Conferencia de prensa del movimiento Arvut

El 11 de junio, la casa de los escritores Israelíes en Tel Aviv organizó una conferencia de prensa del movimiento social Arvut, que reunió representantes de todos los tipos de medios: prensa escrita, radio, TV e Internet: News of the week, Satellite, Age, Reka, Nine, Zman.com, Mignews, etc.

Los representantes del movimiento hablaron de los objetivos y las direcciones básicas de su actividad y respondieron preguntas.

El movimiento Arvut se pronunció de forma muy fuerte en el cálido verano del 2011 cuando la realidad de la “aldea global” se proclamó en el movimiento de protesta en las calles de las ciudades israelíes. Las relaciones integrales, que se apoderaron del mundo, pusieron a todos en condiciones muy difíciles y dejaron a Israel, con sus enredados problemas, sin margen de error. La crisis rápidamente  disipa las ilusiones del pasado: si no aprendemos a vivir mediante nuevas reglas, seremos forzados a estudiar la ciencia de la supervivencia.

Entonces, la meta principal del movimiento Arvut es consolidar la sociedad sobre la base del principio de garantía mutua. Los desacuerdos y conflictos no deben confundirnos, aun cuando algunas veces parezcan irresolubles. Necesitamos elevarnos por encima de lo que nos divide y unirnos alrededor de soluciones comunes para todos los problemas.

El movimiento Arvut rápidamente se las arregló para unir a miles de personas de todos los estilos de vida. Sus materiales son publicados en páginas webs principales; publica panfletos, da conferencias y organiza seminarios en varias organizaciones. Junto con esto, el movimiento enfoca sus fuerzas en muchos problemas de gran importancia, cubriendo las audiencias más amplias.

La técnica de la educación integral fue desarrollada mediante esfuerzos internacionales. Los programas educativos del movimiento fueron presentados a la UNESCO y a la ONU. Ya son usados en las prisiones de los Estados Unidos, y en la Universidad de Šiauliai se firmó un acuerdo para usar la técnica de la educación integral en el proceso de educación.

En los medios, el canal de TV Israelí Arvut.tv se creó sobre la base del canal 66. Este sirve como plataforma para los programas acerca del tema de la garantía mutua, transmitiendo el concepto de unidad de la sociedad en una variedad de géneros, sin el cual ningún problema moderno puede ser resuelto.

Las mesas redondas en hebreo y ruso, que son llevadas a cabo con regularidad a través del país, son el proyecto estandarte del movimiento. Este esquema ya ha sido usado por docenas de ciudades, así como por las Universidades Tel Hai, Beit Berl, la Universidad de Haifa e incluso la Knesset (El parlamento Israelí). Aquí, entran en contacto puntos de vista polarizados, y los oponentes aparentemente irreconciliables encuentran un punto en común.

Este verano, el movimiento Arvut, junto con grandes organizaciones públicas como el movimiento juvenil Scopus, la asociación de centros comunitarios, el ayuntamiento de Judea y Samaria, Kulanana, la unión de voluntarios, Kenes Sderot le hevrah, el movimiento juvenil Bnei Akiva, la asociación de estudiantes israelíes, Tnuat a-Noar Be Yisrael, el movimiento juvenil Maccabi Hatzair, la organización Maace, el parlamento femenil israelí, y la organización femenil Ajoti (“Mi hermana”), están llevando a cabo una amplia campaña llamada “120 Mesas redondas: diálogo público o una posición colectiva”. En la consolidación de la sociedad, no podemos hacerlo sin la garantía mutua, y antes que nada, esto requiere de reestructurar los valores porque la sociedad cultiva valores basados en la división y la rígida competencia.

Durante los meses del verano, serán organizadas discusiones en mesas redondas simultáneamente en la mayoría de las ciudades del país; acudirán representantes de todos los niveles de gobierno. Esta campaña pública será finalizada en la Knesset en noviembre.

Por supuesto, los periodistas tenían muchas preguntas: “¿Puede el ideal de la garantía mutua combinarse con la cansada sociedad que no cree en nada? ¿Dónde está la garantía de que una colisión con la realidad de la cocina política israelí, no se convierta en una amarga decepción?

– “No somos una compañía de seguros”, Dijo Zion Alon, un consejero estratega del movimiento. “Sólo se puede garantizar una cosa: el fracaso de las formas del pasado nos ha puesto en el umbral de la degradación”.

“¿Pero no es éste un intento de negociar con aquellos que son culpables en esta situación condenada al fracaso?”

-“Nosotros no nos enfocamos en tratar de negociar, sino en cambiar el enfoque para resolver los problemas”, dijo Igor Dion, cabeza del departamento de habla rusa del movimiento Arvut. “Encontramos una base firme en los intereses comunes, y sólo en este nivel comenzamos a estar de acuerdo el uno con el otro. Cualquier otro enfoque automáticamente hace que el más fuerte tenga la razón”.

La palabra “utopía” se mencionó una y otra vez entre la audiencia.

-En griego, significa un lugar que no existe, explicó Emma Sotnikova, secretaria de prensa del movimiento. “Necesitas crear este lugar para cambiar la relación entre las personas. De otra manera, Israel no tiene futuro. En el siglo 21, en la era de la información, el “cuarto poder” se convierte en el primero. Entonces, úsenlo para bien”, aconsejó a los periodistas.

Tras culminar la conferencia de prensa, las discusiones y las disputas continuaron en los pasillos, lo cual hizo obvio que los tópicos traídos a colación por el movimiento Arvut resultaron interesantes para los muchos invitados.

(80717)

Material Relacionado:

La garantía mutua o el amor a mí mismo, no hay una tercera opción
La ilusión de una ganancia personal
El folleto arvut: “cambiando las prioridades”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta