¿Cuánto cuesta mi corrección?

Pregunta: ¿Cuánto tengo que pagarle al Creador por mi corrección, como si pagara a un cirujano por una operación? ¿Cuál es el trabajo que tengo que hacer?

Respuesta: Todo lo que tienes que hacer es conectarte; en nuestro mundo no hay nada sino solo la conexión. Este mundo es muy simple. Tú pagas con tu esfuerzo; tienes que conectarte con todos y amarlos a todos con el fin de trascender del amor de los seres creados, al amor del Creador. Trata de alcanzar la regla más grande de la Torá: “Ama a tu prójimo como a ti mismo“, la regla que lo incluye todo, y entonces serás llenado con la Torá, con la Luz de Ein Sof (Infinito).

Parece tan simple, pero ese es el asunto más duro para nosotros. Tú puedes girar alrededor de este punto por mucho tiempo, como un perro que persigue su cola, y descubrirás que no está en tu poder el alcanzar la conexión. Encontrarás muchas excusas; lo pospondrás hasta mañana y sugerirás diferentes condiciones.

La persona no alcanza la conexión por sí misma; tiene que anhelarla y actuar por esta. Supongamos que te abrazo aunque no sienta que te quiero. Es por esta razón que te elijo porque siento cuánto odia esta acción mi deseo de recibir. Entonces esta es la brecha entre la acción y el deseo, la cual atrae la Luz y me da un nuevo deseo.

Es de común conocimiento que la gente adopta niños e invierte mucho en ellos hasta que ellos empiezan a amarlos como si fueran sus hijos biológicos. Si un hombre se casa con una mujer que tiene un niño, él debe invertir en el niño con mucho más esfuerzo que con su propio hijo. Esto es así porque si fuera mi hijo, naturalmente él sentiría que soy su padre, pero otro niño no me ve como su padre y además yo sé que no es mi hijo, y entonces tengo que invertir en él mucha más fuerza. Tengo miedo de que de pronto me irrespete o de que me odie porque él es un extraño para mí.

Pero gracias al hecho de que invierto en él más que en cualquier cosa, empiezo a amarlo más que a mi propio hijo, en el cual no invierto tanto. Todo es determinado por los esfuerzos realizados; por consiguiente, no hay nada más que puedas hacer sino invertir tus fuerzas.

(79509 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 31 de Mayo del 2012, Estudio de las Diez Sefirot)

Material Relacionado:

La difusión es la correción de mi “yo”
Todos pueden lograrlo
Convierte a un compañero en tu amigo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta