Una fórmula para la vida

Los cabalistas escribieron sus libros para dos grupos de personas: Para el grupo llamado “el nivel de los ancestros”, personas como ellos que han alcanzado la espiritualidad y que serán enriquecidas por esos textos y se conectarán para poder llevar a cabo correcciones en el sistema general, preparando así nuestro ascenso, y también escribieron para “el nivel de los hijos”, que somos nosotros, para darnos algo a qué aferrarnos mediante lo cual podemos atraer la Luz que Reforma.

Estamos en el mismo sistema, pero no podemos evocar su influencia sobre nosotros por nuestra cuenta. Mientras tanto nos éste influye por sí mismo, y avanzamos mediante sufrimientos. Pero si evocamos las Luces, apresuramos el tiempo y comenzamos a avanzar más rápidamente al hacer el camino más fácil.

¿Cómo podemos hacer eso? De acuerdo al consejo de los cabalistas, llevamos a cabo diferentes acciones que son similares en cualidad a este consejo. Su atributo es el otorgamiento y así, de acuerdo al nivel y al estado en que estamos, necesitamos expresar nuestra disposición a otorgar. Nos entregamos “presentes” el uno al otro, nos conectamos, hablamos de ello durante las lecciones, y clarificamos las palabras de los cabalistas. Entonces nuestras inclinaciones, deseos, y esfuerzos se adaptan al sistema que ellos describen. Queremos conocer lo que estudiamos; queremos que sea revelado en nosotros, y entonces las Luces vienen a nosotros; aún no están reveladas, sino que son “circundantes”, y nos acercan a la revelación.

Entonces todo nuestro trabajo, toda nuestra vida, y toda nuestra existencia tiene que estar dirigida hacia evocar la Luz que Reforma. Esto es llamado “estudiar la Torá”. Se dice: “Yo he creado la inclinación al mal, he creado la Torá como una especia para ello, ya que la Luz oculta en esta, regresa a la persona a la Fuente”. Operamos de acuerdo a esta fórmula. Debemos examinar todos sus componentes para usarlos de manera adecuada con el fin de reformar cada componente y la fórmula como un todo.
(78891)
De la 4º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 5/24/12, “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”.

Material Relacionado:
La Luz de la libertad en el horizonte
¡Es tiempo para la Acción Espiritual!
Revelando la unidad de la naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta