Intentos vanos de aferrarnos al pasado

lo largo de nuestra muy corta vida, el mundo atraviesa grandes cambios. La gente está totalmente confundida, la tierra parece estar cambiando más rápido de lo que podemos comprender. ¿Será que hemos perdido el rumbo y que no sabemos hacia dónde nos dirigimos? ¿O por el contrario, estamos examinando la situación en la que nos encontramos como si estuviéramos en un punto de inflexión que lleva a un nuevo camino por medio del cual podemos elevarnos a un nuevo nivel?

Por supuesto, hay un período de incertidumbre en la transición de un nivel a otro, de un estado a otro, cuando estamos entre los dos niveles, entre los estados estables, en una confusión total. La humanidad se siente muy confundida en estos días.

Estos son tiempos muy especiales, debido a que estamos viviendo en un mundo nuevo. Esta no es la vida que hemos estado acostumbrados a llevar durante años, no avanzamos directamente como lo hicimos de una generación a otra. Ahora hay un gran cambio repentino en las relaciones entre las personas, en nuestra actitud hacia la familia, hacia la vida, hacia el lugar donde vivimos, hacia nuestra nación. Todo cambia por completo. A pesar de que no lo percibimos en el momento y que suponemos que todavía estamos viviendo en el pasado, ¡esto se acabó!

Cuando empezamos a buscar el camino que hemos perdido, descubrimos un nuevo deseo especial que exige que nosotros encontremos la fuente de la vida, que descubramos para qué estamos viviendo, y por qué cambiamos. Que busquemos si existe un plan para nuestra vida, una meta, y si es posible descubrirlo con anticipación. ¿Es posible avanzar hacia este objetivo en la forma común, como hemos vivido durante siglos en este planeta, confiados en que nuestro avance nos está llevando hacia él? ¡Nosotros realizamos diferentes cambios y revoluciones enteras de manera instintiva, y vivimos de esa manera!

Ninguno de nosotros sabía qué estaba sucediendo. Aunque hubo muchos filósofos y adivinos, ninguno de ellos pudo predecir y explicar lo que estaba ocurriendo.

Pero hoy, realmente necesitamos esto. No podemos seguir adelante y vivir como lo hacíamos antes. Estamos viviendo en un caos total. Sentimos que tenemos que descubrir el secreto de la vida, su plan, y en qué dirección estamos desarrollándonos, porque sin esto estamos perdiendo nuestras bases. En el pasado nos desarrollamos siempre en el marco de la familia, lo heredamos todo de nuestros padres y vivimos con el fin de construir nuestra familia y pasar esto a nuestros hijos. Así es como transcurrió la vida de una generación a otra, en muchas familias a mi alrededor, y juntos avanzamos a lo largo de un camino familiar pavimentado. Pero hoy nosotros ya no sabemos nada.

Además, muchos científicos están advirtiendo abiertamente que nuestra situación es muy peligrosa, porque estamos destruyendo nuestro planeta y no tenemos ninguna esperanza para el futuro, ya que hemos agotado todos los recursos naturales y fuentes de energía. El mundo tecnocrático que hemos construido en los últimos 50 años, es el resultado de acciones destructivas sin sentido. Simplemente estamos matándonos a nosotros mismos al tomar lo que podemos de la naturaleza y quemar todo lo que hay en ella, como si no hubiera un mañana. Aunque todavía estamos vivos, esta es una vida sin esperanzas, sin perspectivas de un futuro mejor. Y además, estamos tan ciegos que esto ni siquiera nos preocupa.

En nuestra generación, descubrimos un estado muy especial y una pregunta muy especial acerca del sentido de la vida, la cual es evocada y en realidad arde dentro de nosotros. Hay personas que no pueden relajarse y que empiezan a buscar, intentando hacerlo por medio de múltiples métodos de la nueva era que se derivan de los diferentes estudios del misticismo. Pero entre estas personas hay aquellos que hacen preguntas más serias sobre el significado de la vida y que quieren llegar a una solución realista, científica. Ellos no creen en nada, y no tienen en cuentan las palabras e historias de otra persona, sino que quieren descubrir por sí mismos el proceso que están a punto de atravesar.

Por un lado, quieren comprender el pasado: ¿Hasta qué punto atravesamos este camino, no desde el comienzo de la vida en la Tierra, sino desde la creación del universo? Y no sólo lo hacen para descubrir qué nos ha traído hasta el punto que estamos hoy, sino para saber cómo seguir adelante a partir de aquí: ¿Qué va a suceder de ahora en adelante, de acuerdo al plan de la naturaleza? ¿Existe un plan y es posible descubrirlo, y vale la pena descubrirlo? Todo depende de si podemos influir en ella. ¿Seré capaz de dirigirme yo mismo correctamente? Esta es una pregunta importante que tendremos que responder.

(77199 – De la Convención en Brasil del 04 de Mayo del 2012, Lección 1)

Material Relacionado:

No vivas en el pasado sino en anticipación al futuro
Estamos enfrentando una gran confusión
El mundo espiritual no es misticismo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: