¡Déjenme en paz, yo no soy un orador!

Pregunta: ¿Qué puede hacer la persona cuando no es un orador por naturaleza, si es incapaz de puede salir, explicarse o hablar delante de la gente?

Respuesta: Debemos ponerla junto con otra persona más fuerte para que vea como esta última trabaja, para que sienta  envidia de ella. La envidia es un estímulo muy potente.

Por eso es importante ponerla junto con una persona fuerte para que vea, se inspire, arda, tenga celos de que esta puede y ella no. Y esto la hará avanzar. Tal vez no salga de ella un orador, pero podrá preparar el material, organizar mesas redondas, participar en las discusiones en vez de estar delante del público durante una hora. Hay personas que simplemente no pueden hacerlo.

Hay personas que simplemente leen un discurso preparado con anticipación o lo hacen según un plan. Pero existen aquellos como yo: que si tengo ante mí algo escrito, entonces no puedo hablar. Y todos lo saben desde hace mucho tiempo.
(79717)
De “Preguntas Generales” del 05/25/12

Material Relacionado:
La envidia en el grupo
Cómo convertirse en un verdadero instructor
Preparación para el taller

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: