Llegando tarde a la salvación de tu alma

Pregunta: Aun cuando usted nos advirtió que no podíamos llegar tarde al taller, aun así tuvimos personas retrasadas ¿Hicimos lo correcto al sentir compasión por ellos y aceptarlos en el círculo común en lugar de hacer un círculo por separado para los que llegaron tarde?

Respuesta: ¡Es muy desconcertante cómo las personas pueden permitirse llegar tarde a esta clarificación! Es lo mismo que cuando el Arí invitó a sus estudiantes a ir a Jerusalén y realizar la corrección final, pero nadie llegó a la hora acordada. No entiendo cómo una persona puede llegar tarde a una reunión dedicada al trabajo espiritual.

Todo depende sólo de la preparación, de la concentración, del deseo de que suceda. Necesitamos comenzar a pensar en ello muchas horas antes del taller: Nada sucederá sin preparación, necesitamos preparar el deseo.

En la vida diaria, la sensación de hambre y otras necesidades surgen por sí solas gracias a las hormonas y a los procesos naturales en el cuerpo. Pero cuando se trata de lo espiritual, yo mismo necesito arreglar mi deseo a través del entorno. No hay ningún deseo en mí por algo espiritual que vaya a surgir por su cuenta como la necesidad por comida, sexo, dinero, poder, y conocimiento.

Se me dio sólo un único punto en el corazón para que pudiera desarrollar mi apetito espiritual a partir de este. Y todo lo demás aparte de este punto necesita venir del entorno. Antes del taller, necesito organizar tal entorno que me influya y llegue con un deseo ya preparado. De otra manera me perderé de las oportunidades, como si de pronto se me invitara a una comida de celebración abundante, pero no lo sabía y ya he comido una comida completa. Miro toda esta abundancia y no sé qué hacer con ella.

La preparación es esencial. Por lo tanto, las personas que llegan tarde y se lanzan hacia un grupo desde un mundo diferente, desde su trabajo, o desde una tienda; ellos causan daño. No pueden penetrar el círculo común inmediatamente, en el mejor de los casos sólo al final del taller son capaces de captar de alguna manera la sensación común, y por supuesto que interfieren con los otros.

Por lo tanto, no les deben dar la bienvenida con los brazos abiertos inmediatamente, sino verificar qué ha sucedido: ¿Es realmente el evento más importante en sus vidas? yo no dejaría entrar a los que llegan tarde. Es necesario cuidar por adelantado de no llegar tarde ya que estamos hablando de la salvación del alma. Después de todo, ¿no han venido a construir el lugar donde se  recibe un alma?

(78656)
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/21/12, “Charla acerca del taller”

Material relacionado:
Globalización, todos estamos en el círculo común
Qué sucede después de la corrección final

Despierta por lo menos la mitad del camino

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta