entradas en '' categoría

Unidad dividida

Baal HaSulam, “600.000 almas”: En realidad nada existe en el mundo, aparte de una sola alma, que está dividida por el egoísmo del hombre en 600.000 partes y una multitud de chispas espirituales.

Fue creada un alma unificada, y nada más. Sólo esto existe, y siempre estamos dentro de ella. Y si nos parece que esto no es así, es debido a que nosotros somos defectuosos. Para mí la vasija general se divide en mi “yo” y “otros” en vez de aparecer ante mí como un todo integral, en el que sólo existe el “nosotros”. Y todo mi trabajo consiste en la corrección de mi propia percepción.

Hasta ahora yo estaba en un mundo cuyas partes parecían estar desconectadas y carente de interconexión. Así es como estoy construido en el interior. De esta manera fue siempre cómodo para mí ver el mundo exterior, y estar en buenos términos con él. Sin embargo, hoy el mundo en el exterior está asumiendo formas diferentes: resulta que los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza están íntimamente conectados. Es cierto que esto no es tan importante para mí, pero la ecología también es importante ya que mis irreflexivas acciones evocan cambios desagradables en los fenómenos naturales.

Pero lo más importante es que la sociedad humana está volviéndose un único “mecanismo” para mí. Dicho de otra manera, el mundo de hoy está expresándose como una sola alma, una sola vasija, mientras que yo no quiero reconocer esa unidad. Yo veo que involuntariamente entro en el mundo, que la realidad literalmente me “empuja” adentro, aunque esto va en contra de mis deseos. Yo quiero seguir siendo un egoísta, pero la realidad del alma única se me está revelando.

Por lo tanto, la imagen del mundo roto sólo está siendo representada en el “espejo curvo” de la conciencia humana imperfecta. Cuanto más rápido entendamos esto y corrijamos nuestra percepción, más rápido lograremos el éxito.

(79185 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 28 de mayo del 2012, “600.000 almas”)

¿Qué nace en el centro del grupo?

Pregunta: ¿Qué hacemos nacer juntos en el centro común del grupo?

Respuesta: Cada vez en el centro del grupo, damos a luz la fuerza de conexión, unidad, garantía, otorgamiento, y amor por encima de nuestro egoísmo, en su fundamento, pero al elevarnos por encima de este. Y así, creamos la condición para la revelación de la Luz superior, un lugar para la revelación del Creador. Esto es llamado Shejina, ya que Shojen, el Creador, asciende al trono en esta.

El centro del grupo, desde la perspectiva de los deseos, es una sensación de la medida en la que queremos conectar juntos todos los deseos. El hombre ve que el mundo entero depende de él, y por otra parte, ve la medida en la que él depende de todo el mundo. Esta es una sensación doble. Por un momento, siento que yo permanezco en frente de un sistema perfecto; al próximo momento, veo que todo el sistema está roto debido a mi falta de participación en este.

Nosotros siempre revelamos dos cualidades polarmente opuestas. Pero al reconciliarlas por medio de la compensación con la Luz superior, alcanzamos la línea media. Esta línea media incluye en sí una multitud de componentes; no es necesariamente un camino directo sino algo en medio entre la línea derecha y la línea izquierda. No es simplemente su promedio, sino la compensación de la otra al 100%. Un ladrón al 100% y un filántropo altruista al 100% se conectan en el punto medio y usan ambas cualidades en toda su fuerza, pero no a medias.

(78660 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de mayo del 2012, “Charla acerca del Taller”)

Conectándonos a través del control central

Pregunta: ¿Existe nuestra realidad colectiva, o cada uno construye su propia realidad individual?

Respuesta: Nuestra realidad colectiva existe en similitud a la forma en que nos sentimos viviendo en un único mundo, pero todos lo sienten diferente. Ni siquiera podemos medir de qué manera es diferente nuestro sentimiento de este mundo. En nuestra superficialidad, no podemos ser incluidos en los deseos de otros, yo no puedo entrar en su deseo y tú no puedes entrar en mi deseo. Cada uno tiene su punto de vista elemental, que determina la singularidad de su personalidad, el cual recibió del Creador.

El Creador es nuestro común denominador, el factor que nos unifica. Sólo por medio de El podemos conectarnos. Por lo tanto, el centro del grupo es el punto de partida de ese lugar, que es llamado el Creador, o un deseo en el que Él es revelado.

Sólo en este punto central podemos entendernos uno al otro, y, al mismo tiempo, descubrimos que nunca seremos capaces de sentir lo que realmente está sucediendo en el deseo del amigo y lo que él siente. ¡Nosotros nos conectamos unos con otros sólo a través del Creador, e incluso entonces lo hacemos de manera inconsciente!

(78885 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de mayo del 2012, “Charla acerca del Taller”)

La paradoja de la elección

Opinión (Barry Schwartz, psicólogo): “Barry Schwartz aborda uno de los más grandes misterios de la vida moderna: ¿Por qué las sociedades que tienen gran abundancia, en las que a los individuos se les ofrece más libertad y opciones (personales, profesionales, materiales) que nunca antes, son testigos ahora de una epidemia cercana a la depresión? La sabiduría convencional nos dice que una mayor elección es por un bien aun mayor pero Schwartz argumenta lo contrario: Él presenta un caso convincente de que la abundancia de alternativas en el mundo occidental de hoy en día, es en realidad lo que está haciéndonos miserables”.

“Las infinitas elecciones son paralizantes, argumenta Schwartz, y agotan la psiquis humana. Esto nos lleva a establecer expectativas irrazonablemente altas, cuestiona nuestras elecciones incluso antes que nosotros las tomemos y censura por completo nuestros fracasos en nosotros mismos…Demasiadas alternativas quebrantan la felicidad…”

“La depresión clínica ha explotado en el mundo industrial en la última generación. Yo creo que un contribuyente importante, no el único sino uno importante, para esta explosión de depresión y también de suicidio, es que las personas tienen experiencias decepcionantes porque sus modelos son demasiado altos y entonces cuando ellas tienen que explicarse estas experiencias a sí mismas, piensan que son imperfectas. Y así el resultado neto es que nosotros en general, objetivamente hacemos lo mejor y nos sentimos peor…”

“Si algo de lo que habilita a las personas en nuestras sociedades para tomar todas las decisiones que tomamos fuera trasladado a sociedades en las cuales la gente tiene muy pocas opciones, no sólo las vidas de esas personas mejorarían sino que nuestro mundo también mejoraría. Esto es lo que los economistas llaman una Mejora de Pareto. Una redistribución de los ingresos para que todos estén mejor, no solamente la gente pobre, debido a la forma en la que nos atormenta todo este exceso de alternativas”.

Mi comentario: En cualquier caso, la integración racional y la redistribución (equilibrio) siempre trae beneficios para todos, incluso de acuerdo a las leyes de la economía.

(78245)

Comprendiendo la esencia de la crisis

Pregunta: ¿Es el método de la educación integral algo esencialmente nuevo?

Respuesta: Este es el método para superar la crisis. Esta es una ley de la naturaleza que confirman los estudios modernos. Ellos nos muestran la imagen de la transformación de la sociedad a un estado determinado. Por esta razón, sigamos adelante con este desarrollo y preparémonos para los cambios que se asume que superaremos a través del camino del sufrimiento, lo que significa ser empujados hacia la felicidad con un palo. Y nosotros hacemos esto a través del avance consciente y así, por el contrario, vemos un ascenso bueno y hermoso en esto.

Pregunta: ¿Cuándo podemos movernos del estado educativo hacia el estado de formación?

Respuesta: Solamente es posible la transición hacia el proceso de formación cuando las personas que toman los cursos de educación integral entiendan que la crisis es inevitable y constante. Esta nos llevará hacia un colapso común y hacia la bancarrota. Esto quiere decir que la única solución para la crisis es reorganizar al individuo y a la sociedad. Cuando las personas terminen de estudiar este tema y en general entiendan, estén de acuerdo y sean inspiradas por este, entonces nosotros podremos pasar a la formación.

(78376 – De Kab.tv “Ciudad experimental: Educación” del 3 de marzo del 2012)

Una acción de alta intensidad

Pregunta: Algunos amigos no pueden tolerar la tensión durante el taller porque para la persona es físicamente muy difícil…

Respuesta: Esto no es solo tensión física, sino también tensión mental, porque debes sentir, reaccionar y valorar todo esto. Todo esto te absorbe, simplemente esto te captura y es una acción de muy alta intensidad.

Pregunta: ¿Hasta qué punto es importante en este momento quedarse y hacer este esfuerzo y no rebajar la tensión saliendo a fumar?

Respuesta: No, esto no puede ocurrir de ningún modo. ¡No pueden hacer descansos para fumar! Uno debe vencerse a sí mismo y no tener miedo por su corazón o cabeza. Nada pasará con él. Esto realmente es una tensión muy fuerte, pero se pasa bajo la influencia de la Fuerza superior y por eso no puede haber ningún efecto colateral desagradable.

(78952 – De la lección virtual, “Fundamentos de la Cabalá” del 20 de mayo del 2012)

Creciendo interiormente y hacia arriba

Pregunta: ¿Cuál es el ascensor por medio del cual nos elevamos hasta el centro del grupo?

Respuesta: Yo me elevo al absorber los deseos y aspiraciones de todos los amigos. Yo mismo me someto y elevo a los demás al verlos como más importante que yo, y gracias a eso, recibo el poder de ellos.

Este poder me empuja y me permite adherirme al centro del grupo correctamente. En primer lugar, esto me ayuda a imaginar este centro, porque siempre estoy confundido y pierdo este concepto una y otra vez. Yo tengo que aferrarme a él como a la mirilla de un arma y corregirme constantemente a mí mismo.

Nosotros comenzamos de este punto central, porque trataremos con él todo el tiempo. Crecemos sólo con base en él, partiendo de este punto y elevándonos cada vez más. Crecer no representa solo una altura física, sino una creciente concentración de la conexión interna.

Por lo tanto, en los talleres futuros, tenemos que aclarar qué son deseo, sentimiento, y alcance, cómo están conectados y en qué medida, para que podamos alcanzar nuestra raíz en ellos, al Creador.

Este es un trabajo práctico que tenemos para llevar a cabo toda nuestra vida y no sólo en los talleres. Yo estoy constantemente en un taller conmigo mismo: antes de la lección, después de la lección, las 24 horas del día, para conectar “Israel, la Torá, y el Creador”. Tengo que escuchar a los amigos, no sólo cuando dicen ciertas palabras, y escuchar lo que dicen sus corazones. Yo recibo todas estas impresiones a través del centro del grupo, a través de todos.

El Creador nos trata como un sistema corregido, pero yo no lo veo de esta manera. En lugar de eso lo juzgo de acuerdo a mis deficiencias. Si yo corrijo un poco mi defecto egoísta, me uniré al concepto corregido del grupo, como el Creador lo ve. Para hacer eso no se necesita esperar al momento específico del taller: ¡Toda nuestra vida es un taller llamado trabajo interior, la obra del Creador!

(78967 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de Mayo del 2012, “Charla acerca del Taller”)

De lo grande a lo pequeño

Pregunta: Las ciudades pequeñas tienen un elemento demográfico especial: los adolescentes que han abandonado la vida social.

Respuesta: Ellos necesitan ser reclutados inmediatamente para hacer cursos de formación y convertirse en maestros e instructores de educación integral y que se les dé un salario completo. En última instancia, esto le costará mucho menos al presupuesto local de lo que están haciendo en la actualidad. Los adolescentes verdaderamente necesitan convertirse en especialistas serios.

Pregunta: Los jubilados son otra parte importante y activa de la población. Una cosa para tomar en cuenta es que entre el 70 y el 80% de los adultos mayores son mujeres porque los hombres viven vidas más cortas.

Respuesta: Las mujeres mayores son los miembros más fructíferos de la sociedad. Son ayudantes dedicadas en todos los aspectos, y especialmente cuando se trata de hijos y nietos, esto es lo más preciado para ellas. Ellas con mucho gusto trabajarían duro para cambiar sus vidas aunque sea un poco.

Yo no veo que los hombres jubilados sean tan activos o útiles como las mujeres a la hora de ser educadores. Los hombres son de alguna manera rígidos, mientras que las mujeres son flexibles incluso en edad avanzada. Es muy difícil trabajar con hombres de más de 50 años, ya que no responden. En contraste, las mujeres no tienen estas restricciones relacionadas con la edad.

Por lo tanto, creo que esta población de mujeres mayores es un suelo fértil para trabajar con las poblaciones de la ciudad. Ellas harán todo lo que haya por hacer. Ellas lo cambiarán todo. Tú puedes apoyarte en ellas sin nada que temer, ya que son un verdadero ejército.

(78456 – De la “Charla sobre educación integral” # 23 del 3/3/12)

Abundantes preguntas acerca de los talleres

Pregunta: ¿Aparece durante los talleres una sensación de irritación y odio mutuo?

Respuesta: No necesariamente. No debemos esperar eso. Pero si aparece, significa que podemos elevarnos por encima de eso. Pero en general, podemos estar en un campo tan benevolente que esto no aparecerá.

Pregunta: Una vez, yo llegué al taller muy desanimado y salí lleno de felicidad. Ahora, siempre estoy buscando esta tristeza antes del taller ¿Es esto correcto?

Respuesta: ¡No! ¿Por qué debo buscar algo, especialmente algo malo? ¡No deberías hacerlo! Yo me elevo de algo bueno a algo mejor.

Pregunta: ¿Es deseable que durante el taller no haya nadie caminando por ahí?

Respuesta: ¡No! Sólo si una persona tiene problemas con las funciones de su cuerpo, entonces no hay nada que puedas hacer; esto está por encima de la naturaleza ¡No hay otra excusa!

Naturalmente, todos los teléfonos deben ser apagados; todo en absoluto silencio: ahora, estamos trabajando en el ascenso al mundo espiritual, al próximo grado. Es posible que esto suceda durante uno de los talleres, o entre ellos; no importa, pero en general esta acción es el ascenso al grado espiritual.

Pregunta: ¿Cómo debe usted responder si el grupo sugiere que uno debe abandonar el taller porque ellos piensan que los está distrayendo?

Respuesta: Si el grupo piensa eso, la persona debe obedecer, puede que ella requiera de una explicación, pero en el momento tiene que dejar el lugar, y es muy importante que sea rápido, sin discusiones, dejar que los otros continúen uniéndose.

Pregunta: Algunas veces ocurren pausas durante los talleres.

Respuesta: ¡Surgen porque ustedes no quieren mostrar empatía! Porque ustedes no incluyen en sí mismos lo que dice el amigo. En ese caso simplemente obtendrían una imagen completa.

Es lo mismo en el aula de clases, a menos que sea una lección que se perciba sólo con la mente.

Pregunta: ¿Debe uno aferrarse solamente a este centro del grupo dentro de sí mismo?

Respuesta: No necesitas aferrarte a este centro. Si estás siempre tratando de ser incluido en los otros, inevitablemente te encuentras en el centro.

(78954 – De la lección virtual “Fundamentos de la Cabalá” del 20 de Mayo del 2012)

Girando toda la semana alrededor del punto central

Pregunta: ¿Cómo puedo yo limpiarme de todas las preocupaciones en mi vida privada y enfocarme en el trabajo interno sólo hacia el centro del grupo?

Respuesta: Esta es una pregunta de alguien que separa del grupo su vida privada, es decir su trabajo, su hogar, y familia, lo cual significa separar la corporalidad de la espiritualidad.

En general, estamos en nuestro deseo de recibir en el cual sentimos toda la realidad. Este deseo está dividido en muchos tipos, en cuatro fases en las que sentimos toda la realidad dividida en los niveles inanimado, vegetativo, animado, y hablante. Nosotros vivimos sólo en el deseo, y sentimos lo que se evoca en este; parece que esta es mi vida y mi mundo. No podemos sentir otra cosa diferente a este deseo, ni pensar ni entender nada más. Todo tiene lugar en él.

Si yo entiendo eso y me estabilizo de esta manera, toda mi vida se vuelve un taller que nunca acaba, y no sólo la hora semanal en la que vengo a una discusión especial. En el taller, hago un esfuerzo por alcanzar una realidad más verdadera con ayuda del entorno correcto en el cual siento la fuente y la raíz de la realidad, la fuerza superior, al Creador.

Aquí todo depende de cuán fuertemente me pueda conectar con el entorno correcto. En el taller es más fácil hacerlo porque veo a todos los amigos frente a mí. Pero además puedo imaginarme en esta situación todo el tiempo. Si realizo este trabajo toda la semana, eventualmente sentiré que aún existe una diferencia cuando me reúno con el fin de conectarme. Veré que la conexión que sentí toda la semana, que fue creada en el taller, es diferente en cualidad, en el nivel de unidad.

Por lo tanto, debo verme constantemente dentro del deseo de recibir, que traza para mí la realidad en la forma de este mundo, y a través de esta realidad, debo buscar su fuente que se alcanza mediante el centro del grupo.

(78881 – Dela 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de Mayo del 2012, “Charla acerca del Taller”)