Diferentes metas, la misma dirección

Baal HaSulam, “La esencia de la sabiduría de la Cabalá“: Esta sabiduría es ni más ni menos que una secuencia de raíces, que se descuelgan por medio de causa y consecuencia, mediante reglas fijas, determinadas, entrelazadas en una sola meta exaltada descrita como “la revelación de Su Divinidad a sus criaturas en este mundo”.

Todas las otras cosas que queremos alcanzar usando la sabiduría de la Cabalá no tienen nada que ver con ella. Es como usar un libro de física con la esperanza de aprender medicina o ir a clases de química para aprender ciencias políticas. Aquí, también es lo mismo: La sabiduría de la Cabalá está destinada sólo a ayudarnos a llegar a la revelación del Creador, punto. Si quieres eso, la sabiduría servirá como un medio para ti; si no tienes esa necesidad, haz lo que quieras.

Antes que el deseo de revelar al Creador fuera evocado en las personas en el transcurso de nuestra evolución, la sabiduría de la Cabalá no fue revelada para no confundir a las personas. Hoy, cuando este deseo es expresado en general y exige una respuesta, los cabalistas dicen que es el momento para que la sabiduría de la Cabalá sea revelada al mundo como un medio, como una solución.

Si están buscando milagros, o recetas para tener éxito en la vida, o cómo hacer del mundo un mejor lugar, o algún secreto, agua santa, hilos rojos, o alguna especie de promesa, la sabiduría de la Cabalá no les será ayudará de ninguna manera. Es una pérdida de tiempo y sería mejor que fueras con un adivino o un sicólogo. La verdadera sabiduría de la Cabalá, y no el misticismo que se vende bajo esta etiqueta, es sólo la revelación del Creador al ser creado y nada más que eso.

Baal HaSulam lo expresa muy simplemente: si tienes el deseo correcto por ello, adelante. Entonces tienes que preguntarles a los cabalistas: “¿Cómo debo usar la sabiduría de la Cabalá para revelar al Creador?” Ellos te dirán que existe la condición de “Ama a tu amigo como a ti mismo”. Debes organizar un grupo y en este, cumplir esta condición mediante el estudio y el trabajo mutuo en contra de nuestro ego con el fin de elevarnos por encima de este y alcanzar la meta.

Pero primero yo debo clarificar si la meta en mi vida está adaptada a la meta de la sabiduría de la Cabalá. Esto debe explicarse claramente a las personas, sin dejar espacio para la confusión. Por supuesto, cada uno se registra abiertamente por el bien de todos, pero si el deseo de la persona aún no está maduro, si aún no está listo para la revelación del Creador, no debe traerse por la fuerza.

Nuestro enfoque debe ser fuerte y claro: Los tratamos a todos con respeto y consideramos aquellos que tienen un deseo dirigido al Creador como miembros, amigos. Si no tienes ese deseo, la Cabalá no es para ti, disfruta de este mundo.

Hoy es una nueva era: Sobre el fondo de la impotencia y la crisis, el mundo entero está tomando consciencia del hecho de que tenemos que descubrir el mundo superior, al Creador, porque de otra manera no sobreviviremos y no seremos capaces de existir. Esta es ya una situación diferente en la cual, gradualmente, les hablamos a todos acerca del método hasta cierto punto. Entonces, comenzamos a enseñarles a las personas los principios de la garantía mutua, mostrándoles que es posible trascender  los problemas de la crisis actual y elevarnos a una vida de prosperidad a través de la unidad y del amor a otros.

No mencionamos la revelación del Creador al público general, más bien presentamos como meta una buena vida en el mundo. Mediante eso ya estamos en el mismo camino: De nuestra parte, es el principio de unidad de Israel, la Torá, y el Creador, y para los otros que nos acompañan, ellos quieren arreglar su vida corporal. Eventualmente, gracias al apoyo mutuo, todos nos conectaremos a la fuerza superior y la revelaremos, entonces hoy estamos tomando un camino con toda la humanidad.

El problema es que las masas sólo ven la supervivencia a la crisis y la prosperidad material, mientras que nosotros vemos ante nosotros la revelación del Creador. La meta es diferente, pero la dirección es la misma.

Así es revelada la sabiduría de la Cabalá al uno por ciento de la humanidad, y el método de garantía mutua está destinado al otro 99%. La garantía mutua es la misma sabiduría de la Cabalá pero sin los detalles y las fuerzas que operan en nosotros. Como nos dicen los cabalistas, las personas que no están maduras para eso deben recibir lo que es correcto para ellos.

(79528 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 01 de Junio del 2012, “La Esencia de la Sabiduría de la Cabalá”)

Material Relacionado:

La garantía mutua es el único regulador efectivo
Noventa y nueve más uno
El grupo más grande es el mundo integral

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: