El entorno crea conciencia

En las noticias (de Socioline.ru): “Los psicólogos y sociólogos han asumido largo tiempo que la conducta antisocial puede propagarse como una epidemia pero esta teoría sigue siendo discutible. Los experimentos han demostrado que las personas a menudo violan las normas de conducta aceptadas cuando ven que otros lo hacen. El “mal ejemplo es contagioso” se interpreta en términos generales: Al ver que alguien ha violado una de las reglas aceptadas, las personas se permiten a sí mismas violar otras reglas”.

De acuerdo a “la teoría de los vidrios rotos” de James Q. Wilson y George I. Kelling:

“A nivel  comunitario el desorden y el crimen están por lo general inextricablemente unidos en una clase de secuencia de desarrollo. Los psicólogos sociales y los oficiales de policía tienden a coincidir en que si un vidrio en un edificio se rompe y se deja sin reparar, todos los otros vidrios pronto se romperán. Esto es una verdad tanto en los lindos barrios como en aquellos que están en ruinas. La ruptura de los vidrios no sucede necesariamente a una gran escala porque algunas áreas estén habitadas por personas determinadas que los rompen, mientras que otras estén pobladas por los amantes de los vidrios, más bien un vidrio roto sin reparar, es una señal de que a nadie le interesa y por lo tanto romper más vidrios no cuesta nada”.

“Pero el vandalismo puede suceder en cualquier lugar si las barreras comunales, el sentido de respeto mutuo y las obligaciones civiles, disminuyen por las acciones que parecen señalar que “a nadie le importa”. Nosotros sugerimos que la conducta “sin intención” también conduce a la ruptura de los controles de la comunidad. Un barrio estable de familias que cuidan de sus hogares, que se preocupan de los niños de los demás y que desaprueba con confianza a los intrusos no deseados, puede cambiar en pocos años o incluso en pocos meses a volverse una selva inhóspita y aterradora. Una parte de las propiedades es abandonada, crecen las malas hierbas, se destruyen los vidrios. Los adultos cesan de regañar los niños ruidosos, los niños se envalentonan, se vuelven más bulliciosos. Las familias se mudan, se instalan adultos solteros. Los adolescentes se juntan en frente del negocio de la esquina. Los comerciantes les piden que se vayan, ellos se niegan. Comienza a haber peleas. La basura se acumula. Las personas comienzan a beber en frente del almacén, con el tiempo, un ebrio se desploma en la acera y se le permite dormir en ella. Los peatones son abordados por los mendigos”.

Mi comentario: El entorno moldea la conciencia y después la conducta de la persona y ella no puede resistirse a su entorno. La habilidad de formarse uno mismo de acuerdo a su deseo y decisión, se reduce a encontrar un entorno adecuado que lo forme. Entonces tú  libre albedrío es elegir a que aquellos que te “moldearán”.

(76911)

Material Relacionado:

El efecto de la masa crítica
A través de los anteojos de visión integral
Los problemas globales de la humanidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta