Unidad dividida

Baal HaSulam, “600.000 almas”: En realidad nada existe en el mundo, aparte de una sola alma, que está dividida por el egoísmo del hombre en 600.000 partes y una multitud de chispas espirituales.

Fue creada un alma unificada, y nada más. Sólo esto existe, y siempre estamos dentro de ella. Y si nos parece que esto no es así, es debido a que nosotros somos defectuosos. Para mí la vasija general se divide en mi “yo” y “otros” en vez de aparecer ante mí como un todo integral, en el que sólo existe el “nosotros”. Y todo mi trabajo consiste en la corrección de mi propia percepción.

Hasta ahora yo estaba en un mundo cuyas partes parecían estar desconectadas y carente de interconexión. Así es como estoy construido en el interior. De esta manera fue siempre cómodo para mí ver el mundo exterior, y estar en buenos términos con él. Sin embargo, hoy el mundo en el exterior está asumiendo formas diferentes: resulta que los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza están íntimamente conectados. Es cierto que esto no es tan importante para mí, pero la ecología también es importante ya que mis irreflexivas acciones evocan cambios desagradables en los fenómenos naturales.

Pero lo más importante es que la sociedad humana está volviéndose un único “mecanismo” para mí. Dicho de otra manera, el mundo de hoy está expresándose como una sola alma, una sola vasija, mientras que yo no quiero reconocer esa unidad. Yo veo que involuntariamente entro en el mundo, que la realidad literalmente me “empuja” adentro, aunque esto va en contra de mis deseos. Yo quiero seguir siendo un egoísta, pero la realidad del alma única se me está revelando.

Por lo tanto, la imagen del mundo roto sólo está siendo representada en el “espejo curvo” de la conciencia humana imperfecta. Cuanto más rápido entendamos esto y corrijamos nuestra percepción, más rápido lograremos el éxito.

(79185 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 28 de mayo del 2012, “600.000 almas”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta