Causa y efecto

Pregunta: La isla de Haití demuestra bastante bien lo irreversibles que son las leyes de la naturaleza. Por muchos años éste fue un país floreciente con un clima maravilloso y con una infraestructura relativamente desarrollada. Sin embargo, hace cinco años sucedió el terremoto, y la comunidad internacional invirtió trillones de dólares en la restauración de la isla.

Las Naciones Unidas organizaron la ayuda global, y pareció que todo iba a salir bien y que la vida en la isla volvería a la normalidad. Pero resultó que incluso los tremendos recursos que fueron inyectados en la isla no pudieron prevenir el caos y la destrucción.

Este es un ejemplo muy vistoso de que una vez que se pasa cierto punto, la naturaleza humana se vuelve irreversible.

Respuesta: Esto confirma una vez más que antes que nada, es necesario educar a la población. Y sólo entonces, dependiendo del grado de educación, puede dirigirse a la población hacia la formación de una nueva interacción social. El problema de la isla de Haití no puede ser resuelto simplemente mediante inyecciones de dinero. Si esos fondos no se hubieran proporcionado, los habitantes de la isla hubieran salido de la situación por sí mismos.

Comentario: No toda la isla sufrió daños por el terremoto. Pero aquellos que todavía tenían casas y podían alimentarse mediante la pesca se mudaron a las tiendas de campaña de las Naciones Unidas, donde se entregaba comida gratis. Surgieron clanes controlados por la mafia que pusieron a toda la isla bajo su poder. Las tropas de las Naciones Unidas se movilizan en tanques sólo en el día porque hay mafiosos en todos lados. Y esos mafiosos aniquilan cualquier intento de la isla por salir de la situación existente.

Respuesta: Alguna vez hicieron lo mismo en África.

Repito una vez más que la educación, un sistema de educación universal, debe anteceder a todas las transformaciones. Si no queremos que la humanidad avance mediante crisis y atroces guerras mundiales, ¡primero tenemos que organizar nosotros un sistema de educación!

Ustedes afirman que la causa de todo es la crisis, y que por lo tanto debemos cambiar la sociedad y la naturaleza humana, volviéndolas integrales e interconectadas. Pienso que aquí nuestras opiniones difieren acerca de cuál es la causa y cuál es el efecto.

Desde mi punto de vista, la causa es el movimiento de la fuerza de la naturaleza que está constantemente empujándonos hacia el nuevo estado de evolución. Dado que ya pasamos por todos los estados evolutivos previos, justo ahora estamos moviéndonos hacia el próximo. El próximo estado de la humanidad es la integridad, globalidad. La naturaleza está moviendo todo hacia la integración, hacia la equivalencia consigo misma.

Justo como todo en la naturaleza, por ejemplo, las diferencias en la presión y la temperatura, se mueven hacia la coordinación y la entropía, el mismo proceso está sucediéndole a la humanidad. Tiene que moverse hacia la integración porque la naturaleza está forzándonos y por lo tanto causando en nosotros la crisis que tenemos hoy.

No fuimos nosotros los que la causamos, sino el contraste de nuestro estado social contemporáneo con el estado al que debemos llegar. Esto es lo que sentimos como la crisis.

(77659 – De un programa de televisión “Ciudad experimental: Saliendo de la crisis” del 03 de Febrero del 2012)

Material Relacionado:

Alemania advierte sobre la posibilidad de una crisis tras otra ¡pero la cabalá dice que no hay crisis!
El déficit de confianza
La crisis del sistema educativo es la crisis de la humanidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta