El beneficio puro de la persona

Aquellos a quienes se les da la oportunidad de escapar son los que han alcanzado el grado específico y deben revelar su inclinación al mal que puede ser corregida. Pero cuando se nos muestra un poco de nuestro ego, de inmediato queremos huir y escondernos. Tú corazón está siendo endurecido, se te ha quitado tu energía e inspiración, y tú  lo aceptas. Ya no estás en el tipo de espíritu correcto, giras a todo ritmo con una expresión amarga en tu cara.

Yo entiendo que la gente experimenta diferentes estados. Pero el grupo es capaz de crear una atmósfera donde la persona puede superar fácilmente estos descensos en un abrir y cerrar de ojos, sobreponerse a ellos de inmediato y empezar a valorar el otorgamiento por encima de su actitud.

Tú debes estar agradecido por el hecho de que tu espíritu ha sido alejado de ti, y que tu ego ya no esté participando en tu acción espiritual. De hecho, en este caso tus acciones sin duda serán realizadas con el propósito de otorgar.

No quiero hacer nada, no estoy de buen humor, y no siento la importancia, pero con mi mente entiendo que si yo fuera a hacer esto, ésta sería una acción de otorgamiento. Yo no tengo energía ni deseo hacer esto, pero puedo pedirlos. Y cuando ni siquiera soy capaz de pedirlos, puedo ir al grupo que me despertará y me dará un poco de inspiración.

¡Pero yo no pido el combustible, el espíritu correcto! Después de todo, si yo estuviera en el tipo correcto de espíritu, mi ego querría hacer estas acciones de inmediato. El ladrón correrá en frente de todos y gritará: “Atrapen al ladrón”. ¡Por eso quiero mantener mi mal humor! Por supuesto, yo no trato de permanecer en la desesperación, pero tampoco pido que sea corregida. Quiero que mi egoísmo permanezca alejado de lo que estoy haciendo ahora.

Y entonces, cada vez que hago algo, será una acción de otorgamiento. Después de todo, este otorgamiento no ocurrió sin mi deseo de disfrutar, sino sólo debido a que he recibido fuerza de Arriba: el sentido de la importancia y la habilidad. El Creador hizo todo esto a través de mí: El se invistió en mí y llevó a cabo esta acción. Este es el beneficio puro llamado semejanza con Él, y adhesión.

Y permite que la sensación siga siendo tan mala como lo fue antes. Yo no pido que ésta sea corregida. Esto me protegerá de agregar mi egoísmo a una acción espiritual. Por esta razón, a medida que continúas avanzando, el animal que hay dentro de ti seguirá sintiéndose cada vez peor, pero al mismo tiempo, el hombre que hay dentro de ti, seguirá sintiéndose  mejor, porque tú eres capaz de hacer acciones de otorgamiento por encima de todos estos sentimientos desagradables. Así, eres divido en dos partes.

 (76523)
De la 3º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 4/2/12, El Estudio de las Diez Sefirot

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: