Esclavitud es la carencia de la cualidad de otorgamiento

Cuando el hombre es rechazado una y otra vez de la unidad y la anhela de nuevo, él atraviesa por una cadena de situaciones llamada “exilio“. Comienza a sentir más y más que esto es el exilio ¿Exilio de qué?

Aquí hay toda una serie de aclaraciones: exilio de un buen estado, exilio del entendimiento, y exilio de lo que puede llenar mi ego. Pero yo comienzo a recibirlo todo a pesar de todo esto. No es importante lo que yo pueda sentir. Incluso si no siento nada, lo principal es que me elevaré por encima de este estado de manera que el exilio sea la falta de la cualidad de otorgamiento en mí.

Cuando yo me anulo, dejo de sentir mi estado. Si anulo mi “yo” (mi personalidad): Yo no existo, sólo el Creador existe y yo desaparezco en Él, entonces no me siento a mí mismo. Lo único que quiero es entrar a la cualidad de otorgamiento, este amor que llena todo a mi alrededor. Si hago tal esfuerzo, comienzo a sentir que realmente trabajo con Él en armonía. Y este movimiento ya es consciente y se expresa como el exilio correcto.

Yo comienzo a cambiar mis valores. Si antes sentía que el llenado, el entendimiento, la buena sensación, y todas las cosas personales eran sublimes, para mí ya no es así.

Ahora, lo más importante y lo principal para mí, es el anhelo por la cualidad de otorgamiento. Mejor aún, si me esfuerzo en ello, por encima de las situaciones imperfectas porque esto me da plena confianza, no es mi ego el que me impulsa hacia adelante.

Este me debilita, me siento mal, fuera de lugar, pero a pesar de esas situaciones, soy atraído hacia la cualidad de otorgamiento, hacia el Creador, hacia este campo que llena todo lo que está alrededor. Al anularme, me vuelvo transparente hacia este campo y la Luz superior pasa a través de mí.

Y entonces, de pronto, se revela el hecho de que el Creador me acompaña, como diciéndole a Moisés (a mi punto en el corazón) “Ven al Faraón”. Esto significa, que comienzo a ver que Él despierta mi ego en mí y al mismo tiempo Él me ayuda a estar conectado con Él ¿Por qué? Porque cuando Él despierta mi ego, Él despierta un gran sufrimiento. Y ahora, si yo puedo ser atraído hacia la cualidad de otorgamiento, no es por el llenado porque este es contrario a mi ego: entonces, él me ayuda a realizar mi primera restricción (Tzimtzum) y entonces voy hacia adelante mientras incremento mis esfuerzos en dirección hacia la cualidad de otorgamiento, a pesar de lo que yo mismo sienta.

Lo principal aquí es anularnos y ser atraídos hacia la cualidad de otorgamiento. En este caso ya estoy construyendo por encima de la vasija, el deseo, una pantalla y Luz Reflejada. Esta es la primera etapa espiritual.

Luego yo me dirijo, salgo hacia tal nivel, que me elevo por encima del “Faraón“. Este estado es llamado el “escape de Egipto”. Me elevo por encima de mi ego; ciertamente no huyo de este hacia ningún lugar, este existe en mí, sino que bajo la “pantalla”, y yo estoy por encima de ella. Este es el significado del “Éxodo de Egipto” en el que yo, en mi sensación, no estoy en la esclavitud del ego.

(74477 – Del Kab.tv de “Fundamentos de la sociedad integral” del 1 de Abril del 2012)

Material Relacionado:

La más costosa llamada a casa
Una alianza para atraer mutuamente la luz circundante
El final de la esclavitud en egipto está cerca

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: