Deleitando al Creador

Al eliminar de nuestro propio “yo” y dar oportunidad a que la Luz superior inunde todo el mundo, que lo llene todo, y se manifieste por todas partes, estamos dándole una enorme alegría al Creador, alcanzando nuestro propósito, y empezando a ser equivalentes con Él. Superamos nuestra vieja naturaleza, la anulamos y la convertimos en nada. De allí comienza nuestro desarrollo espiritual, como principio, como el semen en el interior de una madre que comienza a desarrollarlo.

En este momento tenemos que pensar qué el placer darle a Él para poder recibir placer de eso, para que la aspiración de complacerlo a Él se vuelva nuestro llenado.

De este modo, entramos gradualmente en la Luz superior. Esto lo discernimos escasamente, pero ya estamos pensando qué incidentes atravesaremos en nuestras sensaciones para comenzar a revelarlo a Él en la acción.

Si mi llenado viene como consecuencia de proporcionar un lugar para que el Creador aparezca y se revele a Sí mismo, para deleitarlo a Él, para agradarle, entonces esto será todo mi gozo. Nuestro trabajo comienza con esto. De este punto en adelante, nos encontramos en un estado de “No existe nadie más además de Él”, al anularnos a nosotros mismos y crear una oportunidad única para que Él llene todos nuestros sentimientos, nuestros pensamientos. Y, de hecho, en este caso sólo Él nos llena.

Tenemos que estar seguros de que al movernos de esta manera empezaremos gradualmente a entrar en un mayor contacto con Él, empezaremos a sentir con más claridad aquello que nos llena. Fuera del vacío, del ocultamiento, Sus propiedades y Su gobierno sobre nosotros se revelarán cada vez más. Empezaremos a sentir cómo los deseos y los pensamientos se crean dentro de nosotros. E iremos junto con esos deseos y pensamientos, entendiendo que todo viene de Él, y concordaremos con esto. Lo principal es mostrar y revelar al Creador dentro de nosotros cada vez más, a través de nuestra unidad común, a través de todos en el mundo. Trataremos de traer al mundo entero hacia este estado. Y estamos seguros de que lograremos este objetivo.

(76350 – De la Convención en Vilna del 24 de marzo del 2012, Taller 2)

Material Relacionado:

¡Exigimos Arvut (Garantía mutua)!
Mi nuevo “yo”
La primera reunión

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: