Escapando de la sociedad de consumo

Opinión (Kennet Rogoff, profesor de Economía en la Universidad de Harvard y ganador del Premio 2011 de Economía Financiera del Deutsche Bank): “Muchos, si no todos, los problemas macroeconómicos más acuciantes del mundo están relacionados con la amenaza masiva de todas las formas de deuda…”

“Aparte de retorcerse sus manos, ¿qué deberían hacer los gobiernos? Un extremo es el remedio simplista Keynesiano, que asume que el déficit público no importa cuando la economía está en profunda recesión, de hecho cuanto más grande mejor. En el extremo opuesto están los absolutistas del tope máximo de endeudamiento, que quieren que los gobiernos comiencen a equilibrar sus presupuestos mañana (cuando no ayer)…”

“Por supuesto, hay una atractiva lógica con el fin de decir que los gobiernos deberían tener que equilibrar sus presupuestos al igual que el resto de nosotros, desgraciadamente, esto no es tan simple. Los gobiernos suelen tener miles de continuos compromisos relacionados con los servicios básicos, tales como la defensa nacional, los proyectos de infraestructura, de educación y el cuidado de la salud, sin mencionar a los jubilados. Ningún gobierno puede solo alejarse de estas responsabilidades de la noche a la mañana…”

“Pero por sobre todo, los votantes y políticos deben cuidarse de los enfoques seductores simples, para los problemas de la deuda de hoy en día…”

Mi comentario: Hay una solución pero no en el plano de la economía y de las finanzas, sino en el cambio de paradigma, de visión del mundo, de la sociedad y de la meta en la vida. Y la crisis nos golpeará hasta que comencemos a ser más inteligentes y aceptemos como necesaria la futura sociedad de consumo razonable, una sociedad de “La última generación”.

(80661)

Material Relacionado:

La economía de la felicidad
Hay solo un camino hacia una sociedad de crecimiento espiritual
Los griegos de clase media hacen cola esperando una sopa de caridad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: