Protestando de manera constructiva

Pregunta: La protesta social está renaciendo hoy en Israel. Como la gente encuentra que los precios están excesivamente inflados, las personas se sienten “usadas” y esto los une.

Respuesta: Eso es correcto. Hay una impresión externa de que una protesta es capaz de conducir a cambios reales. Una vez bien organizados, es posible, por ejemplo, reducir doblemente el precio de los productos.

Sin embargo, el Creador intencionalmente nos muestra esta imagen engañosa: como si de esta manera pudiéramos corregir algo que Él ha arruinado y vivir felizmente. En realidad, al final no lograremos nada de esta forma, incluso si todos los cálculos apuntan a una mejora del bienestar.

Parece como si antes escasamente llegaba hasta el día de pago y ahora puedo inclusive gastar mi dinero en otras cosas. Pero el problema es que esto no ocurrirá.

Después de todo, el Creador quiere que nos elevemos por encima de nuestras vidas a través de estos “ejercicios”. Al igual que en un momento determinado, un padre comienza a aparecer ante su hijo a través de diferentes imágenes: amabilidad forzada, falsa frialdad, etc. Estas no son sólo diferentes expresiones faciales y cambios de tono; esto ayuda a que el hijo conozca el comportamiento de su padre. Un niño pequeño simplemente le tiene miedo a la severidad, pero un niño mayor piensa: “¿Por qué hace esto? ¿Qué quiere?” Una vez que madure un poco más, ya el hijo comprenderá las intenciones de su padre, ya ve lo que quiere enseñarle, y se une a su padre, a su amor y a su programa de formación: “¿qué es lo que él quiere mostrarle a mi deseo arruinado con su expresión de insatisfacción? ¿Cómo cambio este deseo para ver una sonrisa en su rostro?”

Después de todo, el Creador quiere que nos asociemos con Él, que percibamos su mente y sentimiento y ascendamos hacia un nuevo grado, en lugar de conocer las “caras” que está expresando este mundo. Y esa es la razón por la cual una protesta social no tendrá éxito y no hará nuestras vidas más fáciles.

Aquí la pregunta es: ¿estamos utilizando el despertar de la gente para llevarlos a lograr los objetivos que necesitan alcanzar hoy? Ha llegado el momento de explicarle la situación a las personas: No importa cuánto bajen los precios, no veremos ningún beneficio real. Una persona vive a través de sensaciones e incluso ir de compras con el dinero ahorrado no le ayudará, se le “programará” para que en lugar de sentir placer, se deprima más. En el trasfondo del bienestar, veremos una ola de suicidios o un aumento en el abuso de drogas.

Dejemos de hacer planes a corto plazo,  esperando vigilantemente para vengarnos de aquellos que nos roban. El robo no se limita a los magnates; sin embargo, no estamos hablando acerca de egoísmo humano, sino de aquel que está jugando con nosotros a través de estos ejemplos. Por lo tanto, tenemos que encontrar una explicación clara para que la gente poco a poco entienda lo que está sucediendo.

De una u otra manera, si la protesta no está dirigida hacia la unidad, cuando su propósito es vengarse de alguien, esto sólo dañará a las personas. Hablar de precios fuera de proporción sólo ciega a la persona y le cierra la boca en lugar de darle regocijo a su corazón y a su mente.

Si la humanidad en su totalidad no se eleva hasta el punto de entender la fuerza superior, el sufrimiento sólo se mantendrá creciendo. El Creador te quiere acercar, pero tú juegas con las etiquetas de precios y cantas consignas populistas. Esto sólo se convertirá en un mayor sufrimiento. Incluso si fueras a quitarle todo el dinero de los magnates, seguirías sin tener nada mañana. Porque despilfarrarías esos billones, se perderían los lugares de trabajo y las personas se quedarían sin ingresos, en lugar de lo que tienen ahora incluso si eso no es suficiente.

Necesitamos comenzar con la causa y no con la consecuencia: El Creador crea esta situación para que lleguemos hasta Él. ¿Las protestas sociales nos llevarán hasta Él? Lo hacen si nos empujan hacia la unidad. Pero si se trata de destruir y minimizar a alguien, entonces no.

Elévate un poco y mira lo que está impulsando todas las cosas. No hay nada que pueda hacerse sin cambiar la naturaleza humana, la cual determina el sistema actual. Cámbialo, eleva a las personas: esta es la solución. De lo contrario, por la felicidad de los que odian, llevarás las cosas hasta el punto de una revolución, como aquellas que ya han sido tan numerosas en la historia.

(78316 De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de mayo del 2012, “La esencia de la sabiduría de la Cabalá “)

Material relacionado:
El difícil trabajo contra el egoísmo
No hay vuelta atrás
Las protestas como una manipulación del mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta