unidad gobernará por sobre el poder de la separación. Este es el éxodo desde el destierro hasta la independencia.

¿Somos libres en el plano corporal? ¿Es nuestro grupo libre en el mundo espiritual? Esto es lo que deberíamos preguntarnos a nosotros mismos y medirlo. Al fin y al cabo, todo es relativo, y mientras ascendemos los niveles espirituales, descubriremos el poderoso tamaño de la separación una y otra vez, de acuerdo con el nuevo Reshimot, (remembranzas). Entonces, adquiriremos el poder de la unidad con la ayuda de la Luz que Reforma.

Este es el camino: la unidad y la separación se sustituyen alternativamente entre sí. Así que ¿dónde está nuestra independencia? Se reduce a nuestra supervisión sobre el proceso. Incluso cuando caemos y parece que perdiéramos nuestra independencia bajo el gobierno de los deseos malignos, sabemos cómo subir. Por lo tanto, se nos llama independientes.

Hoy continuamos dominados por nuestras necesidades y deseos egoístas. En este mundo no estamos unidos como una nación aún, todavía nos rechazamos mutuamente y no queremos el amor fraternal, todavía no lo aceptamos como nuestra meta, pero lo vemos como una opción: es deseable, es posible pero “no hay ninguna prisa”. Y sentimos dolor ya que este fuego no está ardiendo dentro de nosotros.

Estamos en un estado de exilio y no en un estado de libertad e independencia. Después de todo, independencia significa que al menos hacemos el esfuerzo para alcanzarlo. Hemos recibido todos los medios necesarios desde arriba a fin de determinar nuestra independencia, elevándonos por encima de nuestro ego en unidad general. Nosotros no lo hemos alcanzado todavía para pasarlo inmediatamente a las personas y al mundo.

Todos nuestros amigos alrededor del mundo tienen que sentir esto, tanto en la corporalidad como en la  espiritualidad, y debemos cumplir nuestra misión y alcanzar la independencia del deseo de otorgar sobre el deseo de recibir. A esto se le denomina “fe por encima de la razón”. A esto es a lo que nos enfrentamos.

La particularidad de nuestros tiempos está en el hecho de que todo está listo para la corrección. El mundo está llegando a esto y lo entendemos mejor y tenemos lo necesario. Nadie se interpone en nuestro camino, ni física, ni moral ni mentalmente. No tenemos enemigos feroces que nos impidan llevar a cabo nuestra misión.

De manera que el problema está sólo dentro de nosotros. Tenemos que de verdad sentir que estamos bajo el dominio del Faraón que reina dentro de nosotros, una fuerza extraña y que sólo eso nos impide librar la guerra por la independencia.

Pregunta: Existe una creciente necesidad por un cambio. Ya todo el mundo entiende la razón de todos nuestros problemas, entendemos que es todo sobre el entorno, sobre la separación y la falta de confianza mutua… ¿cómo pueden las personas alcanzar una perspectiva común?

Respuesta: “el amor cubrirá todos los pecados.” Este es todo el secreto. Nosotros no corregimos nada directamente, sino que simplemente construimos nuestra unidad por sobre todos los problemas y los desacuerdos.

Mediante estar en un laberinto de opuestos no lograremos nada. Si comienzas aclarar este enredo, Egipto simplemente te “tragará” y te sepultará bajo sus enormes pirámides. Este es el exilio en Egipto desde el cual no seremos capaces de levantarnos si trabajamos directamente con los defectos que se revelan entre los amigos. No debemos hacerlo. Por esta razón, el Faraón, el ego, nos obliga y parece que lógicamente nos muestra los problemas que necesitan resolverse primero. Está diciendo: “Bravo, mantente trabajando con los avances espirituales, pero sólo en mi territorio, en las relaciones mutuas corruptas entre nosotros.” ¡No debemos escucharle!

Deja el ego, no lo vas a corregir, deseas construir un puente de amor sobre él. Sólo entonces lo lograrás, en “la fe por encima de la razón”. Después de todo, la espiritualidad está por encima de la corporalidad. El Creador ha dispuesto las cosas de esta manera, y yo tan sólo tengo que escapar del Faraón, o en otras palabras, elevarme por encima de él. No tenemos que destruirlo o corregirlo. Cuando empiezo a construir algo por encima de él, el “ángel de la muerte” se convertirá en “el Santo Ángel”. Esto es lo que está pidiendo Moisés: “¡Deja ir a mi pueblo!”

(76325 De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá 26 de abril del 2012, “La nación Israelí (día de la independencia)”

Material relacionado:

El rol de Israel en el mundo
Hacia Egipto como un grupo, desde Egipto como una nación
Cuando estamos juntos no es posible rompernos

Todo viene del Creador

Como resultado del proceso de interacción correcta con el grupo, una persona siente más que él es una gran pecador y un egoísta, que odia a los otros, y él tiene todo tipo de deseos y pensamientos negativos, intrigas, etc.

Él revela esto en sí mismo a tal grado que comienza a llorar al Creador para que lo ayude. Él comienza a darse cuenta que sólo el Creador puede corregirlo porque él siente que todo viene del Creador, y no puede haber otra fuente a partir de la cual haya resultado esto, ni siquiera de su misma naturaleza.

Él revela al Creador en la forma opuesta, como el Creador de algo malo. Pero al mismo tiempo él revela que el Creador ha creado el mal en él a propósito con el fin de forzarlo a que acuda a Él, y entonces el Creador lo corrige.

¿Por qué fue necesario que fuera de esta manera-crear el mal para que una persona gradualmente lo revele en sí mismo y acuda al Creador con una plegaria por la corrección?
(76699 De la Convención de Vilna 24 de marzo del 2012, Lección 4)

Material relacionado:

Tres niveles en un grupo
Un viaje a las bases de la creación
Deleitando al Creador

La salida hacia la libertad a través de las espinas

Comenzamos a trabajar con el entorno a partir de un periodo en el que parece que todo está bien y que podemos conectarnos con este y podemos obtener poder de este. Por el momento, una persona no ve su deseo de recibir como su enemigo. Este periodo es llamado “siete años de abundancia”.

Durante este tiempo, una persona realmente no necesita al Creador, y comienza a pensar en Él sólo cuando pierde las esperanzas con este trabajo. Aprende y trabaja con otros, pero entonces comienza a entender que nada funciona.

No es que no recibamos llenado egoísta. Podemos llorar por esto desde el principio. Lo que vemos es que no seremos capaces de alcanzar la conexión. Comenzamos a darnos cuenta de que la conexión es posible a pesar del ego, en contra de este, encima de este ¡Pero no la queremos! Entonces, perdemos la esperanza y caemos. Comenzamos a pensar: “¿Para qué necesito todo esto?”

Nos debilitamos. Nos dormimos y perdemos interés en todo. Es como si nos separáramos de la vida, y tanto la vida corporal como la espiritual no parecen tener ningún sabor. Si el deseo desaparece, no tenemos ningún poder para movernos. Así estamos construidos. El sistema biológico funciona de acuerdo a este principio.

Una persona ve que no tiene control sobre sí mismo. Gradualmente, sus ojos se abren, y comienza a buscar cómo puede afectar los estados por los que pasa y avanzar. Él entiende que el avance no es sentirse bien, como si hubiera tomado alguna droga.

Es por eso que si una persona trabaja sólo en orden de recibir algún llenado egoísta de ello: saber más, entender, sentir, o adornar su vida, la Torá puede convertirse en la poción de muerte. Él revisa su estado de acuerdo a la manera en que su maquinaria egoísta se mueve y piensa que está avanzando. Al fin y al cabo, su ego está recibiendo la energía de vida.

Sin embargo, si comienza a trabajar con el entorno correcto, la Luz que viene opera en él y arruina este idilio. Él comienza a examinarse no sólo cuando se trata de sentirse bien, sino que además él trata de averiguar cuál es el resultado y para qué está trabajando.

La Luz influye constantemente en una persona. Eventualmente, él entiende que está trabajando para su ego, y este tipo de trabajo pierde todo sabor. Él quiere elevarse por encima de este al recibir nuevos valores de la Luz. No quiere ser una pequeña bestia que obedece sus sensaciones: Una sensación placentera es buena; una sensación no placentera es mala. Recibes un poco más de energía. Te elevas, pierdes energía, caes en el sueño. Una persona se niega a seguir de esta manera.

Finalmente, él decide que lo más importante para él es la conexión con el Creador, no importa por lo que renga que pasar. Esos son las correcciones que la Luz que Reforma lleva a cabo en él, proporcionándole esos valores. De cierta manera, es ya un trabajo por encima de la razón. Aun cuando es todavía egoísta, en la esclavitud en Egipto, es justo antes del éxodo a la libertad.

Ahora, una persona siente que está en un verdadero exilio, bajo los azotes del Faraón. Él comienza a clarificar las cosas suavemente: “Estoy dispuesto a conectarme con el Creador ya que esta conexión es placentera, ¿pero qué debo hacer si no es placentera? ¿Seré siempre capaz de de percibir la conexión con Él como buena, a pesar de la mala sensación en mi deseo de recibir? Tal vez es incluso preferible porque puedo estar seguro de que no estoy siendo parcial en mi ego de manera que no corra ante todos como un ladrón y grite: “atrapen al ladrón”.

Una persona solo desea trabajar por su propio beneficio lo menos posible para no recibir ninguna recompensa en el ego, pero el Creador le juega diferentes “trucos” para mostrarle que aún está trabajando para sí mismo. Así, el clarifica las cosas de manera más profunda, hasta que cae en cuenta de la necesidad de elevarse por encima de su deseo de recibir y estar entre este y el Creador para tomar decisiones por sí mismo.

Gracias a esto, él adquiere una cabeza (Rosh) y un Partzuf espiritual. El Creador es la Luz superior: la Luz Circundante y la Luz Interna, y una persona toma una decisión independiente con respecto a esta, por encima de sus sensaciones y su deseo de recibir. Este simboliza el éxodo de una persona de Egipto hacia la libertad.
(76041 De la primera parte de la Lección diaria de Cabalá 23/4/2012, Escritos de Rabash)

Material relacionado:

La esclavitud de Egipto significa que no tienes derecho a otorgar
La parte humana de la máquina
Egipto ante los ojos de un esclavo y ante los ojos de un hombre libre

Lección desde Brasil-05.03.12

Preparación para la lección
Video: Reproducir   Audio: Reproducir

Shamati #8 “Cuál es la diferencia entre una sombra de Kedushá y una sombra de Sitra Ajra”

Video: Reproducir   Audio: Reproducir


La benéfica revelación del odio

Cuando estoy tratando con un amigo como un trabajador al estar involucrados juntos en diseminación, cuando estamos trabajando en las traducciones o con el equipo, o en cualquier tipo de trabajo, yo lo superviso y él está por debajo de mí. Esas son nuestras situaciones corporales. Entendemos que debemos manejar las empresas de esta manera.

Pero en el momento en que entramos al grupo, no hay diferencias entre nosotros. Sólo miramos nuestros “puntos en el corazón”, sólo al anhelo de cada uno por el Creador. Y entonces la revelación del odio es benéfica, ya que entonces tengo con qué acudir al Creador por ayuda, ya que por mí mismo no puedo hacer esto.

En el nivel de nuestro mundo, encontramos formas de llevarnos bien: vamos juntos a un bar, nos sentamos, clarificamos la relación entre nosotros. En la espiritualidad, esto no ayuda. Debemos tener la Luz Superior.

Por lo tanto, tanto como el odio y el mal revelado entre nosotros crezca, la petición por la Luz Superior crecerá también. Elevamos nuestro MAN (plegaria, Mayin Nukvin-aguas femeninas) hacia esta; pedimos ayuda y gritamos hasta que esta llega.

Puede ser que la ayuda no venga, ya que no tenemos aún el suficiente reconocimiento del mal. Después de todo está dicho, “El mundo fue creado ya sea para el malvado completo o el justo completo”. Primero necesitas alcanzar el nivel de “malvado completo”. Este nivel es obtenido cuando anhelas la meta y ves cuán lejos estás de ella todavía. Y de acuerdo a la medida de tu anhelo, determinas la medida de la distancia.

Existen aquellos que pasivamente pertenecen al grupo y no participan en la conexión compartida. Ni siquiera imaginan cuán poderoso es este trabajo, que es un océano de todo tipo de atributos y sensaciones, grandes presiones, que es imposible incluso acercarse a este, este trabajo le causa repulsión a las personas hasta el punto de la nausea, gasta el estado de quedar completamente impotente.

Todos esos estados nos traen gradualmente el reconocimiento del mal a través del apoyo general que es tan importante aquí, a través del Arvut mutuo, cuando sientes la urgencia de los amigos, y esto te obliga. Entonces eres capaz de alcanzar el nivel de “malvado completo” y descubrir el ego entre los otros. Y este ego no será de forma bestial, ya que la conexión necesita ser dirigida hacia el alcance de la mata suprema y sólo hacia eso.

No somos un grupo corporal que quiere reunirse para pasa el tiempo, jugar fútbol, o hacer negocios mutuos. Nuestra meta es diferente, alcanzar el atributo de otorgamiento y amor mutuo.

Inmediatamente es descubierto cuán opuestos somos a esto. Debemos sentir que esta oposición capta toda nuestra atención. Entonces, las personas que anhelan al Creador entienden la condición de que todo lo que nos sucede, sucede sólo para descubrir esos estados.

Y la Luz nos ayuda. Por lo tanto esto está estructurado y desciende junto con los deseos (se encuentran uno en contra del otro), ya que otorga sobre los deseos sólo en la medida en que son capaces de hacerle frente, en que son capaces de soportar esas sensaciones de oposición. Y a pesar de esas sensaciones poco placenteras y las grandes decepciones, son capaces de anhelar la conexión y la meta.

No existe otro sistema. Está construido en base a la oposición de las dos fuerzas de la naturaleza: recepción y otorgamiento, la Luz y el deseo. No hay nada más. Es un sistema práctico y científico. Lo único que debe ser tomado en cuenta es que necesitamos ser más serios en su realización.
(76207 De la Convención de Vilna 25 de abril del 2012, Lección 5)

Material relacionado:

La irritación y el odio son mis ayudantes
El punto de referencia espiritual
El amor de los amigos: Un paso al infinito

De vida o de muerte