El despacho que sirve de intermediario

Una acción espiritual difiere de una material, en que siempre procede a través del superior. Por lo tanto, yo no puede conectarme con los demás por mi cuenta. Hago esfuerzos con el fin de pedirle al superior que me conecte con los demás.

Si quiero elevar una oración, ¿cómo es posible llevarla a cabo ya que no puedo enviarle al Creador una tarjeta o un mensaje? Es por eso que le pido al superior que me ayude a llegar a un estado de oración.

Todo pasa a través del superior, yo no puedo realizar ninguna acción por mi cuenta. Sólo tengo que preparar mi “mitad de la moneda”. Y el avance se encuentra precisamente en ver en todo momento que la persona lo hace todo, sólo a través del superior. Es como si hubiera una estación de despacho intermedio frente a mí por medio de la cual pasan todas mis acciones.

Sólo si mi acción pasa a través del superior, Él añade fuerza en ella y devuelve una respuesta. Yo tengo que actuar a través de Él. Y esto se refiere a cualquier acción o pensamiento, “a favor ” o “en contra”. Sólo a través de esto llegamos a la adhesión.
(
79256)
De la 2º parte de la Lección Diaria de Cabalá del 5/29/12, El Zóhar

Material Relacionado:
Es tiempo para la acción espiritual

La audacia de una oración

Observándonos a nosotros mismos los extraños desde la línea media
 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: