entradas en '' categoría

Convención en Brasil – 05.04.12

Convención en Brasil, Lección 1

Video: Descargar

Audio: Descargar

Convención en Brasil, Taller 1

Video: Descargar

Audio: Descargar

Convención en Brasil, Lección 2

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Convención en Brasil, Taller 2

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Convención en Brasil, Lección 3

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Convención en Brasil, Taller 3

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Convención en Brasil, Lección 4

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar

Menos indecisión

Pregunta: ¿Qué podemos decirles a las personas que aún no estás seguras de inscribirse para la próxima convención?

Respuesta: Es muy importante unirse a nivel corporal para que sean capaces de moverse hacia la unión de las almas, en otras palabras, hacia la corrección del alma común, que se rompió y se separó en miles de millones de piezas. Una convención es necesaria para la persona. Si esto ocurre, digamos, una vez al año en tu región, entonces debes tratar de participar en ella.

Es difícil creer que el Creador pueda darle a alguien una molestia que la persona no sea capaz de superar cuando se trata de asistir a la convención. Después de todo, no existe otro además de Él. Todo proviene del Creador. Así que ¿es posible que la corrección de la persona carezca de esperanza de forma tal que el Creador pone un obstáculo inútil ante ella y le corta todos los caminos? No puedo imaginar esto.

Simplemente, el análisis de la situación es confiado a la persona misma. Ella siente como si hubiera “guardias” en su camino, que la aleja, pero esto se le hace sólo para que se dé cuenta de cuán necesaria es la convención y cuán importantes la meta.

Así que, menos indecisión. Quién sabe cuándo sea la próxima vez y si habrá una próxima vez. Yo estoy dispuesto a darte todo. Solo ven, y nos uniremos. Esta es la clave para la corrección de toda la negatividad que se manifiesta en nosotros, porque somos opuestos a la Fuente.

Pregunta: ¿Pueden los amigos que han perdido su inspiración y fuerza, utilizar la convención para ascender?

Respuesta: La convención es un lugar de curación. Estamos todos unidos de manera física y virtual, en el plano de este mundo, para superarnos a nosotros mismos y alcanzar una verdadera unidad. Incluso si aun no entendemos qué es, de todas maneras jugamos fingiendo como niños pequeños.

Por lo tanto, una convención sana y eleva el nivel desde lo corpóreo, a lo espiritual. Una convención genera una fuerza que puede curar cualquier cosa. Tenemos que ver la fuente de energía e información en ella, en otras palabras, la manifestación de la Luz en nuestro mundo. No hay mejor ilustración de la unidad en las crónicas de la corrección del mundo que una convención.

Y es por eso que yo recomiendo que todos participen en ella, y sean tan amables y unidos como les sea posible. Ustedes ya tienen que invertir en la preparación y establecer un contacto lo más estrecho posible con el lugar, el tema, y ​​todo el proceso a través del cual nos llevará la convención. Traigan con ustedes a aquellos que lo merecen, y seremos capaces de ascender a un grado espiritual. Es como el milagro del éxodo de Egipto, hagamos que éste ocurra también aquí.

(76972 – De la Convención en Brasil del 5/3/12, Lección 1, Shamati # 8)

Material relacionado:
Como volver a unir la vasija rota
Las olas de la Convención van a llevarse toda la suciedad

Exigimos Arvut, garantía mutua

Esta es por mi mami

La persona debe comprobar sus reacciones en cada momento. ¿Tal vez ella esté pidiéndole al Creador que le dé una buena vida? En este caso, es como si estuviera diciéndole: “Estás enviándome el mal. Por favor, se amable conmigo”. Esto es lo que hace el” 99 por ciento”.

O la persona dice lo contrario: “Me doy cuenta que me siento mal y entiendo que la razón para ello se encuentra en mis cualidades, que son contrarias a Ti. Después de todo, las personas rechazan de acuerdo a sus propios defectos. Y Te pido la corrección: Dame la fuerza para corregirme a mí mismo”.

La persona experimenta una carga por el camino (“Yo he creado la mala inclinación”), pero recuerda que el Creador se la envía (“Yo he creado la Torá como una especia”). Y entonces ella adquiere la Luz, que está oculta en la Torá y retorna a la Fuente. La persona pide la corrección de sus propias cualidades: Estas están dirigidas a la recepción egoísta y son opuestas al Creador, así que hay que dirigirlas directamente hacia el otorgamiento y entonces la persona sentirá que el Creador es bondadoso.

Pero ¿por qué necesito esto? ¿Para sentirme bien? En este caso, todavía soy un egoísta. ¿Es así que puedo dejar de maldecir al Creador? “¿Y si me Él castiga por percibir Su bondad como algo malo?” No, esto también es egoísmo. Entonces, ¿cómo puedo formar mi reacción? ¿A qué estado tengo que llegar? Esto no se trata de palabras, sino de las aspiraciones del corazón: ¿Qué corrección estoy pidiendo?

Pido una corrección en la que me sienta mal en mi deseo de recibir, pero que en mi intención, en aquello que está dirigido hacia el Creador, yo sienta que viene de Él, del Bueno, que hace el bien.

De esta manera, la persona se divide en dos partes que están conectadas: ella está sumergida en la oscuridad en su deseo egoísta, en el deseo restringido solo para el placer, y siente la Luz por encima de esto. Y entonces está segura de que la corrección que recibe no es para satisfacer su amor propio. No, su placer está por encima de esto, y está realmente en un estado de otorgamiento.

Por ejemplo: mamá me prepara una papilla, pero ésta no me gusta. Mamá sabía lo que estaba haciendo: Hizo el alimento más saludable para mí. Pero no puedo ver el valor en ella. ¿Debo pedir una papilla diferente? ¿O debo comer esto que tiene mal sabor, y cambiar mi actitud hacia mi mamá, por encima de mis sensaciones? De esta manera yo empezaré a adquirir sus cualidades, su visión del mundo, sus deseos dirigidos hacia el otorgamiento. Así es como yo crezco mientras adquiero mi imagen espiritual.

No hay otra solución, como está escrito: Todos “Me alcanzarán” desde el más pequeño hasta el más grande. Y “alcanzar” significa unirnos por encima de nuestro egoísmo. Este es el principio fundamental del trabajo espiritual. Y aunque pueda parecer difícil, en realidad es muy fácil cuando yo actúo en unidad con el grupo, y es extremadamente difícil cuando intento moverme por mi cuenta.

(76949 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/3/12, Shamati # 8)

Material relacionado:
Evolucionando a la velocidad de la luz
Una conmoción en nuestro tiempo
No hay lugar más seguro que los brazos de una madre.

La complejidad de la interacción integral

Pregunta: Mientras estudia en el grupo, la gente siente una especie de vergüenza porque se requieren nuevas herramientas, mecanismos, y experiencia en la cooperación integral mutua. La persona se ha acostumbrado a vivir y trabajar de acuerdo a un programa determinado.

De repente ella descubre que el programa ha cambiado. Las personas permanecen en el círculo y su función es simplemente llevar a cabo una conversación entre ellos, llegar a conocerse unos a otros, ver a otras personas. La persona comienza a preocuparse y a preguntar: “Dime ¿qué hacer? ¿Hacia dónde vamos?”

Respuesta: El punto es que ellos se encuentran cerrados entre sí, y tenemos que desarrollar un nuevo enfoque encaminado hacia un nuevo diálogo integral entre todos.

La persona se siente realmente preocupada e intranquila. De repente ve que no está lista para la cooperación integral mutua, porque se le enseñó de manera diferente.

Lo interesante de la cooperación mutua es que no solo descubrimos nuestra interdependencia, sino que no puede haber una jerarquía aquí, y esto es muy complicado. Estamos acostumbrados a pensar que alguien está un poco por encima de mí y que yo estoy un poco más abajo, puede ocultarme y cuando llegue el momento, puedo salir y declarar que yo no existo. Esta es nuestra forma común de comunicación social.

Aquí, sin embargo, tenemos que establecer una nueva infraestructura que tiene que estar entre nosotros y no en cada uno de nosotros. No tenemos que organizar jerárquicamente a las personas, ya que cada uno representa una pequeña parte individual, que en conjunto completa a toda la sociedad. En la sociedad cooperativa integral mutua nos formamos por fuera de nosotros mismos, en algo que está a nuestro alrededor, que es externo, que está entre nosotros. Cada uno entra en esta sociedad como una pequeña parte integral y se disuelve entre los demás.

Por lo tanto, a  las personas les parece muy difícil experimentar esta salida de sí mismos: estoy en la sociedad, como parte de ella, “ellos” y  “yo” somos la misma cosa. No hay tal cosa como “yo”, y luego tampoco hay tal cosa como “nosotros”, porque “nosotros” es solo una suma, un número, mientras que una integral es la suma en la que todos los elementos se suman de manera que no sean entidades separadas que se unen, sino más bien un conjunto totalmente nuevo en el que la individualidad desaparece y aparece la unidad.

Esta es una experiencia difícil y no todos pueden acostumbrarse a ella, o mejor dicho, soportarla. Uno tiene que pasar por mucho dolor, porque le parece que se estás cortando de sí mismo. Tú entras a un grupo y te pierdes dentro de él: “¿Dónde está mi ‘yo’, donde están todos mis elementos, mis inclinaciones básicas?” Es como si tú no existieras, y el resultado es algo general. Además, no es la “suma” de nosotros, no llegamos a una opinión común, sino que de repente nace una asociación en nosotros, que existe por sí misma.

Yo entiendo a las personas que alcanzan eso y que se sienten un poco mal, tú tienes que acostumbrarte a esto.

Ellas necesitan una preparación teórica seria y estudios prácticos. Nosotros tenemos que demostrarles que así debe ser nuestra sociedad, que nació de un elemento, de una gota inicial de semen en algún lugar de las generaciones pasadas. Ésta tuvo que crecer hasta alcanzar una cantidad de varios millones de personas que ahora tienen que reunirse. Estas no se destruyen a sí mismas ni destruir su funcionamiento a nivel corporal, sino que todas deben llegar a un estado en el que todo sea una imagen de una sola criatura.

La naturaleza nos obliga precisamente a esta cercanía, en la que sentimos a todos los demás como un todo, incluyéndonos a nosotros mismos por supuesto. No habrá integrales, diferenciales, ni sumas. Será algo totalmente nuevo, una nueva sociedad que crece a partir del terrible estado separado de la crisis global.

 (76839 – De la “Charla sobre educación integral” # 17 del 02/28/12)

Material relacionado:
Nuestro mundo a través del prisma de la espiritualidad.
Honor y dignidad

Transformándonos a nosotros mismos

El Creador: El Maestro

Pregunta: Me gustaría que usted estuviera con nosotros el mayor tiempo posible.

Respuesta: Primero, cuando las personas se tratan entre sí de forma amable, piensan que es bueno estar cerca el uno del otro. Yo no sé si este es un mejor lugar-estar a tu lado.

Segundo, si hablas de mí, el maestro permanece con sus estudiantes tanto como ellos lo necesiten. Tan pronto como esta necesidad desaparece, existe otro trabajo, él es transferido a otro lugar.

Entonces, no hay nada terrible en esto. Debes pensar sólo en cómo realizar lo que está escrito en las fuentes primarias y eso es todo. Si hay un maestro, si no hay un maestro, eso no depende de nosotros. Y lo más importante es lo que estamos haciendo ahora. Si existen tales grupos, si las mujeres los ayudan activamente, los apoyan, dirigiéndose hacia el centro del grupo de deseos de revelar al Creador, entonces todo estará bien.

No hay necesidad de un maestro. El Creador, la Luz te enseñará. En realidad, esto es lo que estamos tratando de “captar” aquí-el método de trabajo con la Luz.
(76894 De la Convención de Vilna 25 de marzo del 2012, Taller 4)

Siente los deseos de tu prójimo

Pregunta: ¿Qué acciones psicológicas o verbales ayudarán a la persona de un grupo integral a “salir de sí misma?”

Respuesta: Para hacer esto, es necesario estudiar primero los materiales que hemos preparado acerca de la integración, interconexión, y conexión mutua entre las personas, donde se habla acerca de cómo empezar a “salir de sí mismo” y sentir a los demás, lo cual significa sentir sus deseos.

En realidad, yo no puedo sentir los deseos de los demás, pero cuando adquirimos ciertos deseos y aspiraciones comunes, entonces puedo imaginar que éstos son comunes y puedo “entrar” en ellos puesto que entiendo que mis compañeros de grupo, mis amigos, también existen en estos deseos y aspiraciones comunes.

Pueden hacerlo tanto hombres como mujeres debido a que el grupo puede ser  mixto, pero también puede ser homogéneo, dependiendo de las circunstancias. A veces es mejor que los hombres estudien solos, sin la participación de las mujeres. Es más difícil que las mujeres puedan estar juntas, ellas no se comunican tan bien con los demás. Tenemos que tomar todo esto en cuenta.

En general depende mucho de las personas. Nada de esto importa cuando  ellas están preparadas. Pero cuando no lo están, incluso tienen que tomar en cuenta su nivel social, origen, y otras cosas.

El grupo necesita ser cuidadosamente seleccionado para asegurarse de que no haya “ovejas negras” en éste que desaceleren el proceso, ya que ellas tienen su propia manera de hacer las cosas, una posición determinada que las obliga a actuar de cierta manera o de alguna manera que se les enseñó en el pasado. Estas personas necesitan ser eliminadas del grupo, porque no son capaces de fluir bien con las cosas desde el principio. Y luego ellas pueden entrar muy lentamente y de forma pasiva a medida que se acercan al entrenamiento del grupo.

(76831 – De “Charla sobre educación integral” # 17 del 2/28/12)

Material relacionado:
El libro integración, la estrategia de la supervivencia humana.
Dar significa llenar los deseos de otros.

Amor de amigos

Yo no veo un juego