Un cambio interno

El mero hecho de que una persona estudie según el método de la educación integral le cambia de tal manera que su paradigma y sus sentimientos cambian el mundo en el que vive y siente al mundo como un lugar totalmente diferente. Podemos decir que mediante la creación de un mundo imaginario para una persona, cambiamos sus parámetros internos naturales y psicológicos. En general, hoy en día nos desarrollamos de una manera absolutamente bestial y vemos que no podemos seguir existiendo de esta manera. Esto significa que podemos cambiar el mundo sólo con nuestra percepción, y esto es lo que estamos haciendo.

Aquí ya empezamos a sentir que un cambio interno real y profundo se está produciendo en una persona y podemos ver cómo cambia internamente y todo el mundo se vuelve diferente. La vida es básicamente una sensación de algo que realmente no existe; es simplemente cómo tú la sientas.

Así que tenemos que realizar constantemente un trabajo psicológico muy serio, en talleres, conociendo nuevas personas, en nuestros sentimientos, en las definiciones: ¿qué significa la realidad, relativa y objetivamente? ¿Qué es la sociedad? ¿Quién soy yo? y ¿cuál es el estado que debemos mantener ya que todo está cambiando constantemente y es muy impreciso?¿De pronto el mundo y yo nos convertimos en algo que es indefinido, dependiente, y en el que puedes llevar a una persona en cualquier dirección que desees: ¿a dónde vamos a llegar?

Debemos tener este sentimiento porque por una parte se refiere a las opciones que tiene una persona. Por otro lado, estos sentimientos deben ser libres, y una persona debe sentir que puede cambiar el mundo y a sí mismo y unirse a sí mismo con los demás. Otros también percibirán este mundo que es realmente una imagen pequeña que se congeló en nuestra imaginación, en nuestra impresión y que se puede cambiar.

Lo principal es representar la imagen correcta para una persona y lo que debería ser: una salida total desde sí mismo hacia afuera y el sentimiento de la única fuerza de la naturaleza, que es la fuerza del otorgamiento y del amor, de bondad y cooperación mutua. Cuando estabilizamos esta imagen, este sentimiento, en la mente de una persona y la sociedad lo apoya, empezamos a cambiar sin temor y realmente habrá una transición interna de la percepción egoísta de la realidad (hacia mí), a la percepción externa (saliendo desde mi interior).

(77155 De “Una charla sobre Educación Integral” 27 de febrero del 2012)

Material relacionado:

La fuerza que cambia al humano
La diferencia fundamental de una nueva vida
No huyas de la sociedad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: