El más grande placer

Pregunta: En los últimos años, hemos visto un fenómeno muy importante en algunos países europeos: 60% de las mujeres ponen el orgasmo sicológico como meta en una relación sexual, esto quiere decir general que no les interesa con quien están, mientras ellos aprendan a experimentar este placer. Esto lleva al hecho de que los hombres tienen miedo de actuar naturalmente y de cooperar con las mujeres, y la cantidad de divorcios ha incrementado bruscamente. ¿Puede la educación integral solucionar este problema?

Respuesta: La necesidad del sexo es una de las necesidades básicas del ser humano. Y así en la vida diaria, la gente está constantemente hundida en esto. Esta necesidad es evocada en ellos y los motiva, y la gente calcula cosas, y éstas forman la base de su necesidad.

En principio, la necesidad del sexo es básica, no porque sea “bestial” y nos permita dar nacimiento y garantizar la existencia de nuestras especies, sino porque esto nos permite estar en contacto uno con otro, lo cual nos saca a un estado muy único, porque este estado es tanto nuestro punto de inicio como nuestra punto final; vemos su forma final, la vemos como el momento de gran placer. Yo lo llamaría placer sexual, pero de hecho es la fusión de todas las personas juntas en un único deseo de llenado.

De acuerdo con la sabiduría de la Cabalá, esto es llamado acoplamiento superior. Las diferentes religiones también hablan de esto y muchas cosas están basadas en esto. Se refiere a la máxima conexión de todas las partes de la creación que se complementan unas con otras, todas las partes que otorgan y reciben que son llamadas masculino y femenino.

Ahora, la fase en la que nuestras percepciones relativamente pequeñas, conexiones bestiales y deseos sexuales, los cuales nos han provisto con ciertas actitudes de comunicación, conexión, familia y en la que las personas han jugado unas con otras o en la que se han usado unas a otros razonablemente bien, está llegando al final. No existe hoy ya que estamos moviéndonos en un nivel de necesidad totalmente diferente.

Por una parte, la gente está perdiendo la necesidad natural por el sexo de la forma en la que solía ser, se revelan los deseos por el siguiente nivel y no importa si son necesidades sexuales u otro tipo de necesidades tales como comida, necesidades diarias y demás. Nuevas necesidades del nuevo nivel aparecen y la gente no las comprende y no puede llenarlas. Ellos piensan que se las arreglaran para llenarse a sí mismos al utilizar viejos métodos.

Esto continuara creciendo. Estos deseos siempre se manifestaran de una forma cada vez mas exagerada.

Nosotros debemos explicarles a las personas que es la conexión con los demás la que los ayudara a entender que podemos ser llenados con todo, incluyendo el deseo que llamamos “sexual”. Estos pueden no tomar la forma de actos sexuales y no tener nada que ver con ellos. El más grande placer para la persona será su conexión integral con los otros, y no importa que no sea un acto sexual. El énfasis estará en la adhesión, mientras que nuestras relaciones sexuales gradualmente descenderán al nivel bestial, ordinario, ya que nosotros de hecho no somos dignos de nada más. Sin embargo, el placer, el llenado, se sentirán claramente en la conexión entre nosotros, y serán llamados el acoplamiento de los opuestos.

Pregunta: Entonces, ¿esto significa que las diferentes desviaciones, no necesariamente desviaciones sexuales, sino también comer excesivamente y abusar de los lujos, son el resultado de la inhabilidad de la persona para moverse al siguiente nivel de llenado?

Respuesta: Si, ella trata de llenar el nuevo deseo usando los viejos medios. Es de hecho imposible llenar estos deseos con los mismos viejos métodos, solo pueden llenarse al usar medios nuevos, redondos. Esto es la crisis.
(81238)
De una “Charla sobre Formación Integral” del 5/23/12

Material Relacionado:
Ese dulce sentimiento de amor
Mantente enfocado
La unidad del mundo yace en la armonía entre el hombre y la mujer

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta