entradas en '' categoría

Los Talleres: No sólo debates verbales sino un ascenso a la unidad

Pregunta: ¿Cómo trabajo con el grupo con el fin de aclarar de forma correcta todo lo que ocurre conmigo?

Respuesta: En primer lugar, tarta de conectarte con los amigos. Deja las aclaraciones por ahora; tú no tienes las herramientas correctas para clarificar las cosas. Primero debes adquirir los medios, una vasija espiritual con la cual puedas clarificar lo que está sucediendo. Por el momento tu actitud hacia la vida está distorsionada.

Hoy en día tienes que construir una nueva vasija en el grupo, ya que las aclaraciones y todo en realidad, dependen de la relación mutua que la persona tiene con su entorno.

Pregunta: Estamos tratando de hacerlo en los talleres. ¿Cómo podemos aclarar de forma correcta las preguntas que usted presenta?

Respuesta: Tú debes querer conectarte con la base de mis preguntas. La pregunta en sí no es tan importante como todo lo que dices en las discusiones. Las palabras son necesarias para que nos elevemos por encima de ellas y pensemos constantemente en cómo conectarnos con los amigos. No importa las cosas incoherentes que el amigo pueda decir, yo me elevo por encima de esto y quiero conectarme con él. Tengo que ver a los amigos como los más grandes de nuestra generación, y por otra parte, yo les otorgo mi parte del otorgamiento general.

El trabajo toma lugar en dos niveles: abajo, odio y tosquedad; y arriba, amor y pureza. Si existen estas dos cosas, ya es un cierto tipo de vasija. Si alcanzas esta gran brecha entre la tosquedad y la pureza, entonces se revela la Luz, el Creador.

Hasta entonces, tú trabajas constantemente en los talleres, en las conexiones y en el estudio con el fin de alcanzar esta brecha, que para nosotros es la meta llamada “Monte Sinaí”.

 

(80331)
De la 3º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 6/08/12, “La Esencia de la Sabiduría de la Cabalá”

Material Relacionado:
Un estado corregido
Por sobre el odio hacia el amor
Monte Sinaí

Condiciones para aquellos que exigen la vida

Se nos dice en la Torá que al pie del Monte Sinaí, el Creador le dice al pueblo de Israel: “y ahora si ustedes deciden escucharme a Mi y mantener Mi pacto, serán personas privilegiadas por sobre todas las naciones”. Hay una condición para esto: “Les daré la Torá, lo cual significa el método de la corrección, si entienden tienen que cumplir la fórmula de la corrección, el plan de la corrección”.

El Creador lo da todo, las instrucciones y su cumplimiento, pero tú tienes que saber hacia dónde te diriges. Aquí se requiere cierto compromiso de parte del inferior, quien se comprueba a sí mismo: ¿está él de acuerdo con eso? Y si todavía no ha alcanzado el nivel del acuerdo, entonces puede volver a ocurrirle el exilio en Egipto y eventualmente nos encontraremos una vez más al pie del Monte Sinaí enfrentando la misma condición.

El acuerdo en nombre del inferior simboliza la necesidad de explicación, él necesita saber que realmente quiere esto y nada más. Incluso si no se le diera una condición tan estricta, aun así la aceptaría con su corazón y alma, pidiendo por ella y deseándola. La condición que le fue dada, le ayuda a aclarar lo que tiene que hacer realmente.

Así que ¿Por qué no llega la persona a la reunión en el Monte Sinaí con una solicitud precisa: “¡quiero ser corregido!, por favor, dame la Torá y la conservaré, a fin de brindarte alegría a Ti…”? El punto es que la persona alcanza esto como resultado de la ruptura. Ella tiene una deficiencia, pero no puede aclarar las cosas independientemente y así la Luz tiene que actuar primero. Por la Luz que se le revela, la persona siente la oscuridad, su punto en el corazón sube al Monte Sinaí y al mismo tiempo al pie de la montaña construye el “becerro de oro”. De hecho, ¿cómo pueden  todos sus otros deseos estar de acuerdo en elevarse al mismo nivel en el cual él ya está listo para trabajar en el otorgamiento, al realizar el trabajo de los sacerdotes?

La persona debe descubrir el área de su futuro trabajo, todo el grosor de la “montaña” desde la cima hasta la base. Por lo tanto, ella enfrenta esta condición. Ella puede negarse y “morir”, es decir, quedarse en el deseo de recibir, regresar a Egipto. El pueblo de Israel le exigió esto a Moisés más de una vez durante el viaje en el desierto. El ego constantemente pide volver a Egipto ya que Egipto es representado como una tierra fértil y abundante. Todo tenía abundancia allá, así que ¿cuál era el problema?

Egipto llena los deseos egoístas al máximo. A ellos nunca les faltó nada allá, excepto una cosa: Según la medida en la que has evolucionado tú sientes la oscuridad y el sufrimiento y entras en los “siete años de hambruna”, pero es hambre espiritual, una sed espiritual, en la cual no hay nada que reviva tu alma, sino sólo tu estómago. El deseo de recibir está lleno, pero en cuanto al deseo de otorgar, éste está en el exilio y en la muerte.
(80273)
Desde la 4º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 6/11/12, “Arvut” (Garantía mutua)

Material Relacionado:
Todo el mundo está ante el Monte Sinaí
Todo depende del deseo de la persona
La llegada del ángel de la muerte

Al borde de una actitud razonable hacia la vida

Hoy en día, sentimos no sólo que el mundo que nos rodea está invertido, es hostil y amenazante, sino también que nuestra propia naturaleza es hostil porque el egoísmo nos pone en estos estados, y no podemos dominarlos o destruirlos.

Nosotros estamos agotando los recursos naturales, aunque sabemos que dentro de 20 años éstos estarán agotados. ¿Y qué pasará entonces? No importa. Lo más importante es aprovechar al máximo, para acumular “papel verde” en el banco. Entonces, ¿dónde está el enfoque inteligente aquí? Nosotros fabricamos millones de artículos de plástico para tirarlos a la basura unos meses más tarde, y entonces el petróleo con el que fabricamos este plástico se habrá ido, pero ni siquiera pensamos en eso.

Todas estas manifestaciones hostiles de la naturaleza interna y externa hacia nosotros obligan a la persona “a encogerse” y esconderse en algún rincón. Ella no puede controlar ni esta naturaleza, ni la del otro, ni la suya propia, ni la externa.

Por lo tanto, nos encontramos en la necesidad de cruzar el punto de bifurcación. Ésta, agrega específicamente al reconocimiento del mal en nuestra naturaleza que nos posiciona en contra de la naturaleza externa y que no nos permiten considerarlo todo sabia, correcta y sensatamente. El ego nos obliga a ser atraídos por riqueza, honor, conocimiento y control, y a utilizar este recurso sólo de una manera perjudicial.

Todo esto es la revelación de los daños resultantes de lo que nos ha sucedido en los últimos 30 a 40 años. Hasta entonces nos habíamos desarrollado correctamente: La gente usaba la naturaleza cuando era realmente necesario. ¡Yo recuerdo que la garantía del primer refrigerador que compré fue de 18 años! ¡Hoy no existe nada de eso! Hoy en día todo está hecho a propósito para que el producto se descomponga tan pronto como sea posible. Incluso si no está descompuesto te llamarán para sustituir el viejo por uno nuevo con un descuento.

Resulta que cruzamos la frontera de la actitud correcta hacia la vida, hacia el mundo, y hacia la naturaleza. Y nosotros tenemos que reconocer nuestras malas relaciones con nosotros mismos, con los demás, y con la naturaleza. Y sólo después de eso será posible  hablar sobre el hecho de que hay un sistema para alcanzar la armonía.

Éste nos revelará un mundo enorme que no estará construido sobre opuestos, sobre la esclavitud absoluta y la total libertad, sino en la línea media correcta, es decir que todo será equilibrado. Entonces veremos que esta es la forma específica en la que funciona la naturaleza.

Por lo tanto, yo creo que las comunicaciones finalmente cambiarán, el péndulo se desplazará, la amplitud de su oscilación que se desvía en la dirección opuesta desde el estado original, llegará a su punto medio. Entonces, empezaremos a funcionar mutuamente, y no a través de dispositivos de comunicación, sino a través de la comunicación directa, de la comunicación interna con los demás, no verbalmente, no de manera externa, emocional, sino mediante la creación de un campo de comunicación mutua. Nosotros tenemos estas aptitudes para las cuales no necesitamos ningún equipo. Simplemente, sentiremos a todos y lo sentiremos todo como un todo colectivo.
(80243)
De una “Charla sobre Educación Integral” del 5/21/12

Material Relacionado:
Los infortunios del egoísmo se convierten en una vasija
Es imposible escapar del egoísmo global
Equivalencia entre el individuo y el colectivo

Y el temor ha superado a todos los seres vivos…

En las noticias (de Global News): “El  presidente Barack Obama instó a los líderes europeos a evitar una inminente crisis de la deuda en el exterior, que arrastraría al resto del mundo”.

“Él dijo a los europeos que deben inyectar dinero en el sistema bancario…”

“En su breve conferencia de prensa en la Casa Blanca, Obama también mencionó a Grecia, donde las elecciones podrían determinar si Atenas deja la eurozona, especialmente si el ala de izquierda Syriza, que está en contra del rescate, comienza a ser el partido mayoritario en el parlamento”.

“He advertido a Grecia que el retiro de las 17 naciones de la eurozona, significaría incluso mayores dificultades económicas que las medidas de austeridad que ya se han adoptado”.

“En su discurso inaugural Obama hizo hincapié en la importancia de una fuerte economía europea, diciendo “si hay menos demanda para nuestros productos en lugares como París o Madrid, esto significaría menos negocios para los fabricantes en lugares como Pittsburgh o Milwaukee”.

Mi comentario: ¡Cómo si ellos no quisieran esto! Pero qué pueden hacer ellos si no tienen soluciones y la solución que yo ofrezco para superar la crisis a través de un cambio en las personas y en la sociedad humana, les parece una utopía.
(80196)

Material Relacionado:
Del año 55 antes de nuestra era nos llega la oportuna sabiduría de Cicerón
El pago de la crisis: La violencia racial va en aumento en Grecia
Suavizando el desequilibrio

¡El narcisismo va en aumento!

En las noticias (de la revista Scientific American): “Un estudio reciente encuentra una disminución de la empatía entre los jóvenes en los EE.UU…. “

“La empatía es la piedra angular de la conducta humana y ha sido considerada como innata. Un estudio de reciente aparición, cuestiona sin embargo esta hipótesis al demostrar que los niveles de empatía han estado disminuyendo en los últimos 30 años”.

“La investigación, dirigida por Sara H. Konrath de la Universidad de Michigan en Ann Arbor, y publicada en línea en la Revista Psicología de la Personalidad Social, encontró que estudiantes universitarios auto-reportaron que la empatía se redujo desde 1980, con una caída especialmente fuerte en los pasados 10 años. Para empeorar las cosas, durante este mismo período, los estudiantes reportaron que el narcisismo ha alcanzado nuevas alturas”.

Mi comentario: Esta es la consecuencia del crecimiento exponencial del egoísmo a su valor máximo en nuestro tiempo, que ya no puede ser tolerado en la sociedad ni en su total oposición y violación del equilibrio con la naturaleza.
(80139)

Material Relacionado:
Los niños se han vuelto diferentes
Educación integral 2
Hay que estar felices por el crecimiento del egoísmo 

Egipto: Abundancia y vacío

Pregunta: La Torá describe a Egipto como un país de abundancia para nuestro ego. ¿Donde está hoy en día este “Egipto” con toda su abundancia?

Respuesta: En efecto, los hijos de Israel clamaron en el desierto por esos deliciosos alimentos que ellos comían en Egipto. Esa tierra era como una copa rebosante. Después de todo, “Nilo” es un nombre para la Luz de Jojma, que llena por completo el deseo egoísta.

De esta manera, Egipto ofreció la abundancia material, y por otra parte, recompensó a los hijos de Israel, a la gente que iba por el camino espiritual, con la Tierra de Goshén, el más rico de sus territorios en el que uno podía vivir en prosperidad. No es por casualidad que ellos se multiplicaron en Egipto puesto que allí los deseos egoístas viven dichosos y engordan.

Pero el problema es que un día un se levanta sobre Egipto “nuevo rey” y de repente o descubro que el egoísmo gobierna por encima de mí, y su poder es mi yugo. Y es entonces que los hijos de Israel clamaron a causa de su trabajo: “Quita toda esta abundancia, yo no lo quiero; para mí, esto no es vida. ¿Qué obtengo de todas estas fortunas, si estoy hundiéndome en la desesperación y en la impotencia y no sé para qué vivo?” Uno podría pensar, solo olvídate de eso y disfruta. Pero no, yo no puedo. Y no es que no esté tratándolo: simplemente no puedo, y eso es todo.

Y este es el “nuevo rey de Egipto” que ahora gobierna sobre mí y me muestra que mi vida es mala. De esta manera, el Faraón lleva a los hijos de Israel, más cerca del Creador. Ellos mismos no pueden dar solo paso, pero el Faraón hace que se sientan  vacíos, que se desesperen de la vida con todas sus fortunas. Ellos construyen las ciudades de Pitón y Ramsés, en otras palabras, tratan de tener éxito trabajando en un deseo egoísta: un coche nuevo, unas vacaciones exóticas, y así sucesivamente. Pero el resultado es un vacío aún mayor. Esto no les da nada a los “hijos de Israel” que hay dentro de mí.

Si unos cuantos cientos de años atrás le hubieras dado a una persona común lo que tienen hoy en día los pobres, a ella le hubiera parecido una gran riqueza: Tú tienes un lugar dónde vivir y dormir, tienes una mesa y una silla, tienes pan en abundancia y algunos alimentos en el refrigerador, no estás muriendo de hambre y puedes al menos alimentarte de alguna forma. Sin embargo, el deseo egoísta creció y ahora no siente satisfacción con las cosas materiales. Por el contrario, éste termina en “Egipto”, en la necesidad espiritual. No es casualidad que en los prósperos países escandinavos haya una alta tasa de suicidios, mientras que en África la gente muere de hambre, pero no tratan de quitarse la vida.

Por lo tanto, Egipto es la abundancia sobre la cual gobierna una creciente sensación de vacío. Esto es exactamente lo que está sucediendo con nuestro mundo. En esencia, el mundo está moviéndose hacia el éxodo de Egipto, puesto que ya no necesita de este Faraón, que le trae desgracias, con quién es imposible enfrentarse, y quien lo lleva a uno a la desesperación y a la impotencia. Al parecer, hay de todo abundancia, pero nosotros nos sentimos indefensos frente a los problemas modernos. Como resultado, las personas están listas para salir de Egipto, a pesar de que ellas no entienden qué están dejando y hacia dónde van.

De la misma manera, el pueblo de Israel no fue consciente de lo que estaba pasando y le gritó a Moisés “¿Hacia dónde estás arrastrándonos? ¿Qué estás conspirando contra el Faraón? ¿Por qué nos obligas a huir a través de toda esta desgracia? “Ellos no querían este escape en absoluto, pero Moisés y Aarón, es decir, los Cohanim, lo arreglaron para ellos desde Arriba.
(80270)
De la 4º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 6/11/12, “Arvut” (Garantía mutua)

Material Relacionado:
El Egipto del que mana leche y miel.
La piràmide ecònòmica
Moisés – El pastor fiel

Reconociendo el mal de una buena manera

Pregunta: Hay noticias de Europa acerca de la creciente crisis económica. Hay conversaciones sobre el establecimiento de las nuevas autoridades de gobierno. ¿Es esto “y hubo un nuevo rey en Egipto”, acerca del que nos habla la Torá?

Respuesta: El problema no son los políticos. Se nos dice: “Los corazones de los ministros y reyes están en manos de Dios”. La veleta nos muestra la dirección del viento y solo nosotros podemos cambiar su dirección, el grupo mundial de Bnei Baruj que trabaja muy duro, que experimentan descensos y ascensos.

Pregunta: ¿Qué quisiéramos que sucediera en Europa?

Respuesta: Quisiéramos que ellos, así como el mundo entero reconozcan el mal de una manera fácil. Después de ver y alcanzar el reconocimiento del mal, la gente también podrá ver la dirección hacia la bondad.

Por lo tanto, tenemos que difundir lo más ampliamente posible el mensaje acerca de la verdadera razón de todos los problemas del mundo y acerca de cómo corregir la situación. El mundo está en realidad en el estado del reconocimiento del mal, y la forma en la que suceda esto exactamente, dependerá de nuestro trabajo. Nosotros somos los intermediarios, que podemos dirigir a la humanidad hacia el camino bueno o hacia el malo, o hacia algo intermedio.

Nadie puede imaginar los desastres que pueden esperarse. La crisis indica que esto no es solo un colapso, sino el sistema global integral que se revela claramente en oposición al sistema egoísta. Los círculos son opuestos a la línea recta, y falta el eslabón entre ellos. En general, la humanidad no será capaz de sostenerse a sí misma, todo existirá en abundancia, pero no habrá comida. Este ya es un problema espiritual.

Ahora hay de todo en abundancia y suficiente para todos, pero mira lo que está sucediendo en el mundo, la disparidad entre las personas, la desigualdad, y los suicidios. Cada pocos segundos muere de hambre un niño. Esto no sucede entre los animales, pero si sucede entre los seres humanos.

La humanidad necesita desesperadamente la revelación del mal, pero de una buena manera. Espero que lideremos al mundo en esta dirección. De lo contrario el “destino ciego”, nos enviará este tipo de desastres y golpes, que se derivan de las Luces y las vasijas que están enfrente una de la otra. Cuando no hay “adaptador” entre ellas, esto lleva a la guerra y a la destrucción. Da miedo pensar siquiera en estos eventos, sobre todo si nosotros somos responsables de ellos.

No debemos esperar. Debemos comenzar a conectarnos tan pronto como nos sea posible.

Baal HaSulam dice en los “Escritos de la Generación Futura”: “Yo ya expresé mis visiones en 1933, también he hablado con los líderes de la generación y mis palabras no fueron aceptadas, a pesar de que grité y alerté entonces acerca de la destrucción del mundo, esto no dejó una gran impresión. Pero ahora, después de la bomba atómica y la de hidrógeno, creo que el mundo me creerá, que el fin del mundo está muy cerca. Israel será el primero en salir herido, como lo fue en la guerra anterior. Por lo tanto, es mejor aguijonear al mundo para que reciba el medicamento y de esta manera pueda vivir y existir”.

Este es nuestro trabajo. Sólo nosotros podemos cambiar las noticias.
(80265)
De la 4º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 6/11/12, “Arvut” (Garantía mutua)

Material Relacionado:
Es difícil reconocer que eres un egoísta.
Europa en crisis quiere atraer a las personas mayores
El secreto de la prevención de desastres

El día del Señor y la noche del Señor

Pregunta: Del artículo de Baal HaSulam del libro Shamati, “¿Qué es el día del Señor y de la noche del Señor en el trabajo”, puede aclarar por favor qué son “el día del Señor y de la noche del Señor” en contraposición a nuestros días y noches?

Respuesta: Se nos dice, ¿Por qué quieres tener el día del Señor? Éste es oscuridad y no luz. La pregunta es: ¿Qué es el día del Señor? Si uno se esfuerza por lograr la similitud de las propiedades con el Creador, entonces el día del Señor es un estado en el que uno es capaz de otorgar. No se trata de llenar los deseos de uno, sino que es un estado contrario a un deseo que ha sido llenado en el que uno exige sólo una cosa: obtener el atributo de otorgamiento, la propiedad de la fe por encima de la razón.

En otras palabras, dentro de los deseos que cambian constante, uno siente oscuridad y no desea que la Luz brille en ellos, porque eso significaría que uno está en un estado llamado “dentro de la razón”. El Creador quiere que obtengamos una nueva naturaleza, que nos permita sentir que sólo cuando nos elevamos por encima de la sensación de oscuridad, podemos aprender realmente a otorgarle a Él.

¿Qué podemos otorgar? ¡Sólo nuestra aspiración! Este es el punto en el que empezamos a agradecerle al Creador por hacernos egoístas, por darnos grandes deseos individuales con los que podemos jugar y, al hacerlo, aprender a ir en contra de ellos. Es como si el Creador quisiera llenar nuestros deseos egoístas y tuviéramos miedo de recibir de Él. De esta manera nos elevamos por encima de nuestros deseos; este proceso nos da la oportunidad de obtener un “regalo”, la ayuda del Creador, lo cual a su vez, nos permite darnos cuenta de que el poder de nuestra neutralización juega el papel de la ayuda real. Este es nuestro otorgamiento tangible al Creador.

Nuestra plegaria nunca es genuina, puesto que los deseos que surgen en nosotros son completamente egoístas. Por lo tanto, incluso si oramos para adquirir el atributo de otorgamiento, nuestras acciones todavía se originan en el deseo corrupto de recibir, el deseo que llevamos dentro de nosotros mismos, el deseo de conseguir “para nuestro propio bien”. Es por eso que nuestras demandas no son auténticas y se llaman “miskjak”, un juego.

Por otro lado, el Creador también juega con nosotros, como se nos dice que Él hace deporte (juega) con el Leviatán. Esto significa que el propósito, el cual es la conexión del Creador con las criaturas, es sólo por deporte (juego), no es cuestión de un deseo y una necesidad. En consecuencia, se hace posible defender y exigir que Él nos conceda la cualidad de otorgamiento de una manera  “no seria”, de tal manera que esto traiga a la equivalencia la seriedad de Él y la nuestra. Esto promueve nuestra semejanza con Él, la equivalencia de forma.

Todo lo que tenemos que pedir es que a la Luz constante del Creador, fluya por encima de nuestras condiciones internas que se producen a causa de las Reshimot. No hay nada que pedir, excepto “flotar” por encima de las Reshimot como si estuviéramos flotando sobre las olas, por encima de cualquier deseo que surja en nosotros y de todas las propiedades que tenemos. Nosotros debemos esforzarnos para elevarnos por encima de ellas con el fin de ser capaces de otorgarle al Creador.

Esta es la única cosa que podemos darle a Él, no hay nada más que podamos otorgar. Si no recibimos de Él el poder del otorgamiento, no seremos capaces de generar esta propiedad por nuestra cuenta.

Si a uno se le dijera que el conocimiento formal podría ser su beneficio del hecho de participar en Torá y Mitzvot, (en vez de la auto gratificación), uno diría: “Yo considero que esto es oscuridad, no luz”, puesto que este conocimiento lo lleva a uno a la oscuridad.
(79063)

Material Relacionado:
Una vela en el corazón
El alma es la unidad de la oscuridad y la luz
Los grados del ego creciente

Lección diaria de Cabalá – 06.13.12

 Preparación para la Lección  

Vídeo: Descargar 

Audio: Descargar

 Shamati # 45, “Dos discernimientos en la Torá y en el trabajo”  

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar 

 El Libro del Zóhar, extractos seleccionados “Bereshit Bet” (Génesis 2), ítem 55/1, Lección 120  

Vídeo: Descargar 

Audio: Descargar 

 Talmud Eser Sefirot, capítulo 2, parte 2, ítem 10, Lección 12  

Vídeo: Descargar 

Audio: Descargar

 “Arvut” (Garantía mutua), Lección 11  

Vídeo: Descargar

Audio: Descargar 

Una pista de carreras en vez de un complejo laberinto

Pregunta: ¿De dónde nos viene a nosotros la fe por encima de la razón?

Respuesta: Todo viene de Arriba, y lo único que depende de la persona es cuánto puede elevarse ella por encima de sus sensaciones con el fin de lograr la comprensión, la claridad, la unificación y la conexión.

Este despertar puede tener lugar a través del sufrimiento, lo cual es llamado “a su debido tiempo” (Beito). Pero si la persona recibe este despertar del grupo, se llama “acelerar el tiempo” (Ajishena).

Si la persona se despierta por medio de golpes, entonces ella pasa de nuevo a través de todos estos estados, desde el principio. Pero si el despertar proviene del grupo, este ya incluye la pantalla y la Luz Reflejada. Eso es debido a que, al ser incluida en el grupo, la persona ya llevó a cabo su trabajo, hizo esfuerzos, y atrajo para sí misma la Luz Reflejada.

Hay cuatro fases de HaVaYaH que la persona misma lleva a cabo, y por lo tanto el camino de la Luz y el camino del sufrimiento son dos caminos totalmente opuestos, como la Luz Directa y la Reflejada.

“La aceleración del tiempo” es cuando nosotros nos incluimos en el grupo, el cual comienza a construir instantáneamente en nosotros los instrumentos correctos o deseos para comprender al Creador. Mientras que el camino natural, “a su debido tiempo” solo establece en nosotros las condiciones previas para iniciar este proceso. Hay una gran diferencia entre los dos.

Después de todo, al recibir el sufrimiento, yo tengo que repetirlo todo una y otra vez con el fin de entender de dónde viene el sufrimiento y por qué. Este es un proceso extremadamente dilatado. Yo sólo corro de un lugar a otro mientras recibo los golpes, pero no avanzo, porque esto no me da entendimiento. Y sólo después de muchos golpes y de semejante sufrimiento, finalmente comienzo a ver el propósito y la causalidad de estos. Entonces ya comienzo a entender que, al parecer, vienen a mí para enseñarme.

La gente suele venir a preguntarme: “¿Por qué fui yo quien recibió este castigo desde arriba?” Esto es llamado el camino del sufrimiento.
(80376)
De la 1º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 6/12/12, Shamati # 121

Material Relacionado:
Viviendo para evadir la pregunta sobre el significado de la vida
No pospongas la corrección hasta mañana
Vuélvete un punto en el firmamento