entradas en '' categoría

Convirtiendo lo malo en bueno

Pregunta: El Creador hizo la inclinación al mal y la buena inclinación. Está escrito: “Yo creé la inclinación al mal”. Entonces, ¿dónde viene la buena inclinación?

Respuesta: En realidad, no existe una buena inclinación. Existe sólo la inclinación al mal, que fue creada inicialmente por el Creador. Es por eso que Él nos dice que Él creó la inclinación al mal. Pero nosotros la corregimos con la ayuda de la Torá y la convertimos en la buena inclinación.

“Inclinación” es el deseo. El deseo permanece. Pero “al mal” significa que yo constantemente deseo recibir para mi propio beneficio, y entonces esto me perjudica porque yo me encierro en este mundo como un pequeño animal, viviendo los años que tengo que vivir. Este es el tipo de vida más miserable posible en la realidad.

La buena inclinación quiere decir que tratamos de unirnos en el grupo y ver que no somos capaces de hacerlo, y comenzamos a gritar en una oración común. Entonces, la Luz que Reforma viene y crea unidad entre nosotros, y dentro de esa unidad se revela la intención de otorgar, la Luz. Entonces, en vez de la inclinación al mal, tenemos la buena inclinación, el mismo deseo, pero con la intención de unirnos con el prójimo.

(77693 – Del 3º seminario de la Convención en New Jersey del 12 de Mayo del 2012)

Material Relacionado:

Todos los placeres del mundo
La inclinación al mal y la semilla de un alma
Re-emplazando una inclinación

Una pantalla es muy simple…

Pregunta: ¿Puede una persona adquirir una pantalla anti egoísta, si ésta sólo puede adquirirse a través del grupo? ¿O es el Creador el único que puede darnos una pantalla?

Respuesta: La Luz llega a través del grupo en respuesta a mi petición y construye una pantalla dentro de mí, la cual me ayuda a elevarme por encima de mi ego y a conectarme con el grupo. Una pantalla es un nexo de unión entre el grupo y yo, o entre el Creador y yo, que es la misma cosa. Ésta me ayuda a superar el egoísmo y, una vez que yo me eleve por encima de mí mismo, me conecto con la Luz, con el Creador, con la esencia del grupo que se revela en el centro del grupo.

No necesitamos otra cosa diferente a la pantalla. Existe mi deseo y existe el grupo en el que se encuentran la Luz y el Creador, y la pantalla me ayuda a conectarme con ellos. Así es como yo entro en el mundo espiritual: en el centro del grupo.

(77696 – Del 4º seminario en la Convención de New Jersey del 13 de Mayo del 2012)

Material Relacionado:

Una pantalla contra todas las dudas
La pantalla es un cálculo para el trabajo con el deseo
Un escudo contra el ego

Las peculiaridades de la percepción

Pregunta: Supongamos que un maestro entra en su “punto ciego” y no se da cuenta qué revela él en su poder sobre la gente y empieza a abusar de esto. En este caso, ¿debemos esperar pacientemente a que estos estados pasen o aun así debemos limitarlo a él?

Respuesta: Cuando esto sucede en un grupo psicológico normal, no debemos detenerlo, sino que debemos trabajar con él como con cualquier otra persona. Pero si estamos en un grupo avanzado que ya está más allá de las simples relaciones y actitudes egoístas, entonces debemos entender que el maestro puede aparecer como un egoísta, como una persona muy extraña, de humor variable, y dictatorial. Él puede aparecer de esta manera ante los estudiantes porque realmente está en un nivel alto, y es por eso que se comporta de esta manera. Está escrito: “No juzgues a tu amigo antes de alcanzar su nivel”.

Es por eso que siempre debemos entender que cuando se trata de amigos, es fácil tener una respuesta apropiada, puesto que podemos entender más o menos sus estados. Pero cuando esto viene del maestro, podríamos no entender sus estados, estos pueden parecer egoístas, dictatoriales, caprichosos y voluntariosos. Es posible que estos estados sólo nos parezcan a nosotros de esta manera, porque su nivel es más alto que el nuestro, y nosotros no percibimos adecuadamente cada estado siguiente.

(77348 – De la “Charla sobre educación integral” del 27 de Febrero del 2012)

Material Relacionado:

Cuatro condiciones
La labor del maestro
Un egoísta que valora el poder de otorgar

Mantente enfocado

Pregunta: ¿Puede un deseo físico, por ejemplo, el deseo sexual interponerse en mi camino espiritual?

Respuesta: Los deseos físicos por comida, sexo, familia, dinero, honor, poder, y conocimiento, no pueden interponerse en el avance espiritual de la persona. Nosotros no debemos tratar con lo que pertenece al cuerpo de manera separada.

Sólo debemos preocuparnos por el odio que sentimos hacia los amigos y luego hacia todo el mundo.

Si tú quieres comer cinco porciones en vez de una, eso es perjudicial para el cuerpo, pero no interfiere con el camino espiritual. Lo mismo ocurre con el sexo.

Así que pensar sólo en la conexión con el Creador a través de los amigos, y puedes dejar de preocuparte por todo lo demás.

(77366 – De la Convención en Brasil del 06 de Mayo del 2012, Lección 5)

Material Relacionado:

¿Qué deseos llenar?
El desarrollo espiritual puede ser aprendido de los bebés
El mundo es la percepción dentro de nuestros deseos

Intentos vanos de aferrarnos al pasado

lo largo de nuestra muy corta vida, el mundo atraviesa grandes cambios. La gente está totalmente confundida, la tierra parece estar cambiando más rápido de lo que podemos comprender. ¿Será que hemos perdido el rumbo y que no sabemos hacia dónde nos dirigimos? ¿O por el contrario, estamos examinando la situación en la que nos encontramos como si estuviéramos en un punto de inflexión que lleva a un nuevo camino por medio del cual podemos elevarnos a un nuevo nivel?

Por supuesto, hay un período de incertidumbre en la transición de un nivel a otro, de un estado a otro, cuando estamos entre los dos niveles, entre los estados estables, en una confusión total. La humanidad se siente muy confundida en estos días.

Estos son tiempos muy especiales, debido a que estamos viviendo en un mundo nuevo. Esta no es la vida que hemos estado acostumbrados a llevar durante años, no avanzamos directamente como lo hicimos de una generación a otra. Ahora hay un gran cambio repentino en las relaciones entre las personas, en nuestra actitud hacia la familia, hacia la vida, hacia el lugar donde vivimos, hacia nuestra nación. Todo cambia por completo. A pesar de que no lo percibimos en el momento y que suponemos que todavía estamos viviendo en el pasado, ¡esto se acabó!

Cuando empezamos a buscar el camino que hemos perdido, descubrimos un nuevo deseo especial que exige que nosotros encontremos la fuente de la vida, que descubramos para qué estamos viviendo, y por qué cambiamos. Que busquemos si existe un plan para nuestra vida, una meta, y si es posible descubrirlo con anticipación. ¿Es posible avanzar hacia este objetivo en la forma común, como hemos vivido durante siglos en este planeta, confiados en que nuestro avance nos está llevando hacia él? ¡Nosotros realizamos diferentes cambios y revoluciones enteras de manera instintiva, y vivimos de esa manera!

Ninguno de nosotros sabía qué estaba sucediendo. Aunque hubo muchos filósofos y adivinos, ninguno de ellos pudo predecir y explicar lo que estaba ocurriendo.

Pero hoy, realmente necesitamos esto. No podemos seguir adelante y vivir como lo hacíamos antes. Estamos viviendo en un caos total. Sentimos que tenemos que descubrir el secreto de la vida, su plan, y en qué dirección estamos desarrollándonos, porque sin esto estamos perdiendo nuestras bases. En el pasado nos desarrollamos siempre en el marco de la familia, lo heredamos todo de nuestros padres y vivimos con el fin de construir nuestra familia y pasar esto a nuestros hijos. Así es como transcurrió la vida de una generación a otra, en muchas familias a mi alrededor, y juntos avanzamos a lo largo de un camino familiar pavimentado. Pero hoy nosotros ya no sabemos nada.

Además, muchos científicos están advirtiendo abiertamente que nuestra situación es muy peligrosa, porque estamos destruyendo nuestro planeta y no tenemos ninguna esperanza para el futuro, ya que hemos agotado todos los recursos naturales y fuentes de energía. El mundo tecnocrático que hemos construido en los últimos 50 años, es el resultado de acciones destructivas sin sentido. Simplemente estamos matándonos a nosotros mismos al tomar lo que podemos de la naturaleza y quemar todo lo que hay en ella, como si no hubiera un mañana. Aunque todavía estamos vivos, esta es una vida sin esperanzas, sin perspectivas de un futuro mejor. Y además, estamos tan ciegos que esto ni siquiera nos preocupa.

En nuestra generación, descubrimos un estado muy especial y una pregunta muy especial acerca del sentido de la vida, la cual es evocada y en realidad arde dentro de nosotros. Hay personas que no pueden relajarse y que empiezan a buscar, intentando hacerlo por medio de múltiples métodos de la nueva era que se derivan de los diferentes estudios del misticismo. Pero entre estas personas hay aquellos que hacen preguntas más serias sobre el significado de la vida y que quieren llegar a una solución realista, científica. Ellos no creen en nada, y no tienen en cuentan las palabras e historias de otra persona, sino que quieren descubrir por sí mismos el proceso que están a punto de atravesar.

Por un lado, quieren comprender el pasado: ¿Hasta qué punto atravesamos este camino, no desde el comienzo de la vida en la Tierra, sino desde la creación del universo? Y no sólo lo hacen para descubrir qué nos ha traído hasta el punto que estamos hoy, sino para saber cómo seguir adelante a partir de aquí: ¿Qué va a suceder de ahora en adelante, de acuerdo al plan de la naturaleza? ¿Existe un plan y es posible descubrirlo, y vale la pena descubrirlo? Todo depende de si podemos influir en ella. ¿Seré capaz de dirigirme yo mismo correctamente? Esta es una pregunta importante que tendremos que responder.

(77199 – De la Convención en Brasil del 04 de Mayo del 2012, Lección 1)

Material Relacionado:

No vivas en el pasado sino en anticipación al futuro
Estamos enfrentando una gran confusión
El mundo espiritual no es misticismo

¿Una sociedad que protege la Naturaleza o el alma?

Pregunta: Tengo tres hijos, así que me preocupé mucho cuando usted dijo que nuestra generación está agotando todos los recursos naturales, y que no estamos dejándoles nada a nuestros hijos para que ellos puedan vivir. ¿Cómo podemos corregir esta situación?

Respuesta: Nuestra familia general consta de siete mil millones de personas y tenemos que pensar en todos, tenemos que preocuparnos por lo que le dejaremos a la próxima generación y no sólo a tus tres hijos o a nuestros nietos. Pero entre tanto, veo que nosotros estamos disfrutando de la vida, que estamos consumiendo los recursos vitales sin ningún pensamiento o sentimiento, y sin preocuparnos por los que vendrán después de nosotros. Este es sólo un ejemplo de cuan ciego es nuestro ego, y de que éste no entiende lo que está haciendo.

Si miramos el comportamiento de todos los países y de todos los gobiernos, podemos ver que nadie está pensando en el futuro. Nuestro único deseo es explotar más recursos de la tierra, producir más bienes, y luego desecharlos. El hecho de que al mismo tiempo estemos contaminando el aire y el agua, no nos detiene. He viajado mucho por todo el mundo y veo que incluso en países que no son industrializados, el medio ambiente está terriblemente contaminado. Casi no hay lugares que todavía sean naturales y estén limpios, todo está envenenado.

Este es un proceso natural, mientras nos maneje sólo la fuerza del ego. Si no hay otra fuerza que contrarreste el ego, la fuerza de otorgamiento que pueda equilibrarlo, éste nos matará. Nosotros no seremos capaces de detenerlo. Sólo un momento antes del final, sin tener otra opción, gritaremos, “¡Ayuda!” Y entonces seremos salvados. Pero es mejor no llegar a este estado, es mejor difundir la sabiduría de la Cabalá lo más ampliamente posible antes de que lleguemos a este estado.

Nosotros debemos entender que si luchamos como sociedad sólo en contra de la contaminación externa para proteger la naturaleza, esto no ayudará. Se nos han dado todos los problemas ecológicos con el fin de empujarnos en la dirección de la corrección del alma. Si sólo nos ocupamos de mejorar el medio ambiente, al hacerlo, no vamos a corregir nada.

Ahora los científicos están empezando a ver esto, ellos dicen que si empezamos a utilizar fuentes alternativas de energía para preservar el medio ambiente, sólo daremos lugar a otros resultados inesperados. Por ejemplo, los generadores que funcionan con energía eólica, los cuales son considerados como ecológicamente amigables, de hecho tienen un fuerte impacto sobre el calentamiento global que no justifica la energía que producen. Después de todo, estos empujan el aire a la tierra con gran fuerza, lo que causa más daño que beneficio.

Existe la ley de conservación de la energía. Nosotros no podemos producir energía de la nada. Incluso si usamos la energía solar, ésta tiene un impacto enormemente negativo en la tierra. Así que no podemos cubrir todo el planeta con paneles solares, estos no nos ayudarán a mejorar el medio ambiente, sino en realidad a hacerle daño.

En la naturaleza todo está dispuesto para que sólo al avanzar hacia la meta de la creación, logremos el equilibrio con la naturaleza. Todo lo demás que hagamos, sin importar cuán bueno pueda parecer, sólo causa daño. No importa cuánto intentemos proteger la naturaleza, nada ayudará.

Esto llega hasta tal punto, que podemos dejar de pensar en salvar el medio ambiente de la Tierra y los recursos naturales, en los desechos que contaminan, en el plástico que llena los mares y océanos, más bien debemos encargarnos sólo de nuestra corrección interna. Entonces todo se resolverá inmediatamente porque el nivel más alto corrige todos los niveles que están por debajo de él.

En El Libro del Zóhar y en el artículo “La Introducción a la sabiduría de la Cabalá”, escritos por Baal HaSulam, se nos dice que todo depende de la corrección del hombre, mientras que los niveles naturales inanimado, vegetativo y animado ascienden y descienden con él, sin ningún tipo de cuenta propia. Por lo tanto la protección de la ecología no nos ayudará. En su lugar, lo principal es cuidar de nuestra alma.

(77374 – De la Convención en el New Jersey del 09 de Mayo del 2012, Shamati # 25)

El criterio del éxito

Pregunta: Cuando una persona estudia de acuerdo al método integral, ¿cómo puede evaluar más adelante si ha tenido éxito en sus estudios?

Respuesta: Si la persona fue capaz de estar en contacto constante con su entorno, ya sea de manera virtual o física, y este contacto le sirvió como una forma de salir de sí misma e ir hacia adentro del sentido y sensación comunes, hacia el pensamiento y el movimiento comunes, hacia adentro de la búsqueda y el análisis de la meta, entonces el tiempo que invirtió, definitivamente no fue en vano. En otras palabras, salir de sí mismo hacia “afuera de sí mismo” debe ser una aspiración constante, así debe ser el movimiento de la persona, y entonces la vida será diferente.

(77345 – De una lectura introductoria “Ser un hombre, el futuro de la educación”, del 27 de Febrero del 2012)

Convención en New Jersey – 05.13.12

 

Convención en New Jersey, Lección 4

Vídeo: Reproducir ahora| Reproducir en Popup | Descargar

Audio: Reproducir ahora| Reproducir en Popup | Descargar

Convención en New Jersey, Taller 4

Vídeo: Reproducir ahora| Reproducir en Popup | Descargar

Audio: Reproducir ahora| Reproducir en Popup | Descargar

Convención en New Jersey, Lección 5

Vídeo: Reproducir ahora| Reproducir en Popup | Descargar

Audio: Reproducir ahora| Reproducir en Popup | Descargar