entradas en '' categoría

Hasta que la sombra se desvanezca

Shamati # 8: “¿Cuál es la diferencia entre la sombra de Kedushá y la sombra de Sitra Ajra?“: Está escrito (Cantar de los Cantares, 2), “Hasta que sople la brisa del día, y huyan las sombras”. Debemos comprender qué representan las sombras en el trabajo. El hecho es que cuando uno no siente Su Providencia y que Él dirige el mundo siendo “Bueno y Benefactor”…

El gobierno del Creador es absolutamente bueno. Este es el alcance al que debemos llegar. El Creador es inmutable y no estamos esperando que Él cambie de ninguna manera. Está escrito, “Yo no cambio”. Aquel que es eternamente bueno y hace el bien no puede ser diferente. Él es absoluto y Su otorgamiento es constante. La Luz superior está en absoluto reposo y lo llena todo.

Sin embargo, nosotros revelamos a Aquel que es bueno y hace el bien al cambiar nuestra percepción para que podamos ir desde el infinito negativo, desde una realidad que parece peor que la muerte, hasta el infinito positivo, el bien mayor, y entonces, a pesar de nuestras propias sensaciones, por encima de ellas, sentir que todo es bueno. Esta es la clase de pantalla (Masaj) y percepción que tenemos que adquirir.

En el deseo egoísta sentiremos los peores estados posibles, los cuales no podemos ni siquiera imaginar, y aún así, por encima de nuestros deseos nos corregiremos a fin de comprender y sentir que esto es lo mejor posible. Ese es el tipo de diferencia que debe abrirse entre nuestras sensaciones en el deseo y lo que revelaremos conscientemente.

El Creador no cambia. Él sólo nos envía constantemente estados que se vuelven más difíciles y desagradables, tanto para el cuerpo animado como para el alma, para que por encima de ellos que podamos formar la percepción opuesta, impregnada de otorgamiento y amor. Al llevar a cabo el otorgamiento, precisamente por encima de  toda la pesadez, yo revelo la buena voluntad del Creador y llego a identificarme con Él.

Así, la persona revela la vida espiritual sólo en el trasfondo de las circunstancias difíciles y malas. De lo contrario, no podría separarse de nuestro mundo y entrar en la espiritualidad.

Hoy en día este proceso está tomando proporciones globales. Esto se debe a que hasta ahora nos hemos desarrollado en el egoísmo común, primero de forma lineal, y en los últimos 200 años, de manera exponencial. Sin embargo, el egoísmo aun no nos conectó unos con otros en un todo global e integral. Pero hoy el mundo entero es un grupo, que está desconectado, roto, y en la necesidad de corrección.

Este grupo se divide en dos partes:

– El “99 por ciento”, que se vuelve cada vez más interconectado e interdependiente con cada día que pasa, y más limitado en sus vidas. Esto se expresa de manera diferente en todas partes, y la misma tendencia surgió solo recientemente, aunque está desarrollándose a gran velocidad.

– El grupo dentro de esta sociedad, es el “uno por ciento”. El grupo interno se diferencia por su deseo de alcanzar el secreto del desarrollo: ¿por qué ocurre esto y con qué propósito? ¿Qué nos está pasando? ¿Cuál es la razón para el proceso actual? ¿Cómo podemos controlarlo, o al menos ir a la par con él?

Ahí es donde llegamos a la noción de una “sombra”, que hace que la vida de una persona sea difícil y que lanza sobre él como una carga que se vuelve cada vez más pesada, privándole de interesarse en los placeres habituales. Del mismo modo, la persona que desea avanzar espiritualmente siente pesadez en su comprensión y conciencia y tiene un tiempo difícil para recordar la importancia del camino y de la meta. Todo esto nos sucede para que podamos entender que tenemos que tomar las riendas en nuestras propias manos, y que todas las dificultades son evocadas por la inclinación al mal, que hizo el Creador. La Luz superior nos trae constantemente nuevos problemas y una mayor pesadez para que podamos ver la “sombra” en esto y ascender por encima de ella.

Lo que pasa es que cuando uno no se siente Su Providencia, que Él dirige el mundo en la forma del “Buena que hace el bien”, esto se considera como una sombra que oculta al sol. En otras palabras, así como la sombra corporal que tapa el sol no cambia el sol de ninguna manera, y el sol brilla en su máxima potencia, de la misma manera aquel que no se siente la existencia de Su Providencia no induce ningún cambio Arriba.

La actitud del Creador hacia nosotros sigue siendo la misma, absolutamente bondadosa, y es sólo nuestra sensación la que atraviesa cambios para que podamos elevarnos por encima de dudas y preguntas, aceptando continuamente el gobierno del Creador como 100% bondadoso. Cuando completamos un ascenso, se nos envía una sombra mayor, lo que significa una mayor pesadez, confusión, dudas, y las espinas entre amigos. Pero sin importar lo que el Creador prepare entre nosotros, debemos recogernos nosotros mismos y entender que todo viene de Él. No existe nadie además de Él. Y por lo tanto, en cada momento tenemos que darnos cuenta Su bondad.

Si no completamos el momento actual con la sensación de Aquel que es bueno y hace el bien, entonces no avanzamos, puesto que no pudimos superar aun el grado actual. Por lo tanto, en cada estado, primero debemos experimentar malas sensaciones, confusión y falta de energía para llegar a la lección, una pérdida de interés en el camino y en la unificación con el grupo. Esto sucede constantemente, y si no nos concentramos en cada momento, entonces el foco desaparece inmediatamente. Esto se debe a que nuestro deseo egoísta trabaja sin parar, como un contador con ruedas que siempre están en movimiento. Éste “espesa” constantemente nuestro deseo para que nos hundamos más profundamente en la vida de nuestro mundo.

Como resultado, si no apoyamos la conexión, si no nos ayudamos unos a otros, si no “nos aferramos con nuestras uñas”, entonces nos dispersamos en todas direcciones. Los grupos se caen a pedazos y de repente no podemos encontrar nada de sus cimientos. Ese es el significado de la “sombra”, la libertad de las obligaciones anteriores, la falta de sensibilidad, que de repente se filtra a través de nosotros como una niebla espesa, que sumerge todo en la oscuridad. Esta sombra oculta de nosotros la meta, la importancia de la unificación y el camino espiritual.

Al final, todas las sombras, la externa y la interna, la privada y la general, vienen para que nosotros podamos hacer esfuerzos, trabajar a pesar de ellas y por encima de ellas para revelar la participación, la unificación, la conexión, y con el tiempo, al Creador, Aquel que es bueno y hace el bien. Incluso si no vemos con claridad al Creador y Su gobierno, sin embargo, por medio de un análisis con nuestros sentimientos y mente, sin embargo llegamos a esta sensación. Esta es la conclusión del nivel actual en el que nosotros corregimos la inclinación al mal que el Creador nos dio.

La inclinación al mal sólo emerge entre las personas que quieren unirse, que tienen la intención de corregir la ruptura. No se revela a las masas, al “99 por ciento”. Ellos no tienen la inclinación al mal. Ellos no están pensando en unirse con los demás con el fin de corregir la ruptura espiritual. Sólo nosotros atravesamos esta corrección, añadiéndola a nosotros.

(76936 – De una lección de la Convención en Brasil del 3 de Mayo del 2012, Shamati # OCHO)

Material Relacionado:

Un punto negro en un océano de bondad
La sombra que se desvanece del mundo de los deseos egoístas
Pensamientos relevantes en shamati ¿cuál es la diferencia entre una sombra de kedusha y una sombra de sitra ajra?

La batalla del egoísmo con los bebes

“José” se encuentra en un punto dentro de la persona que puede crecer sólo cuando se posiciona en el reino del Faraón (deseo egoísta).  La pequeña chispa de Luz es llamada “una vela delgada” (Ner Dakik). La “vela delgada”  deliberadamente se localiza dentro del ego porque esta crece dentro de él y de pronto se transforma en otorgamiento. Por consiguiente, José fue a Egipto, creció (se expandió) allí (es decir que sus hermanos se juntaron a él). Él representa la chispa que se desarrolla sólo dentro del ego humano.

El egoísmo se construye de tal forma que sólo puede valorar algo que se considera “lucrativo” (beneficioso). Este identifica las “ventajas” sólo en el tipo de llenado, que se denomina “el trabajo de las mujeres” dado que es opuesto  al abrumador llenado que es el llamado “trabajo de los hombres”. Es por esto que se dice que el Faraón ordenó matar a cada niño judío y dejar vivas a las niñas.

Nosotros damos a luz a los “hijos” y entonces  los matan ya que no tenemos idea de cómo trabajar con las intenciones con el fin de otorgar. Entonces, estos nacen nuevamente  a través de nuestros esfuerzos para otorgar al menos de forma mínima, pero nuestro ego mata otra vez estos esfuerzos. Nuestro intelecto reconoce aquello que tenemos que otorgar y que lo manejamos para generar tales intenciones, pero entonces nuevamente los anula con nuestro ego.

Nuestro trabajo es reconocer por medio de nuestro deseo que nos toca dar a luz  a nuestros “hijos” y entonces los destruimos otra vez. Estamos aterrados por lo que hicimos, y por el hecho de que no tenemos nada más. Después de pasar la tortura y de darnos cuenta que somos incapaces de hacer algo en cuanto al estado de las cosas, paso a paso, adquirimos un nuevo deseo: una Reshimo informativa que se llama “Moshe” (Moisés)

Moshe empieza a crecer y a desarrollarse en la casa del Faraón. Pareciera como si viniese del lado del Faraón. El Faraón lo desarrollo y lo eleva, le enseña su sabiduría, le da poder. Después de 40 años en el palacio del Faraón, Moisés consiguió todo excepto que a él no se le expuso el conocimiento sobre el Creador.

 Moshe continuó creciendo dentro de sus deseos, los cuales se sometieron a la corrección y sintió que a pesar de sus esfuerzos, él no podía convertirlos en otorgamiento. En este punto sus deseos adquirieron gradualmente el “punto de Moshe“, es decir la chispa que en primer lugar fue oculta a tal medida que era totalmente difícil de alcanzar. Sin embargo, la chispa siguió creciendo. Debido a esto continuamos dando a luz “hijos”, es decir intenciones de otorgar. Creemos que somos capaces de dar y una y otra vez “matamos” nuestros esfuerzos.

La persona continúa exterminando a sus “hijos” hasta que con gran pena empieza a darse cuenta que todos los esfuerzos de otorgar no lo llevan a ninguna parte. Damos a luz un “hijo” (intención de otorgar), el cual es, de hecho, nuestro próximo nivel que nos direcciona a “salir” de Egipto. Este paso es el resultado de nuestro esfuerzo en el trabajo del grupo; este proviene de nuestros esfuerzos reales. En algún punto, adquirimos en realidad el deseo de otorgar, pero más tarde nos enfriamos y actuamos de forma egoísta nuevamente. Es decir el Faraón “se traga” nuestros recién nacidos.

(74972 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 9 de Abril del 2012, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Hacia egipto como un grupo, desde egipto como una nación
La huida hacia la unidad
Los trucos del faraón

Revisando la conexión con el grupo

Tenemos que entender que sólo hay dos estados en nuestra vida, en nuestra realidad: un estado de oscuridad, una sombra, o un estado de Luz, de conexión, de revelación del bueno y el benevolente. No hay nada en medio. Si al escuchar acerca de esto la persona constantemente trata de clarificar los estados por los que pasa, ya sea una sombra o la revelación del Creador, ella avanzará en la línea media.

Baal HaSulam, Shamati, artículo 8: “Cuál es la diferencia entre una sombra de Kedushá y una sombra de Sitra Ajra“: “En su lugar, todos los cambios están en los que reciben. Debemos observar dos discernimientos en esta sombra…”

El primero es cuando la persona aún puede unirse con los amigos, al superar los pensamientos acerca de la separación y la “confusión” de los sentidos. Ella aún puede superar la oscuridad y el ocultamiento; aún entiende que ha perdido la meta, el camino hacia el Creador.

Pero en general, nadie lleva a cabo una autocrítica real, “¿Por qué me siento de esta manera? ¿De dónde viene esta sensación?” yo no soy mi propio sicólogo, simplemente me siento bien o mal, como un niño. No calculo quién me envía esos pensamientos y esas sensaciones. Soy “cocinado” en ellas, y me hundo en mi cuerpo, como un niño pequeño.

Aun así la persona debe conocerse y examinarse a sí misma: “¿Qué han evocado mis sensaciones y mis pensamientos?” ¿Cómo puedo ascender por encima de mí mismo, por encima del estado actual? ¿Cómo puedo salir de este pantano tirándome de mi propio cabello?” La persona siempre se ve a sí misma desde un costado, “Si, estoy hundido en mi deseo egoísta. Si, este me controla. Es verdad, no me permite conectarme, no me deja levantarme para la lección, me fuerza a desconectarme, hace que la vida diaria y sus acontecimientos parezcan más importantes. Pero veo que estoy en un estado que es opuesto a la meta”.

¿Cómo puedo entender y reconocer esto? Cuando aún estoy conectado con algo externo, con el grupo. Aquí viene el momento de la verdad, puedo revisar si estaba conectado realmente con el grupo o no. Si no estaba conectado, sólo me siento a mí mismo: me siento mal, no quiero nada, etc. Más aun, ni siquiera trato de tomar esto en cuenta y simplemente fluyo sin ningún pensamiento o deseo en especial.

Pero si estuviera conectado con el grupo, si tuviera una alianza con los amigos, de acuerdo a la cual ellos tienen que ayudarme incluso si caigo y me dirijo en otra dirección, las conexiones internas permanecen, me preocuparía de cómo me ven ellos, y no olvidaría totalmente mi compromiso. Ellos me apoyarían y yo sería capaz de verme desde un costado y aclarar mis sensaciones.

Así estaría dividido en dos: mi propio yo y mi actitud hacia el grupo. Sólo entonces, al aferrarme a la conexión con los amigos, seré capaz de clarificar y revisarme y mediante eso, comenzar el ascenso que sigue al descenso. De otra manera, no tengo oportunidad; simplemente caigo y me voy. Entonces la persona puede superar el primer tipo de sombra, al justificar su actual estado y entender que le fue enviado por el Creador. Entonces ella puede pedir ayuda al Creador.

¿Por qué me vuelvo hacia Él? No para sentirme mejor, porque entonces estaría pidiendo anular mi inclinación al mal, la cual Él ha creado, al añadir la Torá como una especia para ello. Entonces debo pedir la especia, para que el poder del amor y el otorgamiento, el poder de la conexión venga de Arriba, y me permita avanzar hacia la otra línea.

“Cuando uno aún tiene la habilidad de superar la oscuridad y el ocultamiento que siente, justificar al Creador y rogar al Creador que el Creador abra sus ojos para ver que todos los ocultamientos que uno siente vienen del Creador”.

Cuando a la persona se le deja indefensa y sin una salida, cuando maldice al Creador, a los amigos, y la vida, aun así está viéndose a sí mismo desde un costado y de pronto ve una oportunidad para salir, puede exigir que el Creador lo ayude ¿Por qué? Porque ella no acepta el estado en el que la providencia del Creador parece mala, y no puede justificarlo a Él. La persona se siente mal porque piensa de mala manera del bueno y benevolente, al ser opuesto a Él. Si parece malo, es una señal de que soy opuesto al Creador.

Tenemos que construir un Masaj (pantalla) y la Luz que Retorna por encima de todas las situaciones difíciles. Incluso en las peores situaciones yo debo ver al Creador como su fuente, como la Luz que está llena de abundancia infinita, pero que está rota dentro de mí y se convierte en una mala sensación, en una sombra, en oscuridad, ya que mis atributos son opuestos al bueno y benevolente, opuestos del atributo de otorgamiento y amor.

Así avanzamos cada vez que clarificamos las cosas correctamente. Lo principal es descubrir constantemente este punto, “¿Qué siento?” “¿Quién me está enviando esta sensación?” Este es todo el principio de nuestro trabajo y esto es lo que divide a la humanidad en el 1% y el 99%.

(76939 – De una lección en la Convención en Brasil del 3 de Mayo del 2012, Shamati # OCHO)

Material Relacionado:

El estrato de la realidad que contiene la información
Una escalera en blanco y negro hacia las alturas
Dos discernimientos por ser identificados

El matrimonio de acuerdo a los cálculos espirituales

Si yo pudiera asomarme desde mi pequeña envoltura y ver dónde estoy en este mundo global, cómo tratar a toda la humanidad que como una sola alma va a través de diferentes cambios para acercarse a su estado perfecto, yo percibiría mi vida un poco diferente. No podría mirar mi vida personal, una vida que es tan pequeña como la vida de una hormiga, que no debería tomarse en cuenta en absoluto.

Si te incluyes en el gran proceso global junto con los demás, tú sentirás que estás en el flujo infinito de la vida. Mientras tanto nosotros deberíamos aprender qué hacer con el fin de sentir la eternidad de la naturaleza y ser incluidos en ella. Entonces desde esta altura tú serás capaz de solucionar todos tus problemas personales.                                

Pero si nosotros tratamos de solucionarlos en el nivel corporal ordinario, no seremos capaces de resolver nada. La evidencia de eso son todos los vanos intentos de corregir la situación actual que han tomado los gobiernos.

No hay otros medios para corregir nuestro estado personal, con excepción de la educación y la formación integral.

Por lo tanto, una mujer que se siente muy mal porque no pudo encontrar una pareja con quien construir una familia y tener hijos, debería entender que es así cómo la naturaleza quiere obligarla a estar incluida en el mundo entero como una mujer.

Como resultado de estar incluida  en el mundo, que es el resultado de la educación integral, ella comienza a entender las conexiones que ella debe tener con los demás. Ella comienza a sentir cuán buena es esa conexión recíproca con el mundo.

Entonces ella conocerá al hombre adecuado y ellos comenzarán a aprender cómo ellos pueden apoyarse mutuamente el uno al otro, con el fin de elevarse al nivel espiritual y comenzar a ser uno, a pesar de que ellos puedan ser diferentes y permanecer cada uno en su propio ego.

Al instante la percepción personal cambia, todo funcionará de inmediato. Ellos querrán estar más fuertemente conectados y tener hijos de modo que la conexión mutua puede ser implementada espiritualmente. Este espíritu los obligará a formar una familia.

(77084 – De la “Charla sobre una nueva vida ” # 19 del 2 de Febrero del 2012)

Material Relacionado:

El hombre, la mujer y la divinidad entre ellos
Sólo el creador da el alma
La mujer es un deseo

¿Qué debe hacerse para asegurar la supervivencia de la civilización humana?

Opinión (de Evgeny Abramyan, científico ruso y futurólogo): “Para sobrevivir y preservar la civilización no existe prácticamente ninguna opción para la humanidad, sino la de detener la cadena interminable de guerras destructivas y aprender a resolver las contradicciones por medio de negociaciones y compromisos. Para empezar, las reformas radicales deben implementarse en el sistema de educación y en los medios de comunicación ya que estos influyen fuertemente en las actitudes y en los patrones de conducta de las personas. …”

“La publicidad y educación dirigidas a promover la tolerancia, la tranquilidad y la igualdad, suprimir la agresividad, el odio étnico y religioso, e imponer limites sobre el consumo donde sea excesivo. El uso de las tecnologías de información en rápido desarrollo, de las redes de información mundiales y de las educación a distancia, con el propósito de transformar la mentalidad”

Mi comentario: Los políticos y los líderes militares siempre han utilizado a los científicos para sus fines, lanzándoles migajas desde la mesa y obteniendo lo que ellos necesitaban. Una vez, Platón y Aristóteles les advirtieron a los científicos que no les divulgaran su ciencia a los políticos egoístas. Pero los científicos no pudieron resistirse, ellos querían su propio poder y dinero. Así que se vendieron a sí mismos y le han servido a los poderosos hasta hoy en día. En realidad, la ciencia debe estar oculta, como la ciencia de la Cabalá y revelarse sólo en la medida de su correcta utilización.

(77000)

Material Relacionado:

No vendas la sabiduría
La ciencia manejada por el egoísmo se convierte en un instrumento del mal
Ciencia: el momento de la verdad y las limitaciones

“El nivel global del mar podría aumentar hasta 70 pies”

En las noticias (de Rutgers): “Incluso si la humanidad se las arreglara para limitar el calentamiento global 2 grados C (3,6 grados F) como recomienda el Panel Intergubernamental del Cambio Climático, las futuras generaciones tendrían que hacer frente a niveles del mar de 12 a 22 metros (40 a 70 pies) más altos que en la actualidad, de acuerdo a un estudio publicado en la revista Geology……

“La diferencia en el volumen del agua liberada es equivalente al descongelamiento de todo Groenlandia y las capas de hielo del Oeste de la Antártida, así como de algunas de las capas de hielo del margen marino del Este de la Antártida, dijo H. Richard Lane, director del programa de la División de Ciencias de la Tierra de la National Science Foundation que financió el trabajo. “Esta elevación de los océanos modernos inundarían las costas del mundo y afectaría a un 70% de la población mundial……….”

“Esta investigación pone de manifiesto la sensibilidad de las grandes capas de hielo de la tierra a los cambios de temperatura, sugiriendo que incluso una modesta elevación de la temperatura, resulta en una gran elevación del mar”. El estado natural de la tierra con los actuales niveles de dióxido de carbono, es uno con los niveles del mar de alrededor de 20 metros más alto que en la actualidad”.

Mi comentario: El Diluvio no sucederá otra vez (como Dios lo prometió en la Biblia), sin embargo la naturaleza presionará sobre el egoísmo y de todas formas, lo forzará a la corrección, hasta que las personas ocupen su lugar en su sistema.

(76737)

Material Relacionado:

¿Qué es lo que realmente está afectando el clima de la tierra?
El cambio climático fue la causa de la crisis del siglo XVII
Refugiados del clima

El hombre del universo

Pregunta: Supongamos que tenemos un grupo de estudio integral, que necesita una guía, que se le diga con qué tendrá que lidiar, por qué proceso pasará ¿Con qué debemos empezar?

Respuesta: Para los nuevos miembros debe haber pláticas acerca del mundo, acerca de la nueva tendencia, acerca de la evolución basada en el ego, etc. Primero tenemos que preparar una seria base teórica de la perspectiva práctica de la historia humana, de la sociedad, y de nosotros mismos. La persona es gradualmente llevada a la pregunta de “¿Qué sigue?” Supongan que hemos explorado el mundo moderno, nuestro desarrollo, el desarrollo del hombre y toda la naturaleza, y hacia donde nos está llevando. Ni siquiera vemos la falta de libre albedrío, la dinámica de nuestro desarrollo, y el colapso del ego como la maquinaria, como la fuente de nuestra vida y de nuestro avance. ¿Llegamos a una crisis, qué sigue?

Después, por supuesto, existen diferentes metas en la naturaleza. Estamos ahora en tal intersección en la cual tenemos que cambiar totalmente nuestra actitud hacia el mundo porque el ego con el que crecimos antes, súbitamente ha dejado de funcionar.

¿Así que hacia dónde nos lleva? Está llevándonos a su negación. Vemos que en todos los problemas, en la depresión, en las drogas, en el terrorismo, e incluso en la crisis de la familia y de la sociedad. Lo principal y lo que más nos lastima, es la crisis económica porque nosotros, como bestias, necesitamos comer y proveer para nuestras necesidades básicas. Aquí nos encontramos en un estado en el que no seremos capaces de proporcionarlo necesario para suplir nuestras necesidades básicas, especialmente en el mundo que hemos creado a nuestro alrededor, un mundo que es una enorme jungla urbana, en la cual todos tenemos que hacer algo para obtener lo que necesitamos.

Es muy fácil destruir un mundo así. Es tan sensible a la más ligera falta de habilidad para adaptarse, que millones de personas pueden encontrarse privadas de comida, agua, y el suministro de energía y otros recursos. Ni siquiera podemos imaginar cuán delicado y frágil es el mundo que hemos creado, y si algo va mal, sólo un poco, colapsará como un castillo de naipes. Todo esto colapsará ¿y qué sucederá con nosotros?

Como resultado de nuestro desarrollo, nos hemos llevado a este estado tan inestable. Pueden imaginar ciudades en todo el mundo con una población de 20 millones de personas, pero incluso en ciudades con una población de 2 millones de personas, ¿qué sucederá cuando esas personas se vean privadas de comida, electricidad, agua, o un sistema de drenaje? ¡Este es el fin!

Existe una necesidad de cooperación mutua entre países, sin la cual no podemos arreglarnos. Ya ningún  país puede proporcionarse sus propias necesidades por sí mismo. Así podemos ver que el mundo es verdaderamente frágil e inseguro. Les estamos mostrando a las personas todo esto, explicando la tendencia general y por qué la naturaleza y el ego nos han llevado a este punto para que nos elevemos por encima de nuestro ego, porque en el estado presente, somos incapaces de adaptarnos a la naturaleza integral global ¿Cómo podemos estar mutuamente conectados a ella, es decir ser incluidos en esta integralidad, en esta esfera, en armonía, con nuestro ego?

Es por eso que necesitamos una guía por medio de la cual podamos mostrarles a las personas que hay otra forma de desarrollo. En el que nos cambiamos sicológicamente a nosotros mismos y a las personas, veremos el mundo no desde una perspectiva egoísta, sino desde una perspectiva altruista integral. Seremos capaces de formar una sociedad totalmente diferente que estará en armonía con todas las leyes naturales. Y entonces al no tener opción, la persona, la familia, la sociedad, el estado, la civilización, toda la humanidad llegará a tal armonía con la naturaleza que recuperaremos todo el frágil equilibrio en la tierra, interna y externamente, con el resto de la naturaleza. Esto es posible sólo si la persona deja de ser un individualista y se vuelve una persona del universo. Esto es lo que debemos llevarles a las personas.

Ahora veamos cómo puede hacerse esto: ¿Podemos abandonar la perspectiva del mundo egoísta, individualista? ¿Podemos cambiar los anteojos egoístas y ver todo a través de anteojos integrales? ¿Qué ganaré con eso? En otras palabras, tengo que cuidar de todos ¿Es esto posible? No debo tomarme en cuenta a mí mismo ¿Es eso posible? ¿Tengo que “olvidarme” totalmente de mí mismo? ¿Y qué hacer conmigo, con mi familia y mis parientes? ¿Cómo podemos aspirar a la cooperación mutua con los demás para que podamos formar una sociedad unificada?

¿Qué significa unificado? Es cuando cada uno de nosotros no se siente a sí mismo, sino sólo a la sociedad, como las hormigas, que sólo entienden su cooperación. Ninguna de ellas tiene un papel independiente, una meta por separado, tamaño o prioridad, sino que todas son operadas por una mente colectiva, un programa, y llevar a cabo meticulosamente todas las órdenes del programa. ¿Es esto posible? Hacia esto nos está llevando la naturaleza. En tal nivel llegaremos a la total armonía con ella.

¿Qué ganamos con eso? Aun cuando suene un poco a fantasía, estamos ganado la sensación de eternidad, la sensación de infinitud, porque todas nuestras sensaciones de hoy están dentro del ego limitado, mientas que aquí nos movemos a una sensación diferente, por fuera de nosotros mismos. Entonces la persona no siente más su propio cuerpo bestial, al elevarse al siguiente nivel, a la siguiente dimensión llamada “humano”, la cual no sentía antes. Ella ya no está más en su “animal”, sino que se eleva a un nivel superior. Hasta el día de hoy en realidad éramos animales más desarrollados.

(76929 – De la “Charla sobre educación integral” # 17 del 28 de Febrero del 2012)

Material Relacionado:

La decadencia del desarrollo egoísta
Entendiendo el método integral
Promocionando la idea de la educación integral

Sin transgresión, no hay mandamiento

En las Mitzvot y las transgresiones, sólo la intención es lo que otorga sobre nuestro sistema general, en la revelación de la Luz superior, en la habilidad de parecerse al Creador. Por supuesto, esto también incluye las simples relaciones del mundo corporal en relación a otros, al mundo, a la humanidad, a la naturaleza, y a la ecología, ya que tu actitud incluye todas tus sensaciones. Pero las Mitzvot y las transgresiones existen en relación a la conexión y semejanza o falta de semejanza con el Creador.

Es así en cada nivel, inanimado, vegetativo, y animado, mientras que el último nivel, el hablante, es el que ejecuta todas las transgresiones. Si el deseo de recibir en el nivel del hablante que va a conectarse con el Creador, que va a ser semejante a Él, hace algo que es opuesto a esta conexión, entonces eso es llamado una transgresión.

El “Israel” que anhela al Creador, es el que comete las transgresiones, mientras que las “naciones del mundo” no cometen transgresiones. Con ellos sólo existen las siete Mitzvot de los hijos de Noé. El hombre que por el momento no entra en el camino de ascenso directo al Creador, el cual es llamado “Israel” (directo al Creador), también necesita relacionarse de forma amable con otros: preservar la naturaleza, su balance y ecología, tener cortes judiciales, proporcionar justicia al nivel de la humanidad, no comer carne de un animal aún vivo, etc.

Pero las Mitzvot espirituales y las transgresiones pertenecen sólo a la escalera de los niveles espirituales, a las líneas derecha e izquierda. Sin ninguna sensación de transgresión, no serás capaz de descubrir tu inclinación al mal y no sentirás tu necesidad por la Luz que Reforma. De esa manera llegas a la línea media.

Por lo tanto está dicho, “No hay un justo en la tierra que no haya pecado”. Necesitamos descubrir todas las transgresiones de nuestro ego, ya que sin eso no tendríamos una necesidad de corrección. Si está escrito que “el justo está tan lleno de Mitzvot como una granada”, esto significa que al principio él descubrió dentro de sí el mismo número de transgresiones.

(76525 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 2 de Abril del 2012, El Estudio de las Diez Sefirot)

Material Relacionado:

El mal sirve al bien
Cambia todo el potencial malo por el bueno
El motor eterno que funciona en amor

Que pedir cuando sentimos dolor

Pregunta: Nuestra tarea es transformar los deseos rutinarios de la gente normal en una plegaria hacia el Creador. ¿Cómo lo hacemos?

Repuesta: Una madre entiende claramente porque llora su bebe, aun que el bebe no se da cuenta de por qué llora. El mismo principio se aplica aquí: Nosotros tenemos que transformar los deseos de la gente, de lo contrario ellos no se armonizarán con la Luz. La gente llora por sus problemas en sus vidas materiales, pero la Luz no responderá a sus quejas puesto que Él fue quien se los creó.

Está dicho: Ven al Faraón ya puesto que Yo he endurecido su corazón. Es el Creador quien arregla nuestros problemas y yo no puedo pedirle que nos libere de sus dificultades, entonces ¿por qué Él las ha mandado? Tenemos que ir a Él con una petición diferente, con nuestra petición para que nos ayude a elevarnos por encima de nuestras aflicciones y nos permita escoger aunque estemos atravesando por angustias, porque solo al hacer esto podemos percibirlo a Él. Así es como nos elevamos al otorgamiento más allá de la recepción.

Pero ¡somos incapaces de alcanzar este estado! Estamos profundamente sumidos en el egoísmo; sufrimos, nos esforzamos por deshacernos al menos del dolor así dado que somos incapaces de sentir el gozo.

Debemos exigir de Él: Dame el poder que me permita estar por encima de mi dolor. Nosotros necesitamos estar particularmente consientes de nuestra renuencia a experimentar dolor y nuestro deseo de estar por encima de esto: Deja que mi cuerpo sufra, pero aun así yo puedo estar un paso más arriba que mi cuerpo; la aflicción me ayudara a escapar de mis deseos egoístas. Si el sufrimiento desaparece, yo regresare al Faraón; sin embargo, si la aflicción persiste, hare todo lo que esté en mí poder para evitar el dolor.

Entonces, el sufrimiento es un prerrequisito necesario para hacerme huir del Faraón, de mi egoísmo. Pero ¿Hacia dónde corro? Le ruego al Creador por libertad: Dame una oportunidad para escapar y elevarme por encima del Faraón. Aun que yo trato con una pequeña parte del mal común, este es el tipo de trabajo que tengo que hacer conscientemente. Mi trabajo es no quedarme como un miserable animal, sino elevarme al nivel del ser humano. Tengo que darme cuenta que el nivel humano es más alto que el animal. Debemos dibujar una línea de separación obvia y rígida entre estos dos estados.

  • ·El animal en mi sufre. ¡Que sufra! Es solo mi egoísmo, es el Faraón, con su dolor y oscuridad que espesa el grado de la oscuridad egipcia
  •  Yo estoy por encima del sufrimiento esforzándome por otorgar.

Pero, ¿Dónde obtengo la energía para alcanzar esto? Soy tan débil que huyo del mínimo dolor. Cuanto más avance espiritualmente, más sensible me vuelvo y las cosas que antes eran muy fáciles para mí, se vuelve insoportable. No puedo tolerar nada en absoluto, ni siquiera los problemas físicos.

Con esto trabajamos diligentemente: Nos esforzamos por elevar nuestros deseos a través de los cuales nosotros tendemos a sufrir más y más. Encontramos la oscuridad egipcia en el lugar donde antes estuvo la Luz, pero de hecho nada cambia excepto el caculo nuestro de los eventos.

Así es como el buen Faraón se vuelve malo, un día con sol brillante se torna en oscuridad insoportable.

Tal estado nos parece sumamente deprimente y sombrío; debemos elevarnos por encima del creciente dolor y considerar el sufrimiento como ayuda.

Esta dicho que el Faraón trae a los hijos de Israel a la liberación, pero a condición de que ellos realmente se esfuercen por elevarse por encima de su egoísmo.

Ellos entienden que la aflicción los ayuda a elevarse por encima de sus problemas y a separarse del egoísmo, ya que nadie es capaz de acercarse de manera voluntaria al sufrimiento; instintivamente, la gente se aleja tanto de los problemas como le sea posible.

Entonces, el Faraón me ayuda al empujarme hacia afuera, mientras que el Creador me ayuda insensibilizando el corazón del Faraón. Mi tarea es pedirle al Creador que me conceda el poder de estar por encima y considerar el otorgamiento como mucho más importante que la recepción.

De lo contrario, simplemente estaré llorando de dolor como una persona que no está enfocándose en crecer y en vez de eso solloza por los múltiples problemas que tiene en su vida. Esto es lo que vemos hoy mientras la humanidad está yendo hacia una crisis. Las personas no tienen a donde ir; están desamparadas y por esto, ellas no quieren saber nada, Danos un antidepresivo, alcohol, analgésicos, sedantes, drogas, cualquier cosa que les ayude a desconectarse de su dolor.

Nosotros le pedimos al Creador que nos mantenga por encima de nuestro dolor para que no nos ensordezca, sino que más bien, nos de otra forma. Nuestro trabajo es abogar: Dame una oportunidad para otorgar y disfrutarlo. No debemos otorgar por el bien de recibir; tenemos que aprender como disfrutar del otorga. Si lo hacemos así, iremos más allá del conocimiento, y alcanzaremos el otorgamiento por el bien de otorgar, adquiriendo así satisfacción a través de un gran sentido de pertenencia en vez de hacerlo  por medio del llenado de nuestro egoísmo. No importa si sufrimos dentro de nuestros deseos egoístas; disfrutamos en nuestro sentido de pertenencia a Él. Estas son dos vasijas diferentes. Similarmente, la gente en este mundo  está orgullosa y disfruta sirviendo a aquellos a quienes considera dignos y grandes.

Así es como nos preparamos nosotros mismos; otros nos seguirán. De hecho, un enorme deseo de estar satisfecho se esconde tras la fachada de nuestra civilización. Nuestra meta es corregir este deseo; de lo contrario, la gente continuará sufriendo en vano.

(74888 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 9 de Abril del 2012 “Preguntas y respuestas sobre el Congreso de Brasil”)

Material Relacionado:

Las dos caras en mí
Aprendiendo a utilizar al faraón
Los problemas de faraón

Sucederá