La garantía mutua o el amor a mí mismo, no hay una tercera opción

Del artículo de Baal HaSulam, Arvut (La garantía mutua) (texto del artículo en negritas):

Y tú evidentemente encuentras que la entrega de la Torá, a la persona, tiene que ser retrasada hasta la salida de Egipto, lo que significa hasta que escape de su ego y decida que ya no quiere estar conectado a este.

Sólo entonces se convirtieron en una nación por cuenta propia. Ahora la persona está lista para conectarse con todos los amigos con el fin de desarrollarse por encima del ego.

Entonces todo lo necesario para suplir todas sus necesidades fue proporcionado por ellos mismos sin dependencia de otros. El grupo quiere establecerse de manera que sólo el atributo de otorgamiento resida entre los amigos con el fin de crear y estabilizar la fuerza con el fin de otorgarle al Creador.

Esto los calificó para recibir Arvut de arriba, y después les fue entregada la Torá. Mediante eso ellos se califican a sí mismos para la conexión llamada “garantía mutua”, que se estabiliza y revela para ellos, mediante la Luz que Reforma, llamada la “Torá”.

Resulta que incluso tras la recepción de la Torá, si un puñado de Israel traicionan y regresan a la inmundicia del auto amor… Esto significa que no está hablando del éxito final, ya que ellos siempre pueden regresar y caer y dejar la garantía mutua. … Sin consideración de sus amigos, la misma cantidad de necesidad que es puesta en las manos de aquellos pocos le dará a Israel la carga de proveer para sí mismos. Esto es porque esos cuantos no tendrán ninguna compasión de ellos. Si cada miembro del grupo no invierte todos sus poderes y añade a la garantía mutua, a la conexión mutua general, o si él deja completamente el camino, su poder hace falta en el sistema entero y por causa de esas personas todos descienden.

Por lo tanto, el cumplimiento de la Mitzvá de amar a mi amigo será impedido para todo Israel. La vasija es llamada “garantía mutua”, y la Luz, la sensación que la llena, es llamada “amor”.

Así, esos rebeldes causan que aquellos que observan la Torá permanezcan en su inmundicia de auto amor. Los “guardianes de la Torá” son aquellos que constantemente se preocupan por la conexión y por ello atraen la Luz que Reforma para que su conexión sea compatible con la Luz y crezca en intensidad hacia una conexión mayor con el Creador, esas personas constantemente se aferran a la Torá y a las Mitzvot (mandamientos), lo cual significa correcciones y conexiones que son cada vez más grandes y más complicadas.

…Porque ellos no serán capaces de ocuparse en la Mitzvá, “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, y completar su amor por otros sin su ayuda. Es necesario reforzar constantemente la garantía mutua, la conexión entre ellos, y es ahí que la Luz del amor se revela en una intensidad que crece constantemente.

Como resultado, todo Israel son responsables los unos de los otros, tanto del lado positivo como del negativo. “Israel”, que es el anhelo Yashar-El (Directo al Creador) es posible sólo mediante la garantía mutua. Por otra parte, sin la garantía mutua no hay Israel, lo cual significa que ellos no son llamados “Israel” si no hay garantía mutua entre ellos.

“Israel” y “garantía mutua” son sinónimos que simbolizan la vasija espiritual en la cual se revela la Luz.

En el lado positivo, si observan Arvut hasta que cada uno cuide y satisfaga las necesidades de sus amigos… la persona se preocupa por toda la vasija general, de manera que esté en garantía mutua y conexión por todos lados, en un sistema integral total.

Ellos pueden observar plenamente la Torá y las Mitzvot. Constantemente añaden correcciones a lo que se les revela. Por supuesto, a ellos se les revelan corrupciones, como fue escrito con los hijos de Israel en el desierto. Aquí se necesita la Torá, lo cual significa el estudio y la instrucción que les muestra cómo corregir las corrupciones que se les revelan después del éxodo de Egipto. Al elevarse por encima de su “Egipto”, los hijos de Israel comenzaron a estabilizar la nación de Israel, atrayendo la Luz llamada la Torá y al estar constantemente en guardia, listos para aprender cómo hacerlo. Esta acción, este proceso, es la “nación de Israel”, que avanza directo al Creador.

Ellos pueden observar plenamente la Torá y Mitzvot, es decir llevar contento a su Hacedor. Y esta es en realidad la meta y la razón para todo este trabajo. Sólo puede haber dos estados aquí, garantía mutua o auto amor, no puede haber algo intermedio.

(79657 – Desde la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 03 de Junio del 2012, “Arvut” (Garantía mutua)

Material Relacionado:

La conexión en garantía mutua

La historia del mundo: el camino de la garantía mutua
La garantía mutua no es un sueño rosa sino la vida real

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: